/ martes 12 de octubre de 2021

¿Cuántos más deben estar en la cárcel?

En Xalapa, Veracruz, Boca del Río y en prácticamente todas las ciudades la movilidad de la gente es ya mucha, nos hacen ver médicos que han estado en el frente de batalla contra el Covid-19.

Las plazas comerciales, los centros históricos y los mercados, por mencionar algunos puntos de concentración, están como si no existiera el coronavirus causante de la pandemia, nos indican.

También les llama la atención el desparpajo con el que conviven prácticamente todos los días, pero principalmente los fines de semana, miles de jóvenes que se dan cita en antros.

Nos señalan estos médicos que si bien las cifras de contagio y casos de muertes han disminuido, esto no quiere decir que ya se esté exento de contraer el virus y lo que ello implica: la posibilidad de sentirse muy mal, tener secuelas fuertes durante mucho tiempo o incluso morir.

Los médicos nos recuerdan las cifras que, hasta el domingo, había sobre el Covid 19: Veracruz está en la lista de las diez entidades con mayor número de fallecimientos por Covid-19, listado que está conformado de la siguiente manera:

Ciudad de México, 51 mil 452 fallecimientos; Estado de México, 31 mil 997; Jalisco, 16 mil 323; Puebla, 14 mil 821; Veracruz, 13 mil 751; Nuevo León, 12 mil 773; Guanajuato, 12 mil 179; Baja California, 9 mil 382; Chihuahua, 7 mil 985, y Coahuila, 7 mil 240.

También nos indican que a nivel nacional estaban registradas 282 mil 86 defunciones y que en Veracruz hay un acumulado de 119 mil 922 casos, se tiene 12 mil 955 casos sospechosos y mil 159 casos activos contabilizados por las autoridades de salud.

No se adelanten, hay que seguirse cuidando y continuar siguiendo al pie de la letra las medidas para prevenir el contagio de este virus que ha puesto de cabeza al mundo, nos señalan estos médicos.

Ahora fue detenido el último secretario de Finanzas y Planeación de la administración de Javier Duarte, Antonio N, a quien ayer un juez le dio prisión preventiva por un año.

Mucho se ha hablado de la corrupción que imperó en los últimos gobiernos. Todo mundo habla de que el dinero fue robado a carretadas, pero abogados que han seguido de cerca los casos denunciados nos hacen llegar estas preguntas:

¿Cuántos de los señalados por el pueblo y por exfuncionarios que los sustituyeron en los cargos, están pagando con cárcel sus supuestos latrocinios?

¿De lo que se afirma fue robado, que pudieran ser 10 mil, 20 mil o 30 mil millones de pesos, cuánto es lo que se ha logrado recuperar en beneficio de los veracruzanos?

Los años pasan, nos dicen estos abogados, y los veracruzanos ven que muchos, la gran mayoría, de los que presuntamente incurrieron en hechos delictivos, porque han sabido protegerse legalmente o porque se afirma han sabido negociar, han estado y siguen muy campantes y se les ve haciendo negocios o participando en política, sin que nadie los toque.

¿Antonio N es el único exsecretario de Finanzas al que se le puede abrir una investigación y encarcelarlo? ¿No hay más exfuncionario, de primero, segundo, tercero y más bajos niveles a los que se les debe abrir proceso?, preguntan los abogados.

En Xalapa, Veracruz, Boca del Río y en prácticamente todas las ciudades la movilidad de la gente es ya mucha, nos hacen ver médicos que han estado en el frente de batalla contra el Covid-19.

Las plazas comerciales, los centros históricos y los mercados, por mencionar algunos puntos de concentración, están como si no existiera el coronavirus causante de la pandemia, nos indican.

También les llama la atención el desparpajo con el que conviven prácticamente todos los días, pero principalmente los fines de semana, miles de jóvenes que se dan cita en antros.

Nos señalan estos médicos que si bien las cifras de contagio y casos de muertes han disminuido, esto no quiere decir que ya se esté exento de contraer el virus y lo que ello implica: la posibilidad de sentirse muy mal, tener secuelas fuertes durante mucho tiempo o incluso morir.

Los médicos nos recuerdan las cifras que, hasta el domingo, había sobre el Covid 19: Veracruz está en la lista de las diez entidades con mayor número de fallecimientos por Covid-19, listado que está conformado de la siguiente manera:

Ciudad de México, 51 mil 452 fallecimientos; Estado de México, 31 mil 997; Jalisco, 16 mil 323; Puebla, 14 mil 821; Veracruz, 13 mil 751; Nuevo León, 12 mil 773; Guanajuato, 12 mil 179; Baja California, 9 mil 382; Chihuahua, 7 mil 985, y Coahuila, 7 mil 240.

También nos indican que a nivel nacional estaban registradas 282 mil 86 defunciones y que en Veracruz hay un acumulado de 119 mil 922 casos, se tiene 12 mil 955 casos sospechosos y mil 159 casos activos contabilizados por las autoridades de salud.

No se adelanten, hay que seguirse cuidando y continuar siguiendo al pie de la letra las medidas para prevenir el contagio de este virus que ha puesto de cabeza al mundo, nos señalan estos médicos.

Ahora fue detenido el último secretario de Finanzas y Planeación de la administración de Javier Duarte, Antonio N, a quien ayer un juez le dio prisión preventiva por un año.

Mucho se ha hablado de la corrupción que imperó en los últimos gobiernos. Todo mundo habla de que el dinero fue robado a carretadas, pero abogados que han seguido de cerca los casos denunciados nos hacen llegar estas preguntas:

¿Cuántos de los señalados por el pueblo y por exfuncionarios que los sustituyeron en los cargos, están pagando con cárcel sus supuestos latrocinios?

¿De lo que se afirma fue robado, que pudieran ser 10 mil, 20 mil o 30 mil millones de pesos, cuánto es lo que se ha logrado recuperar en beneficio de los veracruzanos?

Los años pasan, nos dicen estos abogados, y los veracruzanos ven que muchos, la gran mayoría, de los que presuntamente incurrieron en hechos delictivos, porque han sabido protegerse legalmente o porque se afirma han sabido negociar, han estado y siguen muy campantes y se les ve haciendo negocios o participando en política, sin que nadie los toque.

¿Antonio N es el único exsecretario de Finanzas al que se le puede abrir una investigación y encarcelarlo? ¿No hay más exfuncionario, de primero, segundo, tercero y más bajos niveles a los que se les debe abrir proceso?, preguntan los abogados.