/ lunes 22 de febrero de 2021

Justicia a los campesinos

En una ocasión comenté la importancia del rescate del campo mexicano, de su agricultura, ganadería y pesca; la prioridad que tienen para el país y la propuesta del gobierno de la República, no sólo para ser autosuficientes y lograr la soberanía alimentaria, sino especialmente para elevar el nivel de vida de todos los hombres y mujeres que proveen de esos alimentos que diariamente llevamos a nuestra mesa.

Este es un gobierno del pueblo, con el pueblo y para el pueblo, y su propósito es lograr cambios con justicia social, a diferencia de lo que pasaba en el viejo régimen neoliberal que permitió la explotación de estos trabajadores para enriquecer a un pequeño grupo de privilegiados, del que los malos gobernantes formaban parte.

Eso, precisamente, es lo que cambió con la llegada del gobierno federal. Ahora se otorga apoyo real a quienes hacen producir la tierra, en particular el Programa de Producción para el Bienestar (PpB), que este año, acaba de informar el subsecretario de Alimentación y Competitividad de la Secretaría de Agricultura (SADER), Víctor Suárez Carrera, Veracruz tiene asignado más de mil 368.6 millones de pesos de apoyo directo a favor de 242 mil campesinos, 97% de ellos de pequeña escala y de éstos casi un 46% de zonas indígenas.

Este programa otorga mil 600 pesos por hectárea al año a pequeños productores de granos, con hasta cinco hectáreas de temporal o 0.2 hectáreas de riego; de mil pesos por hectárea al año a productores de mediana escala, con más de cinco y hasta 20 hectáreas de temporal, y entre 0.2 y 5 hectáreas de riego; para caña el apoyo anual es de siete mil 300 pesos por productor y para café de cinco mil pesos por productor, quienes los reciben por medio de órdenes de pago y depósitos bancarios. Esos apoyos son superiores a los 300 millones de pesos respecto al total otorgado el año pasado, pues en 2020 Veracruz se recibieron más de mil 79 millones para este programa prioritario del gobierno de México, que alcanzó en el estado a más de 221 mil productores de granos, milpa, café y caña de azúcar, es decir, este año hubo 21 mil campesinos agregados al programa PpB.

Esto significó que Veracruz ocupe el tercer lugar entre los estados de la República en términos de número de productores en este programa específico, después de Chiapas y Oaxaca, y el segundo lugar en términos de subsidios recibidos, solamente después de Chiapas.

Lo relevante es que en los primeros 40 días del año se han pagado a 131 mil 270 productoras y productores veracruzanos más de 780 millones de pesos de esos apoyos, lo que equivale al 60% de lo programado para la entidad; 46 mil 435 productores de pequeña y mediana escala han dispuesto de 229.8 millones de pesos para la siembra de granos en 126 mil 300 hectáreas, de los cuales más de 18 millones fueron para cinco mil 683 campesinos de localidades indígenas que siembran en poco más de nueve mil hectáreas; 41 mil 609 productores de café recibieron 257.9 millones de pesos para apoyar cultivos en 44 mil 822 hectáreas, y 37 mil 543 productores de caña de azúcar recibieron 274 millones para producir gramínea en 56 mil 586 hectáreas.

Falta entregarle estos apoyos a un 40% de estos productores de granos, café y caña, que deben pasar a verificar si ya está disponible ese pago en los listados que se encuentran en las oficinas de Telecomm, pues no debe pasar del mes de marzo cuando finalice esta dispersión. Este es un cumplimiento más del gobierno de la República.

En una ocasión comenté la importancia del rescate del campo mexicano, de su agricultura, ganadería y pesca; la prioridad que tienen para el país y la propuesta del gobierno de la República, no sólo para ser autosuficientes y lograr la soberanía alimentaria, sino especialmente para elevar el nivel de vida de todos los hombres y mujeres que proveen de esos alimentos que diariamente llevamos a nuestra mesa.

Este es un gobierno del pueblo, con el pueblo y para el pueblo, y su propósito es lograr cambios con justicia social, a diferencia de lo que pasaba en el viejo régimen neoliberal que permitió la explotación de estos trabajadores para enriquecer a un pequeño grupo de privilegiados, del que los malos gobernantes formaban parte.

Eso, precisamente, es lo que cambió con la llegada del gobierno federal. Ahora se otorga apoyo real a quienes hacen producir la tierra, en particular el Programa de Producción para el Bienestar (PpB), que este año, acaba de informar el subsecretario de Alimentación y Competitividad de la Secretaría de Agricultura (SADER), Víctor Suárez Carrera, Veracruz tiene asignado más de mil 368.6 millones de pesos de apoyo directo a favor de 242 mil campesinos, 97% de ellos de pequeña escala y de éstos casi un 46% de zonas indígenas.

Este programa otorga mil 600 pesos por hectárea al año a pequeños productores de granos, con hasta cinco hectáreas de temporal o 0.2 hectáreas de riego; de mil pesos por hectárea al año a productores de mediana escala, con más de cinco y hasta 20 hectáreas de temporal, y entre 0.2 y 5 hectáreas de riego; para caña el apoyo anual es de siete mil 300 pesos por productor y para café de cinco mil pesos por productor, quienes los reciben por medio de órdenes de pago y depósitos bancarios. Esos apoyos son superiores a los 300 millones de pesos respecto al total otorgado el año pasado, pues en 2020 Veracruz se recibieron más de mil 79 millones para este programa prioritario del gobierno de México, que alcanzó en el estado a más de 221 mil productores de granos, milpa, café y caña de azúcar, es decir, este año hubo 21 mil campesinos agregados al programa PpB.

Esto significó que Veracruz ocupe el tercer lugar entre los estados de la República en términos de número de productores en este programa específico, después de Chiapas y Oaxaca, y el segundo lugar en términos de subsidios recibidos, solamente después de Chiapas.

Lo relevante es que en los primeros 40 días del año se han pagado a 131 mil 270 productoras y productores veracruzanos más de 780 millones de pesos de esos apoyos, lo que equivale al 60% de lo programado para la entidad; 46 mil 435 productores de pequeña y mediana escala han dispuesto de 229.8 millones de pesos para la siembra de granos en 126 mil 300 hectáreas, de los cuales más de 18 millones fueron para cinco mil 683 campesinos de localidades indígenas que siembran en poco más de nueve mil hectáreas; 41 mil 609 productores de café recibieron 257.9 millones de pesos para apoyar cultivos en 44 mil 822 hectáreas, y 37 mil 543 productores de caña de azúcar recibieron 274 millones para producir gramínea en 56 mil 586 hectáreas.

Falta entregarle estos apoyos a un 40% de estos productores de granos, café y caña, que deben pasar a verificar si ya está disponible ese pago en los listados que se encuentran en las oficinas de Telecomm, pues no debe pasar del mes de marzo cuando finalice esta dispersión. Este es un cumplimiento más del gobierno de la República.