/ lunes 10 de junio de 2019

Tambores de cambio

Dos frases han sido mis favoritas después de incursionar en la vida laboral: “Nada es permanente; lo único permanente es el cambio”, frase favorita de don Arsenio Farell Cubillas (qepd). “El destino nos alcanzó” (referida multitud de veces a mi señora).

Existe otra también aplicable pero no la cito tanto: “El campo no aguanto más”, famosa en tiempos del Barzón.

En algunos artículos me he referido a que los fondos públicos son insuficientes para satisfacer el gasto público en los tres niveles de gobierno; los ingresos recaudados son insuficientes, lo que ha motivado que la deuda crezca en cualquiera de sus conceptos, nacional o subnacional.

La razón. estamos acotados en el ingreso por la Ley de Coordinación Fiscal y en la corrupción en el egreso; la ley data de 1978 y la segunda es parte de la vida pública, su combate motivó el triunfo indiscutible y abrumador de Manuel López Obrador.

En este entorno ha sonado una voz autorizada, con credibilidad por comprobar; de un personaje de la vida pública, veterano socialista, de profesión historiador y cercano al grupo del poder de la izquierda mexicana, con una responsabilidad que sí puede aterrizar los conceptos que enuncia.

Me refiero al titular de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, nacido en Zacatecas, Historiador Antropólogo de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, diputado en varias ocasiones, líder estudiantil, fundador del PRD, compañero de Porfirio Muñoz Ledo cuando éste fue presidente y miembro de la corriente “Movimiento por la Democracia” con Pablo Gómez, Inti Muñoz Santini y Salvador Escobar, entre otros.

Presidente del movimiento de deudores de la banca conocido como El Barzón quien, siendo diputado en 2005, entró a caballo a la Cámara de Diputados.

Éste es el político del que hay que reconocer su lucha social y es hombre de principios, que lo piensa lo realiza y esto es lo que posibilita un cambio en el federalismo hacendario.

Su frase en Chihua fue “El destino nos alcanzó”. No alcanza el gasto público.

Los cambios ya se dieron en el presupuesto de egresos con la eliminación del Ramo 23 como fuente de recursos para obras estatales y municipales.

Según lo manifestó, el ramo era de prebendas y corrupción y que después de revisar la Ley de coordinación y sus prácticas, se realizó una aplicación eficiente y literal de la fórmula que cita el artículo 2 y 2A de la Ley de coordinación fiscal para estados y municipios, porque anteriormente hacían trampa.

Otro concepto que maneja es que en los municipios lo que ha crecido es el gasto corriente y los empleados y muy poco se destina a inversión pública.

Previamente el gobernador Javier Corral había manifestado que es necesario modificar el Pacto Federal Hacendario, buscar medidas para corregir el reparto porque todo se lo lleva la Federación de cada peso que manda Chihuahua, le devuelven 30 centavos.

Situación también expuesta por el senador de Nuevo León, Samuel García, de Movimiento Ciudadano, quien dice: De la recaudación hecha por la Federación en su estado, sólo recibe 25 centavos de cada peso contribuido.

El planteamiento de Ramírez Cuéllar lo basa en una Convención Nacional Hacendaria, en el Plan de Desarrollo 2020-2024, en la no creación de nuevos impuestos y en estas condiciones:

1.- Revisión del IEPS en bebidas con alcohol, endulzantes y productos chatarra, su proyecto establece un ingreso adicional de 450 mil millones de pesos; con este numerario se atenderán los problemas de salud, ya rebasados con pacientes obesos y diabéticos.

2.- Actualizar el impuesto predial; hoy México tiene la más pobre recaudación mundial, la cual no llega al .04 del PIB.

3.- Actualización de la forma de valuar estableciendo conceptos modernos-tecnológicos y de control que constituya una verdadera herramienta, que lleve a tener las tierras e infraestructura en México a precios cercanos al valor comercial, y que paguen su impuesto los entes públicos federales y estatales.

4.- Una nueva Convención Nacional Hacendaria, donde participen diputados locales, federales, senadores y funcionarios hacendarios de los tres niveles de gobierno; que se invite a la Conago, a las asociaciones de municipios, a empresarios, donde se presenten y discutan propuestas que nos lleven a un nuevo pacto federal, para ello se consideran los siguientes puntos:

a) Diagnóstico que determine:

b) Aciertos y fallas.

c) Manejo de Fideicomisos y estado de la deuda subnacional, sueldos de funcionarios, destino del gasto corriente y la dirección de la inversión en gasto social.

d) Reducir el gasto oneroso para generar empleo mediante la inversión social.

e) Nuevas reglas para la revisión de cuentas y de los sistemas de contabilidad, de información, de estímulos y sanciones, nuevas facultades de los órganos de fiscalización del gasto a nivel local y federal.

f) Homologar en el gasto en Poder Legislativo de los dos órdenes de gobierno.

g) Darle mayor presencia a la ciudadanía en los procesos de definición, información de los avances, vigilancia y fiscalización del presupuesto de egresos federal.

5.- Integrar el nuevo Federalismo Fiscal en el Plan Nacional de Desarrollo, donde se discutan todas las propuestas de entidades, diputados, ciudadanos e iniciativa privada.

Los tambores están sonado, ya el Plan Nacional de Desarrollo abrió los foros en Veracruz, ojalá y acuda a ellos el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar para que escuche a los veracruzanos y den a conocer sus propuestas para el nuevo federalismo.

Esta forma de hacer política elimina la responsabilidad a los presidentes municipales políticos, de ser ellos los que incrementen el impuesto predial y molestar a sus electores con nuevas tarifas, que, aunque usted no lo crea hay cuotas de 150 pesos anuales más el adicional.


Dos frases han sido mis favoritas después de incursionar en la vida laboral: “Nada es permanente; lo único permanente es el cambio”, frase favorita de don Arsenio Farell Cubillas (qepd). “El destino nos alcanzó” (referida multitud de veces a mi señora).

Existe otra también aplicable pero no la cito tanto: “El campo no aguanto más”, famosa en tiempos del Barzón.

En algunos artículos me he referido a que los fondos públicos son insuficientes para satisfacer el gasto público en los tres niveles de gobierno; los ingresos recaudados son insuficientes, lo que ha motivado que la deuda crezca en cualquiera de sus conceptos, nacional o subnacional.

La razón. estamos acotados en el ingreso por la Ley de Coordinación Fiscal y en la corrupción en el egreso; la ley data de 1978 y la segunda es parte de la vida pública, su combate motivó el triunfo indiscutible y abrumador de Manuel López Obrador.

En este entorno ha sonado una voz autorizada, con credibilidad por comprobar; de un personaje de la vida pública, veterano socialista, de profesión historiador y cercano al grupo del poder de la izquierda mexicana, con una responsabilidad que sí puede aterrizar los conceptos que enuncia.

Me refiero al titular de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, nacido en Zacatecas, Historiador Antropólogo de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, diputado en varias ocasiones, líder estudiantil, fundador del PRD, compañero de Porfirio Muñoz Ledo cuando éste fue presidente y miembro de la corriente “Movimiento por la Democracia” con Pablo Gómez, Inti Muñoz Santini y Salvador Escobar, entre otros.

Presidente del movimiento de deudores de la banca conocido como El Barzón quien, siendo diputado en 2005, entró a caballo a la Cámara de Diputados.

Éste es el político del que hay que reconocer su lucha social y es hombre de principios, que lo piensa lo realiza y esto es lo que posibilita un cambio en el federalismo hacendario.

Su frase en Chihua fue “El destino nos alcanzó”. No alcanza el gasto público.

Los cambios ya se dieron en el presupuesto de egresos con la eliminación del Ramo 23 como fuente de recursos para obras estatales y municipales.

Según lo manifestó, el ramo era de prebendas y corrupción y que después de revisar la Ley de coordinación y sus prácticas, se realizó una aplicación eficiente y literal de la fórmula que cita el artículo 2 y 2A de la Ley de coordinación fiscal para estados y municipios, porque anteriormente hacían trampa.

Otro concepto que maneja es que en los municipios lo que ha crecido es el gasto corriente y los empleados y muy poco se destina a inversión pública.

Previamente el gobernador Javier Corral había manifestado que es necesario modificar el Pacto Federal Hacendario, buscar medidas para corregir el reparto porque todo se lo lleva la Federación de cada peso que manda Chihuahua, le devuelven 30 centavos.

Situación también expuesta por el senador de Nuevo León, Samuel García, de Movimiento Ciudadano, quien dice: De la recaudación hecha por la Federación en su estado, sólo recibe 25 centavos de cada peso contribuido.

El planteamiento de Ramírez Cuéllar lo basa en una Convención Nacional Hacendaria, en el Plan de Desarrollo 2020-2024, en la no creación de nuevos impuestos y en estas condiciones:

1.- Revisión del IEPS en bebidas con alcohol, endulzantes y productos chatarra, su proyecto establece un ingreso adicional de 450 mil millones de pesos; con este numerario se atenderán los problemas de salud, ya rebasados con pacientes obesos y diabéticos.

2.- Actualizar el impuesto predial; hoy México tiene la más pobre recaudación mundial, la cual no llega al .04 del PIB.

3.- Actualización de la forma de valuar estableciendo conceptos modernos-tecnológicos y de control que constituya una verdadera herramienta, que lleve a tener las tierras e infraestructura en México a precios cercanos al valor comercial, y que paguen su impuesto los entes públicos federales y estatales.

4.- Una nueva Convención Nacional Hacendaria, donde participen diputados locales, federales, senadores y funcionarios hacendarios de los tres niveles de gobierno; que se invite a la Conago, a las asociaciones de municipios, a empresarios, donde se presenten y discutan propuestas que nos lleven a un nuevo pacto federal, para ello se consideran los siguientes puntos:

a) Diagnóstico que determine:

b) Aciertos y fallas.

c) Manejo de Fideicomisos y estado de la deuda subnacional, sueldos de funcionarios, destino del gasto corriente y la dirección de la inversión en gasto social.

d) Reducir el gasto oneroso para generar empleo mediante la inversión social.

e) Nuevas reglas para la revisión de cuentas y de los sistemas de contabilidad, de información, de estímulos y sanciones, nuevas facultades de los órganos de fiscalización del gasto a nivel local y federal.

f) Homologar en el gasto en Poder Legislativo de los dos órdenes de gobierno.

g) Darle mayor presencia a la ciudadanía en los procesos de definición, información de los avances, vigilancia y fiscalización del presupuesto de egresos federal.

5.- Integrar el nuevo Federalismo Fiscal en el Plan Nacional de Desarrollo, donde se discutan todas las propuestas de entidades, diputados, ciudadanos e iniciativa privada.

Los tambores están sonado, ya el Plan Nacional de Desarrollo abrió los foros en Veracruz, ojalá y acuda a ellos el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar para que escuche a los veracruzanos y den a conocer sus propuestas para el nuevo federalismo.

Esta forma de hacer política elimina la responsabilidad a los presidentes municipales políticos, de ser ellos los que incrementen el impuesto predial y molestar a sus electores con nuevas tarifas, que, aunque usted no lo crea hay cuotas de 150 pesos anuales más el adicional.


lunes 01 de julio de 2019

Quienes ganan

lunes 10 de junio de 2019

Tambores de cambio

lunes 29 de abril de 2019

Oaxaca, mejor recaudador

lunes 22 de mayo de 2017

Apuntes sobre finanzas

lunes 08 de mayo de 2017

Apuntes sobre finanzas

lunes 17 de abril de 2017

Apuntes sobre finanzas

lunes 10 de abril de 2017

Apuntes sobre finanzas

lunes 03 de abril de 2017

Apuntes sobre finanzas

Cargar Más