/ lunes 23 de mayo de 2022

Todos a sembrar

Del 13 al 15 de mayo el Presidente realizó una gira al interior del país. Durante tres días visitó cinco Estados —Nuevo León, Jalisco, Veracruz, Puebla y CDMX— para reunirse con profesionales del campo, agrónomos, extensionistas, funcionarios de las Secretarías de Agricultura y del Medio Ambiente, Servidores de la Nación y Delegados de la Secretaría de Bienestar de cada una de las regiones que visitó.

El objetivo de estas reuniones regionales, llamadas Jornadas de Producción para el Autoconsumo, fue llamar a unir esfuerzos entre quienes se encargan de la producción de alimentos en lo que será una nueva Estrategia Alimentaria, un nuevo objetivo en el tema de soberanía que se suma al de la Energética. La razón es clara. Los precios de los alimentos, especialmente los granos, se han elevado a partir de la guerra entre Ucrania y Rusia, golpeando principalmente la economía de la gente más pobre, y se le debe hacer frente a este problema. Las formas de enfrentar la crisis deben ser diversas y, como dice el Presidente, “con el apoyo de todos y desde abajo”. Recordemos que hace unos días los empresarios y comerciantes de las grandes cadenas se comprometieron a no aumentar los precios de 24 productos de la canasta básica por lo menos durante los siguientes seis meses en beneficio de la población. Lo que sigue entonces en la estrategia del Presidente es llamar, y apoyar, tanto a quienes producen en el campo como a la población en general para que, quienes puedan, produzcan sus propios alimentos. Para muchas personas la simple idea de sembrar nuestros propios alimentos puede ser absurda, incluso retrógrada; sin embargo, si analizamos esta propuesta más profundamente, veremos que es un ejercicio a la más pequeña escala de soberanía alimentaria al decidir qué producir y cómo consumirlo. Producir nuestra propia comida, o parte de ella, es un acto que, a nivel individual, no solamente mitiga los impactos de la crisis sino que también es un proceso educativo, pedagógico e ideológico. Vale recordar la función educativa de los huertos escolares, los cuales siguen siendo todo un sistema de enseñanza-aprendizaje vigente en muchas escuelas del país.

No sólo se trata de aprender en la práctica actividades interdisciplinarias de cómo sembrar y cosechar alimentos, sino que también en el acto de sembrar va un aprendizaje acerca del derecho a tener acceso a alimentos saludables, y ecológicamente sustentables. Sembrar también es un acto de protesta ante lo que nos impusieron como norma, comprar la comida, y por ende, depender siempre de quien la venda.

A nivel global, además, producir nuestra comida es ver por la seguridad alimentaria de todo un país sin depender del mercado y sus especulaciones. Ojo, no estamos diciendo que está mal comprar alimentos sino de depender menos de quienes nos venden la comida. Finalmente, no debemos olvidar que en este sistema educativo que es el acto de sembrar aprendemos sobre los ecosistemas y a interactuar de forma responsable con el medio ambiente, así como también nos sensibilizamos por la necesidad de protegerlo. Por todo lo anterior es que el Presidente está impulsando a los grandes productores y animando a las familias a realizar la actividad de producir alimentos. La invitación es a todas las escalas. El pasado sábado 14 de mayo nos tocó la reunión regional con el Presidente en nuestro Estado y nos comprometimos a unir esfuerzos en esta campaña para lograr la autosuficiencia alimentaria. Nos dejó instrucciones claras y se llevó el compromiso de todo un equipo que trabajará por este nuevo objetivo. A la escala que sea, el objetivo es claro: ‘Todos a Sembrar’.

Delegado de los programas de desarrollo Veracruz

Facebook:

@ManuelHuertaLG

Twitter:

@ManuelHuertaLdG

Instagram:

@manuelhuertalg

TikTok:

@manuelhuertalg

Youtube:

@ManuelHuerta

Del 13 al 15 de mayo el Presidente realizó una gira al interior del país. Durante tres días visitó cinco Estados —Nuevo León, Jalisco, Veracruz, Puebla y CDMX— para reunirse con profesionales del campo, agrónomos, extensionistas, funcionarios de las Secretarías de Agricultura y del Medio Ambiente, Servidores de la Nación y Delegados de la Secretaría de Bienestar de cada una de las regiones que visitó.

El objetivo de estas reuniones regionales, llamadas Jornadas de Producción para el Autoconsumo, fue llamar a unir esfuerzos entre quienes se encargan de la producción de alimentos en lo que será una nueva Estrategia Alimentaria, un nuevo objetivo en el tema de soberanía que se suma al de la Energética. La razón es clara. Los precios de los alimentos, especialmente los granos, se han elevado a partir de la guerra entre Ucrania y Rusia, golpeando principalmente la economía de la gente más pobre, y se le debe hacer frente a este problema. Las formas de enfrentar la crisis deben ser diversas y, como dice el Presidente, “con el apoyo de todos y desde abajo”. Recordemos que hace unos días los empresarios y comerciantes de las grandes cadenas se comprometieron a no aumentar los precios de 24 productos de la canasta básica por lo menos durante los siguientes seis meses en beneficio de la población. Lo que sigue entonces en la estrategia del Presidente es llamar, y apoyar, tanto a quienes producen en el campo como a la población en general para que, quienes puedan, produzcan sus propios alimentos. Para muchas personas la simple idea de sembrar nuestros propios alimentos puede ser absurda, incluso retrógrada; sin embargo, si analizamos esta propuesta más profundamente, veremos que es un ejercicio a la más pequeña escala de soberanía alimentaria al decidir qué producir y cómo consumirlo. Producir nuestra propia comida, o parte de ella, es un acto que, a nivel individual, no solamente mitiga los impactos de la crisis sino que también es un proceso educativo, pedagógico e ideológico. Vale recordar la función educativa de los huertos escolares, los cuales siguen siendo todo un sistema de enseñanza-aprendizaje vigente en muchas escuelas del país.

No sólo se trata de aprender en la práctica actividades interdisciplinarias de cómo sembrar y cosechar alimentos, sino que también en el acto de sembrar va un aprendizaje acerca del derecho a tener acceso a alimentos saludables, y ecológicamente sustentables. Sembrar también es un acto de protesta ante lo que nos impusieron como norma, comprar la comida, y por ende, depender siempre de quien la venda.

A nivel global, además, producir nuestra comida es ver por la seguridad alimentaria de todo un país sin depender del mercado y sus especulaciones. Ojo, no estamos diciendo que está mal comprar alimentos sino de depender menos de quienes nos venden la comida. Finalmente, no debemos olvidar que en este sistema educativo que es el acto de sembrar aprendemos sobre los ecosistemas y a interactuar de forma responsable con el medio ambiente, así como también nos sensibilizamos por la necesidad de protegerlo. Por todo lo anterior es que el Presidente está impulsando a los grandes productores y animando a las familias a realizar la actividad de producir alimentos. La invitación es a todas las escalas. El pasado sábado 14 de mayo nos tocó la reunión regional con el Presidente en nuestro Estado y nos comprometimos a unir esfuerzos en esta campaña para lograr la autosuficiencia alimentaria. Nos dejó instrucciones claras y se llevó el compromiso de todo un equipo que trabajará por este nuevo objetivo. A la escala que sea, el objetivo es claro: ‘Todos a Sembrar’.

Delegado de los programas de desarrollo Veracruz

Facebook:

@ManuelHuertaLG

Twitter:

@ManuelHuertaLdG

Instagram:

@manuelhuertalg

TikTok:

@manuelhuertalg

Youtube:

@ManuelHuerta