/ miércoles 10 de julio de 2019

Armando Ramírez, el cronista de la ciudad (in)visible

Desde esa identidad de pertenencia que caracteriza a los habitantes de Tepito, durante más de 30 años Ramírez fomentó un modo de hacer literatura y periodismo que revitalizó el habla popular

Desde esa identidad de pertenencia que caracteriza a los habitantes de Tepito, durante más de 30 años Armando Ramírez fomentó un modo de hacer literatura y periodismo que revitalizó el habla popular y conformó un mosaico de personajes icónicos de la cultura urbana que subyace en la ciudad.

Su niñez transcurrió dentro de una vecindad frente a la Plaza de Fray Bartolomé de las Casas, en el corazón de Tepito. Su primer acercamiento a las letras se lo dio su abuelo, un anciano carrancista que le enseñó a él y a sus hermanos a leer y escribir (“no salíamos sin aprender la lección del día. Era un saque de onda.”). Un tío evangelista lo forzaba a leer versículos de la Biblia y otro más, “el pesudo de la vecindad”, sacaba al patio un tocadiscos en el que Armando descubrió a Louis Armstrong y Ella Fitzgerald.

Fue “morongo”, ayudante de carnicero y vendedor de lotería.Esos recuerdos, junto a los “cuentos orales” que Ramírez escuchaba en boca de teporochos, carteristas y boxeadores fracasados; y “la formación libresca de la vecindad, que consiste en Walt Disney, historias de viaje y la mitología griega”, lo llevaron a expresarse a través de la literatura.

Foto: Alicia Rojas

Mientras era estudiante de la Voca 7, publicó pequeños cuentos en Jueves de Excélsior, dirigido por Manuel Horta. Se familiarizó entonces con el suplemento La cultura en México, que dirigía Carlos Monsiváis, donde descubrió un texto de Ricardo Garibay que lo animó a intentar escribir una novela. Así fue que, con 19 años, escribió Chin chin el teporocho, las desventuras de un pordiosero alcohólico que impulsaron su carrera de escritor.

Su cuento Ratero”(incluido en la Crónica de los Chorrocientos mil días del barrio de Tepito) recibió un premio donde uno de los jurados era Edmundo Valadés. Fue él quien introdujo a Armando a los escritores universales que compartían su espíritu de dar voz a los miserables de las clases bajas. Conoció las obras de Celine, Sterne y Genet.

Foto: Alicia Rojas

Al tiempo que continuaba con su carrera de escritor (Violación en Polanco, Noche de Califas y Me llaman la Chata Aguayo son novelas suyas que fueron adaptadas al cine), incursionó en el periodismo, primero como colaborador de diarios como Excélsior, Sucesos para Todos y Unomásuno, y después en programas de televisión, como Tianguis y A capa y espada, de Imevisión. Fue jefe de información del primer noticiario cultural en México, Hoy en la cultura de canal 11. Hasta bien entrado el siglo XXI, Armando colaboraba en programas de radio y televisión con temas y enfoques que coincidían con la realidad literaria que estaba en el núcleo de sus novelas.

Desde esa identidad de pertenencia que caracteriza a los habitantes de Tepito, durante más de 30 años Armando Ramírez fomentó un modo de hacer literatura y periodismo que revitalizó el habla popular y conformó un mosaico de personajes icónicos de la cultura urbana que subyace en la ciudad.

Su niñez transcurrió dentro de una vecindad frente a la Plaza de Fray Bartolomé de las Casas, en el corazón de Tepito. Su primer acercamiento a las letras se lo dio su abuelo, un anciano carrancista que le enseñó a él y a sus hermanos a leer y escribir (“no salíamos sin aprender la lección del día. Era un saque de onda.”). Un tío evangelista lo forzaba a leer versículos de la Biblia y otro más, “el pesudo de la vecindad”, sacaba al patio un tocadiscos en el que Armando descubrió a Louis Armstrong y Ella Fitzgerald.

Fue “morongo”, ayudante de carnicero y vendedor de lotería.Esos recuerdos, junto a los “cuentos orales” que Ramírez escuchaba en boca de teporochos, carteristas y boxeadores fracasados; y “la formación libresca de la vecindad, que consiste en Walt Disney, historias de viaje y la mitología griega”, lo llevaron a expresarse a través de la literatura.

Foto: Alicia Rojas

Mientras era estudiante de la Voca 7, publicó pequeños cuentos en Jueves de Excélsior, dirigido por Manuel Horta. Se familiarizó entonces con el suplemento La cultura en México, que dirigía Carlos Monsiváis, donde descubrió un texto de Ricardo Garibay que lo animó a intentar escribir una novela. Así fue que, con 19 años, escribió Chin chin el teporocho, las desventuras de un pordiosero alcohólico que impulsaron su carrera de escritor.

Su cuento Ratero”(incluido en la Crónica de los Chorrocientos mil días del barrio de Tepito) recibió un premio donde uno de los jurados era Edmundo Valadés. Fue él quien introdujo a Armando a los escritores universales que compartían su espíritu de dar voz a los miserables de las clases bajas. Conoció las obras de Celine, Sterne y Genet.

Foto: Alicia Rojas

Al tiempo que continuaba con su carrera de escritor (Violación en Polanco, Noche de Califas y Me llaman la Chata Aguayo son novelas suyas que fueron adaptadas al cine), incursionó en el periodismo, primero como colaborador de diarios como Excélsior, Sucesos para Todos y Unomásuno, y después en programas de televisión, como Tianguis y A capa y espada, de Imevisión. Fue jefe de información del primer noticiario cultural en México, Hoy en la cultura de canal 11. Hasta bien entrado el siglo XXI, Armando colaboraba en programas de radio y televisión con temas y enfoques que coincidían con la realidad literaria que estaba en el núcleo de sus novelas.

Local

Córdoba casi llega a los 900 casos confirmados de coronavirus

El titular de la SS, Roberto Ramos Alor , reiteró el llamado a la población a no automedicarse y a no tomar cualquier producto que podría resultar más perjudicial

Local

Aumentan las llamadas de niños a Neuróticos Anónimos

Integrantes de Neuróticos Anónimos brindan apoyo emocional a través de una línea telefónica, donde se atiende crisis por miedo, angustia y depresión

Policiaca

Pierde la vida tras accidentarse en la autopista Cosamaloapan-La Tinaja

Por el momento, el cuerpo se encuentra en calidad de desconocido y su cadáver sería enviado a las instalaciones del Servicio Médico Forense

Política

Gobierno federal trabaja para desmantelar el viejo régimen de privilegios: Mario Delgado

Con hechos se demuestra que sí se combate a la corrupción y a la impunidad que tanto daño ha causado al país: dijo el diputado

Finanzas

Covid-19 deja a más de 83 mil mexicanos sin empleo en junio

De acuerdo con cifra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sólo durante junio 83 mil 311 personas se sumaron a las filas del desempleo

Sociedad

[Fotos] Realizan cuarta caravana contra AMLO en León

Para esta ocasión un gran número de automóviles se unieron a la causa pacífica, aproximadamente 300 vehículos

Ciencia

¡Descubren fósiles de reptil volador de hace 135 millones de años!

El llamado pterosaurio medía cinco metros cuando extendía sus alas y se alimentaba de peces y cangrejos

Política

Gobierno federal está en números rojos: diputados del PRD

Antonio Ortega dijo que AMLO gastó los fondos para emergencias y ahora “busca dinero hasta debajo de las piedras”

Mundo

Biden ganaría hoy las elecciones en Texas; aventaja en 5 puntos a Trump

Sí hoy fueran las elecciones, el exvicepresidente ganaría en ese estado con el 46 % de los votos