/ viernes 26 de abril de 2019

Podemos, a paso acelerado para convertirse en partido

En Veracruz, 14 asociaciones recurrieron al Organismo Público Local Electoral para solicitar su registro como partidos políticos estatales.

Una de ellas; sin embargo, ya desistió de su intento, al ver la complejidad del camino, por lo que sólo quedan 13.

De esas 13 asociaciones, probablemente dos, tres cuando mucho, logren su objetivo, dado que no es un trámite fácil. Para lograr el reconocimiento oficial, los aspirantes deben organizar más de 140 asambleas municipales o 20 distritales y acreditar el número de afiliados que la ley veracruzana exige, 0.26 por ciento del padrón electoral.

De forma reciente, el presidente del OPLE, Alejandro Bonilla, reconoció esa dificultad para los aspirantes. Dijo, incluso, que de las 22 asambleas programadas hasta ahora, sólo 11 tuvieron buen fin; las otras fueron suspendidas debido a que los ciudadanos no llegaron.

Desinterés ciudadana, apatía o desconfianza en los partidos; lo cierto es que la gente no acude a la convocatoria para la creación de nuevas expresiones políticas estatales.

El otro problema a que se enfrentan las asociaciones que quieren ser partidos es que pueden realizar sus asambleas, pero si la autoridad electoral detecta que a éstas acuden los militantes de los partidos existentes, entonces las reuniones no tendrán validez.

Entre las 13 asociaciones que realizan sus trámites para convertirse en partidos estatales destaca, por su viabilidad, Podemos, cuya cabeza visible es Francisco Garrido Sánchez, ex diputado local, a quien se recuerda por haber sido el artífice de Alternativa Veracruzana, AVE; y por participar en la creación de un partido nacional, Convergencia por la Democracia, que se convirtió después en el Movimiento Ciudadano.

AVE, por cierto, fue la expresión política local veracruzana que más cerca ha estado de la consolidación como partido; en las elecciones de 2013, esa fuerza política dio la campanada al acercarse al 8 por ciento de los votos, con más de 211 mil sufragios.

Con Francisco Garrido como uno de sus principales promotores, AVE ganó 16 municipios, Acayucan entre ellos; 194 secciones y 413 casillas.

¿Qué pasó después?; el entonces dirigente estatal, Alfredo Tress, impulsó la coalición de AVE con el PRI (2016) y el tricolor le absorbió, sepultando el futuro del partido estatal.

La misma suerte corrió el Partido Cardenista, que también desapareció y que hoy busca nuevamente el reconocimiento.

En esta nueva ocasión, Francisco Garrido se reunió con otros operadores, ex priistas y ex militantes de otras fuerzas, gente con trayectoria y experiencia en la actividad política, como Gonzalo Morgado Huesca y Juan Herrera Marín, para crear un nuevo partido estatal, que es Podemos.

De entrada, la asociación Podemos figura como la más viable para consolidarse, dado que no se trata de un proyecto unipersonal, como lo sería el Cardenista; sino de una fuerza política seria.

Garrido Sánchez asegura que van por el 8 por ciento de los votos en la elección de 2021; y por más de 15 ayuntamientos veracruzanos; de lograrlo, Podemos tendría, además, presencia en el próximo Congreso del Estado.

No parece una meta inalcanzable para ellos, debido al antecedente de AVE; por otro lado, Gonzalo Morgado fue dirigente estatal del PRI y ha permanecido en activo prácticamente desde sus inicios en la política, en los tiempos del gobernador Rafael Hernández Ochoa, por lo que cuenta con relaciones en todos los distritos de Veracruz.

Por cierto, de las 20 asambleas distritales que la ley requiere para las asociaciones que buscan convertirse en partidos, Podemos ha realizado 5; en unos días desarrollará la sexta; y proyecta para octubre del presente año dar cumplimiento a todos los requisitos. @luisromero85

En Veracruz, 14 asociaciones recurrieron al Organismo Público Local Electoral para solicitar su registro como partidos políticos estatales.

Una de ellas; sin embargo, ya desistió de su intento, al ver la complejidad del camino, por lo que sólo quedan 13.

De esas 13 asociaciones, probablemente dos, tres cuando mucho, logren su objetivo, dado que no es un trámite fácil. Para lograr el reconocimiento oficial, los aspirantes deben organizar más de 140 asambleas municipales o 20 distritales y acreditar el número de afiliados que la ley veracruzana exige, 0.26 por ciento del padrón electoral.

De forma reciente, el presidente del OPLE, Alejandro Bonilla, reconoció esa dificultad para los aspirantes. Dijo, incluso, que de las 22 asambleas programadas hasta ahora, sólo 11 tuvieron buen fin; las otras fueron suspendidas debido a que los ciudadanos no llegaron.

Desinterés ciudadana, apatía o desconfianza en los partidos; lo cierto es que la gente no acude a la convocatoria para la creación de nuevas expresiones políticas estatales.

El otro problema a que se enfrentan las asociaciones que quieren ser partidos es que pueden realizar sus asambleas, pero si la autoridad electoral detecta que a éstas acuden los militantes de los partidos existentes, entonces las reuniones no tendrán validez.

Entre las 13 asociaciones que realizan sus trámites para convertirse en partidos estatales destaca, por su viabilidad, Podemos, cuya cabeza visible es Francisco Garrido Sánchez, ex diputado local, a quien se recuerda por haber sido el artífice de Alternativa Veracruzana, AVE; y por participar en la creación de un partido nacional, Convergencia por la Democracia, que se convirtió después en el Movimiento Ciudadano.

AVE, por cierto, fue la expresión política local veracruzana que más cerca ha estado de la consolidación como partido; en las elecciones de 2013, esa fuerza política dio la campanada al acercarse al 8 por ciento de los votos, con más de 211 mil sufragios.

Con Francisco Garrido como uno de sus principales promotores, AVE ganó 16 municipios, Acayucan entre ellos; 194 secciones y 413 casillas.

¿Qué pasó después?; el entonces dirigente estatal, Alfredo Tress, impulsó la coalición de AVE con el PRI (2016) y el tricolor le absorbió, sepultando el futuro del partido estatal.

La misma suerte corrió el Partido Cardenista, que también desapareció y que hoy busca nuevamente el reconocimiento.

En esta nueva ocasión, Francisco Garrido se reunió con otros operadores, ex priistas y ex militantes de otras fuerzas, gente con trayectoria y experiencia en la actividad política, como Gonzalo Morgado Huesca y Juan Herrera Marín, para crear un nuevo partido estatal, que es Podemos.

De entrada, la asociación Podemos figura como la más viable para consolidarse, dado que no se trata de un proyecto unipersonal, como lo sería el Cardenista; sino de una fuerza política seria.

Garrido Sánchez asegura que van por el 8 por ciento de los votos en la elección de 2021; y por más de 15 ayuntamientos veracruzanos; de lograrlo, Podemos tendría, además, presencia en el próximo Congreso del Estado.

No parece una meta inalcanzable para ellos, debido al antecedente de AVE; por otro lado, Gonzalo Morgado fue dirigente estatal del PRI y ha permanecido en activo prácticamente desde sus inicios en la política, en los tiempos del gobernador Rafael Hernández Ochoa, por lo que cuenta con relaciones en todos los distritos de Veracruz.

Por cierto, de las 20 asambleas distritales que la ley requiere para las asociaciones que buscan convertirse en partidos, Podemos ha realizado 5; en unos días desarrollará la sexta; y proyecta para octubre del presente año dar cumplimiento a todos los requisitos. @luisromero85