/ miércoles 29 de mayo de 2019

Cazarín veta a Portilla

Desde hace un mes, por lo menos, el auditor general del Órgano de Fiscalización Superior del estado, Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, tomó la decisión de reelegirse por siete años más en octubre próximo como titular del Orfis, para lo cual comenzó a desplegar una campaña de promoción personal mediática y política.

Así, además de amplias entrevistas publicadas en algunos medios de comunicación también tuvo la ocurrencia de promover hasta la firma de convenios de colaboración entre el Orfis y el Congreso local –como el signado hace ocho días para la implementación del Sistema de Información y Gestión Municipal Armonizado de Veracruz (SIGMAVER)–, no obstante que el órgano a su cargo, aunque constitucionalmente autónomo, está obligado por ley a apoyar y reportar a la Cámara de Diputados, a través de la Comisión de Vigilancia, la fiscalización de las cuentas públicas de las dependencias de los tres poderes del Gobierno del Estado, de los 212 ayuntamientos veracruzanos y de todas las entidades públicas desconcentradas o autónomas.

Hasta la semana anterior la estrategia le venía funcionando bien a Portilla, sin embargo algo ocurrió después de la firma del convenio para la implementación del SIGMAVER, ya que el miércoles 22, al día siguiente de este evento, el diputado Juan Javier Gómez Cazarín, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, declaró de manera personal que “para mí, no sería lo correcto, no es saludable”, sino que “tiene que llegar otra gente para ver cómo está esa dependencia y que cheque bien.”

“Yo no digo que esté haciendo un mal trabajo, pero ya le toca a otra persona ver cómo se está trabajando en Veracruz respecto a los sistemas de auditorías”, reiteró el líder de la bancada de Morena, muy cercano al gobernador Cuitláhuac García y al secretario de Gobierno, Éric Cisneros.

Inclusive, Gómez Cazarín expresó que Portilla “es un excelente empleado”, pero apuntó que “es como si dijéramos que el Presidente de la Nación ha hecho un buen trabajo y que demore 20 años ahí o 10 años, ¡tampoco!”.

El legislador sureño puntualizó que el próximo titular del Orfis debe ser una persona que “cubra el perfil, que sea eficiente, que quiera al Estado de Veracruz, que no se esté manchando las manos y que haga las cosas de manera correcta”.

¿Qué fue lo que ocurrió? No se sabe. Sin embargo causó extrañeza que sobre la firma del convenio para implementar el SIGMAVER la Unidad de Comunicación e Imagen del Orfis emitió dos boletines el mismo martes 21 de mayo, uno destacando la presencia de Gómez Cazarín y en el otro excluyéndolo, exaltando en cambio las palabras del diputado José Manuel Pozos Castro, presidente de la mesa directiva.

Desde hace un mes, por lo menos, el auditor general del Órgano de Fiscalización Superior del estado, Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, tomó la decisión de reelegirse por siete años más en octubre próximo como titular del Orfis, para lo cual comenzó a desplegar una campaña de promoción personal mediática y política.

Así, además de amplias entrevistas publicadas en algunos medios de comunicación también tuvo la ocurrencia de promover hasta la firma de convenios de colaboración entre el Orfis y el Congreso local –como el signado hace ocho días para la implementación del Sistema de Información y Gestión Municipal Armonizado de Veracruz (SIGMAVER)–, no obstante que el órgano a su cargo, aunque constitucionalmente autónomo, está obligado por ley a apoyar y reportar a la Cámara de Diputados, a través de la Comisión de Vigilancia, la fiscalización de las cuentas públicas de las dependencias de los tres poderes del Gobierno del Estado, de los 212 ayuntamientos veracruzanos y de todas las entidades públicas desconcentradas o autónomas.

Hasta la semana anterior la estrategia le venía funcionando bien a Portilla, sin embargo algo ocurrió después de la firma del convenio para la implementación del SIGMAVER, ya que el miércoles 22, al día siguiente de este evento, el diputado Juan Javier Gómez Cazarín, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, declaró de manera personal que “para mí, no sería lo correcto, no es saludable”, sino que “tiene que llegar otra gente para ver cómo está esa dependencia y que cheque bien.”

“Yo no digo que esté haciendo un mal trabajo, pero ya le toca a otra persona ver cómo se está trabajando en Veracruz respecto a los sistemas de auditorías”, reiteró el líder de la bancada de Morena, muy cercano al gobernador Cuitláhuac García y al secretario de Gobierno, Éric Cisneros.

Inclusive, Gómez Cazarín expresó que Portilla “es un excelente empleado”, pero apuntó que “es como si dijéramos que el Presidente de la Nación ha hecho un buen trabajo y que demore 20 años ahí o 10 años, ¡tampoco!”.

El legislador sureño puntualizó que el próximo titular del Orfis debe ser una persona que “cubra el perfil, que sea eficiente, que quiera al Estado de Veracruz, que no se esté manchando las manos y que haga las cosas de manera correcta”.

¿Qué fue lo que ocurrió? No se sabe. Sin embargo causó extrañeza que sobre la firma del convenio para implementar el SIGMAVER la Unidad de Comunicación e Imagen del Orfis emitió dos boletines el mismo martes 21 de mayo, uno destacando la presencia de Gómez Cazarín y en el otro excluyéndolo, exaltando en cambio las palabras del diputado José Manuel Pozos Castro, presidente de la mesa directiva.

martes 12 de noviembre de 2019

Orizaba-Ixtac: abusos letales

martes 13 de agosto de 2019

Cuitláhuac en la FGR

lunes 01 de julio de 2019

Zenyazen: no ve ni oye

viernes 28 de junio de 2019

Negociazo en tecnológicos

jueves 27 de junio de 2019

Cuitláhuac: lunes negro

martes 11 de junio de 2019

Veracruz: ¿continuará la 4T?

lunes 10 de junio de 2019

Nassón: sus otras ‘víctimas’

viernes 07 de junio de 2019

Yunes: a rendir cuentas

miércoles 05 de junio de 2019

Infiltrados en Veracruz

miércoles 29 de mayo de 2019

Cazarín veta a Portilla

Cargar Más