/ domingo 20 de enero de 2019

Joven de 20 años elimina a Federer y deja vacante el trono de Melbourne

El suizo sorprendió tras la derrota anunciando que estará este año en Roland Garros, un torneo donde no compite desde el año 2015

Nueva desilusión en un Grand Slam para Roger Federer: el suizo de 37 años quedó eliminado ante el joven griego Stefanos Tsitsipas, decimoquinto jugador mundial, en los octavos de final del Abierto de Australia, al perder este domingo por 6-7 (11/13), 7-6 (7/3), 7-5 y 7-6 (7/5).

Federer, actual número 3 del ránking ATP, había sido el campeón en Melbourne en las dos ediciones anteriores y buscaba un histórico séptimo título en el primer grande de la temporada, un récord al que sigue aspirando Novak Djokovic, también con seis títulos en Australia y que jugará el lunes su partido de octavos de final contra el ruso Daniil Medvedev.

El mítico tenista de Basilea, ganador de 20 torneos del Grand Slam, tampoco podrá llegar en Melbourne Park a su título número 100 en el circuito ATP, otra de las metas que tenía fijadas en esta edición.

Es la segunda vez seguida en un torneo de la máxima categoría en la que Federer se despide en los octavos de final, ya que perdió en esa ronda en el último Abierto de Estados Unidos, entonces contra el australiano John Millman.

Un momento decisivo en la derrota de este domingo se dio en el segundo set, cuando Federer dejó escapar cuatro bolas a favor para haberse puesto con 2 sets a 0 a favor, cuando dominaba 5-4 en la segunda manga. Su rival terminó conquistando ese set, lo que le sirvió como revulsivo para culminar la remontada.

Federer rechazó cualquier comentario de que esta derrota es el principio del fin del hombre que ha marcado un antes y un después en la historia del tenis.

"Llevo escuchando eso en los últimos diez años. No hay nada nuevo con eso", afirmó.

Regreso a Roland Garros

El suizo sorprendió tras la derrota anunciando que estará este año en Roland Garros, un torneo donde no compite desde el año 2015.

En 2016 fue baja por un problema de espalda y en 2017 y 2018 optó por no participar en la temporada sobre tierra, para reservarse físicamente de cara a Wimbledon.

Estoy en un momento en el que creo que tengo que disfrutar. Es algo que he echado de menos, explicó.

"He decidido no hacer un gran parón otra vez más. Ya los tuve, no tengo la sensación de que sea realmente muy necesario", justificó.

Federer, campeón de 20 torneos del Grand Slam durante su carrera, se coronó únicamente una vez en Roland Garros, en 2009. Jugó otras cuatro finales en el gran torneo de París.

En la víspera del Abierto de Australia había afirmado "no haber tomado todavía la decisión definitiva" sobre su presencia en la temporada de tierra batida.

Por su parte, Tsitsipas, uno de los estandartes de la nueva generación del tenis masculino a sus 20 años, alcanza por primera vez los cuartos de final de un Grand Slam. Hasta ahora los octavos del año pasado en Wimbledon eran su mejor actuación en un grande.

"Soy el hombre más feliz de la Tierra en este momento, es algo indescriptible", afirmó Tsitsipas al micrófono de John McEnroe.

"Roger es una leyenda de nuestro deporte. Le respeto mucho. Es mi ídolo desde que tenía seis años, jugar contra él en la Rod Laver Arena es ya un sueño que se hace realidad, así que ganarle es algo indescriptible", afirmó.




Nueva desilusión en un Grand Slam para Roger Federer: el suizo de 37 años quedó eliminado ante el joven griego Stefanos Tsitsipas, decimoquinto jugador mundial, en los octavos de final del Abierto de Australia, al perder este domingo por 6-7 (11/13), 7-6 (7/3), 7-5 y 7-6 (7/5).

Federer, actual número 3 del ránking ATP, había sido el campeón en Melbourne en las dos ediciones anteriores y buscaba un histórico séptimo título en el primer grande de la temporada, un récord al que sigue aspirando Novak Djokovic, también con seis títulos en Australia y que jugará el lunes su partido de octavos de final contra el ruso Daniil Medvedev.

El mítico tenista de Basilea, ganador de 20 torneos del Grand Slam, tampoco podrá llegar en Melbourne Park a su título número 100 en el circuito ATP, otra de las metas que tenía fijadas en esta edición.

Es la segunda vez seguida en un torneo de la máxima categoría en la que Federer se despide en los octavos de final, ya que perdió en esa ronda en el último Abierto de Estados Unidos, entonces contra el australiano John Millman.

Un momento decisivo en la derrota de este domingo se dio en el segundo set, cuando Federer dejó escapar cuatro bolas a favor para haberse puesto con 2 sets a 0 a favor, cuando dominaba 5-4 en la segunda manga. Su rival terminó conquistando ese set, lo que le sirvió como revulsivo para culminar la remontada.

Federer rechazó cualquier comentario de que esta derrota es el principio del fin del hombre que ha marcado un antes y un después en la historia del tenis.

"Llevo escuchando eso en los últimos diez años. No hay nada nuevo con eso", afirmó.

Regreso a Roland Garros

El suizo sorprendió tras la derrota anunciando que estará este año en Roland Garros, un torneo donde no compite desde el año 2015.

En 2016 fue baja por un problema de espalda y en 2017 y 2018 optó por no participar en la temporada sobre tierra, para reservarse físicamente de cara a Wimbledon.

Estoy en un momento en el que creo que tengo que disfrutar. Es algo que he echado de menos, explicó.

"He decidido no hacer un gran parón otra vez más. Ya los tuve, no tengo la sensación de que sea realmente muy necesario", justificó.

Federer, campeón de 20 torneos del Grand Slam durante su carrera, se coronó únicamente una vez en Roland Garros, en 2009. Jugó otras cuatro finales en el gran torneo de París.

En la víspera del Abierto de Australia había afirmado "no haber tomado todavía la decisión definitiva" sobre su presencia en la temporada de tierra batida.

Por su parte, Tsitsipas, uno de los estandartes de la nueva generación del tenis masculino a sus 20 años, alcanza por primera vez los cuartos de final de un Grand Slam. Hasta ahora los octavos del año pasado en Wimbledon eran su mejor actuación en un grande.

"Soy el hombre más feliz de la Tierra en este momento, es algo indescriptible", afirmó Tsitsipas al micrófono de John McEnroe.

"Roger es una leyenda de nuestro deporte. Le respeto mucho. Es mi ídolo desde que tenía seis años, jugar contra él en la Rod Laver Arena es ya un sueño que se hace realidad, así que ganarle es algo indescriptible", afirmó.




Cultura

Conoce a Karen Jacques, una bióloga que prefirió ser violinista

Sus padres le regalaron su primer violín y despertó en ella más el gusto por el instrumento

Local

Manifestantes de Tetelcingo bloquean temporalmente carretera federal

En Tetelcingo, no existen camiones rurales, por lo cual los habitantes hacen uso de camionetas donde llevan a las personas

Local

Locatarios recibirían sanciones de no utilizar estacionamiento: Notario

Los locatarios denuncian que las condiciones del estacionamiento no son las mejores para que ellos se ubiquen en el lugar

Local

Ciudadanos se preparan por casos confirmados de coronavirus

La prevención es clave para evitar el riesgo de contagio del coronavirus (COVID-19) de acuerdo con autoridades sanitarias

Cultura

Conoce a Karen Jacques, una bióloga que prefirió ser violinista

Sus padres le regalaron su primer violín y despertó en ella más el gusto por el instrumento

Local

Secretario de Gobierno confirma que aumento al transporte no está avalado

"nosotros siempre vamos a cumplir con la ley, pero tampoco vamos a permitir que se cometan abusos en ningún sentido”, señaló

Policiaca

Recupera Policía Municipal vehículo con reporte de robo

El automotor se encontraba abandonado desde hace varios días, lo cual les llamó la atención de los vecinos que lo reportaron

Deportes

Paola Espinosa y Melany Hernández ganan plata en Mundial de Clavados

La dupla mexicana triunfaron en la prueba de sincronizados desde el trampolín de tres metros en el Mundial celebrado en Canadá

Local

Es el “Cristal” la droga más consumida por adolescentes

En la zona se disparó hasta un 20 por ciento el consumo de esta droga que puede ser más dañina que las “convencionales”