/ lunes 24 de junio de 2019

Cultura del desorden

Buen día apreciado lector:

Entendiendo por cultura el conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo, a una clase social, o a una época, hay que admitir que la cultura y su fomento y promoción en Veracruz pasa por uno de sus momentos más críticos.

Luego de varios años de gobiernos dedicados a saquear las instituciones, los hacedores y promotores de la cultura se han visto avasallados de igual manera.

No existen programas congruentes dedicados a entregar las diferentes disciplinas del conocimiento a la ciudadanía.

Los organismos, institutos de cultura, universidades, promotores, creadores, andan cada uno por su lado, a la deriva, sin rumbo fijo.

Destaca la labor y el esfuerzo de los que hacen la cultura independiente, quienes de manera estoica resisten las adversidades, lejos de los órganos oficiales y de la cerrada mente de funcionarios improvisados e incapaces de comprender las costumbres, hábitos, creencias y creatividad que conforman la verdadera forma de vivir de los veracruzanos.

Se ofrecen actividades y programas de índole cultural sin unidad ni propósitos, al “aiseva”, ante lo cual resulta relevante que haya personas y grupos que se esfuerzan por hacer su propia realidad cultural y por darla a conocer con sus limitadas posibilidades a un público ansioso de ver y pensar un mundo diferente.

Ésta es la oportunidad para que la secretaría de Turismo y Cultura del Estado, Xóchitl Arbesú Lago, ya deje la hamaca, active su gran imaginación y luche para tener la infraestructura necesaria para estimular, canalizar y convertir en realidad tantas posibilidades de expansión de nuestra idiosincrasia; los sueños de innumerables escritores que tienen obras literarias muy valiosas que no pasan de borradores o manuscritos. Sabido es de todos que la cultura se alienta dándole los espacios que merece.

Tan sólo aquí en Xalapa hay más de doscientos declamadores, pero en un evento cultural no escuchamos una sola poesía, ¿por qué?, seguramente porque ya no cultivamos los valores. Y la cultura es el valor más importante dentro de una sociedad. Y ojo, a ver a qué horas se crea la Secretaría de Cultura que ofreció don Cuitláhuac.

DE OTRAS COSAS: Punto para el secretario de Seguridad Pública, lo de Omealca. Paz y armonía en su hogar, no olvide cuidar el agua.

gustavocadenamathey@hotmail.com

Buen día apreciado lector:

Entendiendo por cultura el conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo, a una clase social, o a una época, hay que admitir que la cultura y su fomento y promoción en Veracruz pasa por uno de sus momentos más críticos.

Luego de varios años de gobiernos dedicados a saquear las instituciones, los hacedores y promotores de la cultura se han visto avasallados de igual manera.

No existen programas congruentes dedicados a entregar las diferentes disciplinas del conocimiento a la ciudadanía.

Los organismos, institutos de cultura, universidades, promotores, creadores, andan cada uno por su lado, a la deriva, sin rumbo fijo.

Destaca la labor y el esfuerzo de los que hacen la cultura independiente, quienes de manera estoica resisten las adversidades, lejos de los órganos oficiales y de la cerrada mente de funcionarios improvisados e incapaces de comprender las costumbres, hábitos, creencias y creatividad que conforman la verdadera forma de vivir de los veracruzanos.

Se ofrecen actividades y programas de índole cultural sin unidad ni propósitos, al “aiseva”, ante lo cual resulta relevante que haya personas y grupos que se esfuerzan por hacer su propia realidad cultural y por darla a conocer con sus limitadas posibilidades a un público ansioso de ver y pensar un mundo diferente.

Ésta es la oportunidad para que la secretaría de Turismo y Cultura del Estado, Xóchitl Arbesú Lago, ya deje la hamaca, active su gran imaginación y luche para tener la infraestructura necesaria para estimular, canalizar y convertir en realidad tantas posibilidades de expansión de nuestra idiosincrasia; los sueños de innumerables escritores que tienen obras literarias muy valiosas que no pasan de borradores o manuscritos. Sabido es de todos que la cultura se alienta dándole los espacios que merece.

Tan sólo aquí en Xalapa hay más de doscientos declamadores, pero en un evento cultural no escuchamos una sola poesía, ¿por qué?, seguramente porque ya no cultivamos los valores. Y la cultura es el valor más importante dentro de una sociedad. Y ojo, a ver a qué horas se crea la Secretaría de Cultura que ofreció don Cuitláhuac.

DE OTRAS COSAS: Punto para el secretario de Seguridad Pública, lo de Omealca. Paz y armonía en su hogar, no olvide cuidar el agua.

gustavocadenamathey@hotmail.com

lunes 01 de julio de 2019

Renovar el poder Judicial

viernes 28 de junio de 2019

Sucursal del Paraíso

miércoles 26 de junio de 2019

Xalapa, infartada y en venta

lunes 24 de junio de 2019

Cultura del desorden

viernes 14 de junio de 2019

Alegría y frustración

lunes 10 de junio de 2019

Sensibilidad

miércoles 05 de junio de 2019

Alemán, libertad y réplica

lunes 03 de junio de 2019

Valores

viernes 31 de mayo de 2019

-Oiga, Presidente:

miércoles 29 de mayo de 2019

¿Y los ajustes en la aldea?

Cargar Más