/ jueves 30 de julio de 2020

Cine sin palomitas y con un acompañante, así los nuevos lineamientos

La administración de Claudia Sheinbaum presentó las medidas de salud que la industria del cine deberá cumplir para reanudar actividades en la nueva normalidad de la Ciudad de México

Sin palomitas, refrescos ni ningún otro tipo de alimentos o golosinas para consumo dentro de las salas es como el Gobierno de la Ciudad de México permitirá que los cines reabran sus puertas, luego de permanecer cerrados durante más de cuatro meses por la emergencia sanitaria del Covid-19.

La administración de Claudia Sheinbaum presentó las medidas de salud que la industria del cine deberá cumplir para reanudar actividades en la nueva normalidad de la Ciudad de México.

La mayoría de los puntos coinciden con el protocolo que la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) ha trabajado en conjunto con los exhibidores del país, excepto el que indica: “El consumo de alimentos dentro de la sala de cine y durante la proyección está prohibido”.

Esta medida, explica Carlos Sosa, director de La Casa del Cine, afectará indudablemente los ingresos de los espacios de exhibición. “Normalmente la ganancia de alimentos es equivalente al 50 por ciento. Es decir, por cada boleto que yo vendo a 50 pesos, vendo 50 pesos de botana. Esta no es una cuestión exclusiva de nuestro espacio, es algo generalizado de la industria”, comentó.

Foto: Facebook @cinepolisonline

Cinépolis y Cinemex, las dos cadenas de cine más grandes del país, ofrecían en los complejos combos de alimentos y bebidas que iban desde 129 pesos –con un refresco, palomitas y un dulce extra– hasta por encima de los 249 pesos –palomitas, dos refrescos y nachos–. Mientras que los ingresos por boleto en sala tradicional variaban entre los 50 y 90 pesos dependiendo la zona del país.

Los lineamientos que señala el Gobierno de la Ciudad de México también suspenden “la venta de dulces a granel y alimentos que estén expuestos, así como el uso de dispensadores de salsas y demás artículos que sean de uso común”, lo que a decir del director de La Casa del Cine generará mayor contaminación de plástico.

“Las palomitas van a ir cerradas. Ya no vamos a colocar esos botes para que te sirvas salsas y demás. Si acaso habrá sobres donde te daremos la salsa o la cátsup, lo cual me cuesta trabajo pensar cómo funcionará porque va a ser un gastadero de plástico y eso va en contra de los ideales de La Casa del Cine”, explicó.

A pesar de las restricciones, Sosa consideró que esto pueda limitar la asistencia de la gente al cine dentro de esta nueva normalidad, específicamente en las salas que forman parte del circuito cultural.

“Lo que va a limitar la asistencia al cine es la pandemia misma. Creo que lo de menos es que puedan comprar palomitas o no. Sobre todo en las salas que tenemos nosotros, porque la gente va al cine porque quieren ver la película, no por la experiencia completa que nos han vendido las salas de cine tradicionales”, explicó.

AMC, la cadena de cines más grande de Estados Unidos

“Que no se pueda comer dentro de la sala me parece que nos va a afectar desafortunadamente, pero ya con el hecho de abrir eventualmente va a ser un gran avance”, agregó Sosa, quien comentó que en cuatro meses que han permanecido cerrados, en su caso las pérdidas económicas ascienden a más de dos millones de pesos. “Si podemos abrir, pero no vender palomitas y refrescos, pues ni modo”.

Entre los lineamientos que presentó el Gobierno de la Ciudad de México también se encuentran otros puntos como el uso obligatorio de cubrebocas al interior del establecimiento en todo momento –incluso durante la proyección de la película–. Dentro de la sala sólo podrán estar juntas dos personas, por lo que queda prohibido el acomodo de más de tres personas o más en asientos contiguos. El aforo máximo será del 30 por ciento de la capacidad del lugar.

Los horarios de cada función serán escalonados, para evitar la conglomeración de personas en pasillos. Habrá un flujo único de entrada y otro exclusivo de salida. Se recomienda al público guardar silencio durante toda la función para evitar la propagación de gotas de saliva.

No habrá servicio de guardarropa y los complejos deberán indicar antes de cada función las medidas sanitarias que se aplican.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Sin palomitas, refrescos ni ningún otro tipo de alimentos o golosinas para consumo dentro de las salas es como el Gobierno de la Ciudad de México permitirá que los cines reabran sus puertas, luego de permanecer cerrados durante más de cuatro meses por la emergencia sanitaria del Covid-19.

La administración de Claudia Sheinbaum presentó las medidas de salud que la industria del cine deberá cumplir para reanudar actividades en la nueva normalidad de la Ciudad de México.

La mayoría de los puntos coinciden con el protocolo que la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) ha trabajado en conjunto con los exhibidores del país, excepto el que indica: “El consumo de alimentos dentro de la sala de cine y durante la proyección está prohibido”.

Esta medida, explica Carlos Sosa, director de La Casa del Cine, afectará indudablemente los ingresos de los espacios de exhibición. “Normalmente la ganancia de alimentos es equivalente al 50 por ciento. Es decir, por cada boleto que yo vendo a 50 pesos, vendo 50 pesos de botana. Esta no es una cuestión exclusiva de nuestro espacio, es algo generalizado de la industria”, comentó.

Foto: Facebook @cinepolisonline

Cinépolis y Cinemex, las dos cadenas de cine más grandes del país, ofrecían en los complejos combos de alimentos y bebidas que iban desde 129 pesos –con un refresco, palomitas y un dulce extra– hasta por encima de los 249 pesos –palomitas, dos refrescos y nachos–. Mientras que los ingresos por boleto en sala tradicional variaban entre los 50 y 90 pesos dependiendo la zona del país.

Los lineamientos que señala el Gobierno de la Ciudad de México también suspenden “la venta de dulces a granel y alimentos que estén expuestos, así como el uso de dispensadores de salsas y demás artículos que sean de uso común”, lo que a decir del director de La Casa del Cine generará mayor contaminación de plástico.

“Las palomitas van a ir cerradas. Ya no vamos a colocar esos botes para que te sirvas salsas y demás. Si acaso habrá sobres donde te daremos la salsa o la cátsup, lo cual me cuesta trabajo pensar cómo funcionará porque va a ser un gastadero de plástico y eso va en contra de los ideales de La Casa del Cine”, explicó.

A pesar de las restricciones, Sosa consideró que esto pueda limitar la asistencia de la gente al cine dentro de esta nueva normalidad, específicamente en las salas que forman parte del circuito cultural.

“Lo que va a limitar la asistencia al cine es la pandemia misma. Creo que lo de menos es que puedan comprar palomitas o no. Sobre todo en las salas que tenemos nosotros, porque la gente va al cine porque quieren ver la película, no por la experiencia completa que nos han vendido las salas de cine tradicionales”, explicó.

AMC, la cadena de cines más grande de Estados Unidos

“Que no se pueda comer dentro de la sala me parece que nos va a afectar desafortunadamente, pero ya con el hecho de abrir eventualmente va a ser un gran avance”, agregó Sosa, quien comentó que en cuatro meses que han permanecido cerrados, en su caso las pérdidas económicas ascienden a más de dos millones de pesos. “Si podemos abrir, pero no vender palomitas y refrescos, pues ni modo”.

Entre los lineamientos que presentó el Gobierno de la Ciudad de México también se encuentran otros puntos como el uso obligatorio de cubrebocas al interior del establecimiento en todo momento –incluso durante la proyección de la película–. Dentro de la sala sólo podrán estar juntas dos personas, por lo que queda prohibido el acomodo de más de tres personas o más en asientos contiguos. El aforo máximo será del 30 por ciento de la capacidad del lugar.

Los horarios de cada función serán escalonados, para evitar la conglomeración de personas en pasillos. Habrá un flujo único de entrada y otro exclusivo de salida. Se recomienda al público guardar silencio durante toda la función para evitar la propagación de gotas de saliva.

No habrá servicio de guardarropa y los complejos deberán indicar antes de cada función las medidas sanitarias que se aplican.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Local

¿Eres zurdo?, no te sientas extraño, aunque tus actividades se compliquen

Una de cada diez personas que habita en la tierra utiliza su mano izquierda para escribir, pintar, cocinar y realizar otras actividades

Policiaca

Dejan bolsas con restos humanos, en Fredepo

Peritos criminalistas y detectives de la Policía Ministerial Acreditable, acudieron para realizar las diligencias de ley

Local

Tiene 77 años, fue maestro y director; ahora educa con vivencias

A través del libro "Las telarañas del campo" ha decidido dar cuenta de sus vivencias y las opciones educativas de antaño

Local

Tiene 77 años, fue maestro y director; ahora educa con vivencias

A través del libro "Las telarañas del campo" ha decidido dar cuenta de sus vivencias y las opciones educativas de antaño

Local

¿Eres zurdo?, no te sientas extraño, aunque tus actividades se compliquen

Una de cada diez personas que habita en la tierra utiliza su mano izquierda para escribir, pintar, cocinar y realizar otras actividades

Local

¡Sin bajar la guardia! Córdoba no presenta contagios en 24 horas

En un día se registraron 44 fallecimientos y 250 nuevos casos de Covid-19 en la Veracruz

Local

Algunas escuelas particulares apoyarán a familias

Al menos 32 universidades del centro-sur del país, han sido afectadas por la crisis generada por la pandemia del coronavirus

Finanzas

Sucursales de Banco del Bienestar cuestan más de 2 mil 941 mdp

El Banco del Bienestar pago a las Fuerzas Armadas antes de cancelar el contrato de los cajeros automáticos

Política

Gobernadores gastan 900 mil pesos en Facebook

De los siete mandatarios que se publicitan, el de Baja California ha pagado hasta 800 mil pesos