/ viernes 10 de mayo de 2019

Fiscal "mentiroso"

“El fiscal es muy mentiroso, no sé si ustedes le crean”, dijo a mediados de abril el gobernador Cuitláhuac García cuando reporteros le preguntaron por qué excluía a Jorge Winckler de la mesa de seguridad que el presidente López Obrador encabezaría el lunes 22 en el puerto de Veracruz.

García Jiménez reiteró que “con su actuar el fiscal pone en riesgo la estrategia de seguridad y permite que los delincuentes estén libres”.

Ante estos señalamientos, que el martes anterior pasaron de lo mediático a lo penal tras la denuncia que el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, presentó en contra de Winckler ante la Delegación estatal de la Fiscalía General de la República por presumibles actos de omisión en la procuración de justicia, al imputársele el presunto ocultamiento “de más de 150 órdenes de aprehensión de delincuentes de alto impacto”, el fiscal respondió no sólo con la difusión de sus estadísticas a través de las redes sociales sino también con la filtración de versiones manipuladas a columnistas capitalinos sobre la supuesta colaboración de la Fiscalía General del Estado (FGE) con las fuerzas federales de seguridad.

En la cuenta oficial de la FGE en Twitter, Winkler presumió este jueves: “En sólo dos años, la Fiscalía General del estado ha detenido a más de 6 mil 200 presuntos delincuentes, y del 1 de diciembre del 2018 a la fecha, a casi 1000. Muchas de estas detenciones fueron hechas a delincuentes de alta peligrosidad, como secuestradores y feminicidas.”

Carlos Loret escribió ayer en El Universal sobre la detención de Adrián Fernández, “El Pelón”, uno de los presuntos responsables de la matanza de Minatitlán, que “para armar el operativo, el gobierno federal se coordinó directa y rápidamente con el fiscal Winckler (…). Y Winckler, entendiblemente cuestionado por sus vínculos políticos con Yunes y por irregularidades propias, pero con los hilos en la mano, actuó, y El Pelón cayó. ¿Y el gobernador? Pues quedó de lado”.

Pero curiosamente Winckler, tan protagónico como es, no lo cacareó en su momento como en cambio sí lo hizo el titular de la SSP, Gutiérrez Maldonado, el mismo que denunció ante la FGR y quien este jueves agradeció y reconoció la estrecha coordinación entre la Policía Federal y las Fuerzas de Seguridad de Campeche para lograr la detención de Jesús Alvarado, alias “El Lagarto”, otro de los principales implicados en la masacre de Minatitlán.

Es más, el 22 de abril, Cuitláhuac pidió irónicamente a los reporteros que lo ayudaran a buscar a Winckler, porque dijo que desde aquella matanza no lo había visto ni había recibido ningún informe de él. Supuestamente, el fiscal andaba de vacaciones.

“El fiscal es muy mentiroso, no sé si ustedes le crean”, dijo a mediados de abril el gobernador Cuitláhuac García cuando reporteros le preguntaron por qué excluía a Jorge Winckler de la mesa de seguridad que el presidente López Obrador encabezaría el lunes 22 en el puerto de Veracruz.

García Jiménez reiteró que “con su actuar el fiscal pone en riesgo la estrategia de seguridad y permite que los delincuentes estén libres”.

Ante estos señalamientos, que el martes anterior pasaron de lo mediático a lo penal tras la denuncia que el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, presentó en contra de Winckler ante la Delegación estatal de la Fiscalía General de la República por presumibles actos de omisión en la procuración de justicia, al imputársele el presunto ocultamiento “de más de 150 órdenes de aprehensión de delincuentes de alto impacto”, el fiscal respondió no sólo con la difusión de sus estadísticas a través de las redes sociales sino también con la filtración de versiones manipuladas a columnistas capitalinos sobre la supuesta colaboración de la Fiscalía General del Estado (FGE) con las fuerzas federales de seguridad.

En la cuenta oficial de la FGE en Twitter, Winkler presumió este jueves: “En sólo dos años, la Fiscalía General del estado ha detenido a más de 6 mil 200 presuntos delincuentes, y del 1 de diciembre del 2018 a la fecha, a casi 1000. Muchas de estas detenciones fueron hechas a delincuentes de alta peligrosidad, como secuestradores y feminicidas.”

Carlos Loret escribió ayer en El Universal sobre la detención de Adrián Fernández, “El Pelón”, uno de los presuntos responsables de la matanza de Minatitlán, que “para armar el operativo, el gobierno federal se coordinó directa y rápidamente con el fiscal Winckler (…). Y Winckler, entendiblemente cuestionado por sus vínculos políticos con Yunes y por irregularidades propias, pero con los hilos en la mano, actuó, y El Pelón cayó. ¿Y el gobernador? Pues quedó de lado”.

Pero curiosamente Winckler, tan protagónico como es, no lo cacareó en su momento como en cambio sí lo hizo el titular de la SSP, Gutiérrez Maldonado, el mismo que denunció ante la FGR y quien este jueves agradeció y reconoció la estrecha coordinación entre la Policía Federal y las Fuerzas de Seguridad de Campeche para lograr la detención de Jesús Alvarado, alias “El Lagarto”, otro de los principales implicados en la masacre de Minatitlán.

Es más, el 22 de abril, Cuitláhuac pidió irónicamente a los reporteros que lo ayudaran a buscar a Winckler, porque dijo que desde aquella matanza no lo había visto ni había recibido ningún informe de él. Supuestamente, el fiscal andaba de vacaciones.

lunes 01 de julio de 2019

Zenyazen: no ve ni oye

viernes 28 de junio de 2019

Negociazo en tecnológicos

jueves 27 de junio de 2019

Cuitláhuac: lunes negro

martes 11 de junio de 2019

Veracruz: ¿continuará la 4T?

lunes 10 de junio de 2019

Nassón: sus otras ‘víctimas’

viernes 07 de junio de 2019

Yunes: a rendir cuentas

miércoles 05 de junio de 2019

Infiltrados en Veracruz

miércoles 29 de mayo de 2019

Cazarín veta a Portilla

martes 28 de mayo de 2019

Los afectos de AMLO

lunes 27 de mayo de 2019

Ahued, senador incómodo

Cargar Más