/ viernes 7 de junio de 2019

Mil Centros Integradores de Bienestar para Veracruz

El pasado fin de semana, con motivo de la visita del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en Coatepec se inició la instalación de mil Centros Integradores de Bienestar (CIB) en todo el territorio veracruzano con el propósito de acercar la atención a los beneficiarios de los programas sociales que viven en zonas rurales alejadas, en especial donde no existen servicios bancarios, lo que provoca problemas para que la personas puedan disponer del dinero depositados a sus tarjetas. Otro Centro ya comenzó a funcionar en Martínez de la Torre y, en breve, uno más abrirá sus puertas en Soledad Atzompa. Se trata de un modelo que contempla la creación de 10 mil de estos Centros a nivel nacional, dentro de un proceso de descentralización de servicios públicos que ofrece el Gobierno federal al pueblo de México, en este caso para áreas de acceso complicado donde los Servidores de la Nación tienen la encomienda de llevar el desarrollo y el bienestar. En estados cercanos como Campeche, Chiapas y Tlaxcala, también ya comenzaron a funcionar los CIB que, en general van a estar localizados donde ya se ubican dependencias regionales de la federación, tales como TELECOM, INPI, DICONSA y LICONSA, clínicas rurales, anexos municipales, clínicas del IMSS, como en el caso del Pueblo Mágico, cuya ubicación es en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 17 del IMSS en la zona centro; en las instalaciones de SAGARPA, Camino a Novara, Villa Independencia, en Martínez de la Torre, y se encuentra pendiente la ubicación que tendrá en Soledad Atzompa. Cada Centro abarcará a poblaciones localizadas en un diámetro de siete kilómetros y sus funciones principales serán las de escuchar las necesidades de las familias, hacer llegar los programas sociales de Bienestar y fungir como vínculo entre gobierno y sociedad, con lo cual se pasará de una actividad permanente de casa por casa, a una estrategia combinada con espacios donde la gente será atendida en lo que necesite respecto a los apoyos que reciben; los servicios que ofrecerá serán varios, entre ellos trámite de altas en los Programas Integrales de Bienestar, cambios y asesorarías, recepción de quejas ciudadanas y pago de programas mediante cajeros automáticos del Banco del Bienestar del Pueblo (antes Bansefi), que por cierto será a un costo muy bajo, a diferencia de las comisiones que aplican las demás instituciones bancarias. En estos Centros Integradores se prestará atención en los 25 programas de Bienestar que se encuentran en marcha, sobre todo los más extendidos relativos a las becas “Bienestar para las Familias” y “Benito Juárez”, así como también “Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad” y “Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores”, con lo cual la gente no tendrá la necesidad de recorrer largas distancias para tener acceso a dichos programas sociales. Hay miles de comunidades alejadas de las zonas urbanas y cabeceras municipales y el propósito es facilitar el acceso de la ciudadanía, atenderla, resolver sus dudas y facilitarles el cobro de los apoyos que reciban. Esa es la instrucción recibida por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su reciente visita nuestra entidad, la séptima en los primeros seis meses de su gobierno, y este proceso de creación de los mil CIB será muy dinámico, se hará en los próximos dos o tres meses, para que no haya obstáculos de ubicación, distancias, acceso a servicios financieros o burocracia en los apoyos que ya se les otorga, o que están en proceso de otorgárseles. Es importante señalar que estos Centros Integradores de Bienestar se inscriben dentro de los principales objetivos del Plan Nacional de Desarrollo, para impulsar la democracia participativa, promover la integración y el desarrollo social, económico, cultural, ambiental y productivo de las comunidades indígenas, esto, en localidades rurales y barrios urbanos, especialmente en los que se ubican en condiciones de alta y muy alta marginación y violencia.

El pasado fin de semana, con motivo de la visita del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en Coatepec se inició la instalación de mil Centros Integradores de Bienestar (CIB) en todo el territorio veracruzano con el propósito de acercar la atención a los beneficiarios de los programas sociales que viven en zonas rurales alejadas, en especial donde no existen servicios bancarios, lo que provoca problemas para que la personas puedan disponer del dinero depositados a sus tarjetas. Otro Centro ya comenzó a funcionar en Martínez de la Torre y, en breve, uno más abrirá sus puertas en Soledad Atzompa. Se trata de un modelo que contempla la creación de 10 mil de estos Centros a nivel nacional, dentro de un proceso de descentralización de servicios públicos que ofrece el Gobierno federal al pueblo de México, en este caso para áreas de acceso complicado donde los Servidores de la Nación tienen la encomienda de llevar el desarrollo y el bienestar. En estados cercanos como Campeche, Chiapas y Tlaxcala, también ya comenzaron a funcionar los CIB que, en general van a estar localizados donde ya se ubican dependencias regionales de la federación, tales como TELECOM, INPI, DICONSA y LICONSA, clínicas rurales, anexos municipales, clínicas del IMSS, como en el caso del Pueblo Mágico, cuya ubicación es en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 17 del IMSS en la zona centro; en las instalaciones de SAGARPA, Camino a Novara, Villa Independencia, en Martínez de la Torre, y se encuentra pendiente la ubicación que tendrá en Soledad Atzompa. Cada Centro abarcará a poblaciones localizadas en un diámetro de siete kilómetros y sus funciones principales serán las de escuchar las necesidades de las familias, hacer llegar los programas sociales de Bienestar y fungir como vínculo entre gobierno y sociedad, con lo cual se pasará de una actividad permanente de casa por casa, a una estrategia combinada con espacios donde la gente será atendida en lo que necesite respecto a los apoyos que reciben; los servicios que ofrecerá serán varios, entre ellos trámite de altas en los Programas Integrales de Bienestar, cambios y asesorarías, recepción de quejas ciudadanas y pago de programas mediante cajeros automáticos del Banco del Bienestar del Pueblo (antes Bansefi), que por cierto será a un costo muy bajo, a diferencia de las comisiones que aplican las demás instituciones bancarias. En estos Centros Integradores se prestará atención en los 25 programas de Bienestar que se encuentran en marcha, sobre todo los más extendidos relativos a las becas “Bienestar para las Familias” y “Benito Juárez”, así como también “Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad” y “Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores”, con lo cual la gente no tendrá la necesidad de recorrer largas distancias para tener acceso a dichos programas sociales. Hay miles de comunidades alejadas de las zonas urbanas y cabeceras municipales y el propósito es facilitar el acceso de la ciudadanía, atenderla, resolver sus dudas y facilitarles el cobro de los apoyos que reciban. Esa es la instrucción recibida por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su reciente visita nuestra entidad, la séptima en los primeros seis meses de su gobierno, y este proceso de creación de los mil CIB será muy dinámico, se hará en los próximos dos o tres meses, para que no haya obstáculos de ubicación, distancias, acceso a servicios financieros o burocracia en los apoyos que ya se les otorga, o que están en proceso de otorgárseles. Es importante señalar que estos Centros Integradores de Bienestar se inscriben dentro de los principales objetivos del Plan Nacional de Desarrollo, para impulsar la democracia participativa, promover la integración y el desarrollo social, económico, cultural, ambiental y productivo de las comunidades indígenas, esto, en localidades rurales y barrios urbanos, especialmente en los que se ubican en condiciones de alta y muy alta marginación y violencia.