/ jueves 30 de julio de 2020

Abortó por $5 mil, pero cordobesa siguió embarazada

Cuenta su historia; fue en una clínica de Orizaba; igual y eran gemelos, le dijo la doctora

Córdoba, Ver.- María pagó cinco mil pesos para que le realizaran un aborto en una clínica de Orizaba. Se lo hicieron, se fue a su casa... y dos meses después supo que seguía embarazada. ¿Qué pasó? Narra que supuestamente sí abortó, pero que en sus entrañas habría habido dos embriones, “igual y eran gemelos”, le dijo la doctora que la atendió.

El testimonio de María (nombre ficticio debido a la protección de datos) es uno más de los que en esta región se practican en las sombras. El caso de María en particular es distinto porque pese a que el procedimiento fue exitoso, el resultado de dicha intervención no fue el esperado.

Fui con mi novio y fue como si fuera una consulta de ginecólogo normal, te atienden, te arman un expediente, cobran creo 300 pesos la consulta y al entrar te recuestan para revisar el vientre, lo palpa y dependiendo de eso pues te dice como lo siente”, relata María, quien agrega: “es muy buena en eso la doctora, procede a dar fechas de parto, análisis, vitaminas y es entonces cuando la paciente indica que no desea tenerlo”.

Ella fue súper fría y práctica, me dijo que si, que tenía que ser antes de la semana 12 y que costaba 5 mil y debía ir en ayunas

"Le cuestioné cómo era el proceso y la doctora me indicó que era mediante una aspiración y que no había ningún tipo de riesgo, pues es un hospital y no pasaría nada", recuerda la entrevistada, quien sin decir el lugar exacto de ese hospital indicó que está ubicado en Orizaba.

Foto: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba

QUÉ ME HICIERON

El día de la intervención –agrega María en su relato- "fui con un ayuno de 8 horas, al entrar entregué el papel que me daba el acceso al cuarto y me fue entregada una bata y me pusieron suero, a la media hora entré al quirófano caminando y me pusieron el oxímetro en el dedo y un medicamento para empezar a marearme o dormirme hasta que llegó el anestesiólogo, después de esto solo recuerdo haber subido las piernas en una camilla”.

La aspiración es un procedimiento en donde no hay raspado, no dura más de 15 minutos, a diferencia del legrado en donde sí raspan y lleva más de riesgo de dañar algún órgano por la introducción de un instrumento, no obstante en ambos procedimientos existe anestesia, nos explicó María, quien dijo que tras la intervención pasaron dos o tres horas y pudo retirarse por su propio pie con una receta para la inflamación, dolor o infección.

Foto: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba

ME REGRESÉ MANEJANDO A LA CASA

Me fui manejando a mi casa, fui a cenar y compré las medicinas para el dolor y no hubo gran problema ese día…”, recuerda.

Esto ocurrió en enero del 2018, pero sería poco tiempo después que empezarían unos síntomas, el dolor de cadera, náuseas, depresión, vómito y cansancio fueron parte de las reacciones que su cuerpo le hacía ver que algo no estaba como lo planeaba.

SEGUÍA EMBARAZADA; “TE SIENTES VULNERABLE”

Como el periodo se altera no sabía cuando me iba a bajar, pero en enero no vino mi menstruación, en febrero tampoco, entonces me sentía muy cansada, subí de peso y me sentía triste, por ello regresé a la clínica en marzo”.

El procedimiento fue el mismo: llamó, solicitó una cita, se agendó la consulta y al llegar al consultorio y tras la revisión, la doctora le realizó un ultrasonido que mostraba un feto vivo de 16 semanas, fue entonces cuando María supo el sexo del pequeño que ya crecía en su vientre.

“Me atendió la misma doctora con la que había ido y me tocó y me dijo que ahí seguía y que quizá eran gemelos ya que en la primer consulta me dijo que el que sacó estaba grande y me repitió, igual eran gemelos, fue una sorpresa para María quien hoy tiene un hijo varón de 2 años sano y grande.

En esa última consulta María cuestionó a la doctora pues ella había pagado 5 mil pesos por un procedimiento, a lo que la doctora le dijo que no podría hacer nada porque ya sería muy arriesgado con una gestación de 4 meses, lo que procedió fue una receta muy distinta a la de la consulta anterior. Esta vez tenía entre las medicinas se incluían vitaminas y análisis para llevar el control de embarazo.

Comenta que después de eso las preocupaciones eran distintas, de pedir que abortara cambió ‘el chip' por saber que el bebé estuviera bien, pues en 4 meses no se había cuidado.

Es un trauma muy fuerte el impacto de saber que sigues teniendo adentro un bebé, no tuve ningún tipo de limitante yo seguí haciendo mis cosas, cargando, comiendo, también me tomé alguna bebida con alcohol, son cosas que cambian la forma de vida de una persona que no esperaba una responsabilidad tan grande en ese momento”, expresa.

María hoy trabaja para mantener a su único hijo, es madre soltera y su familia la respaldó al final.

Foto: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba

Es algo feo, te sientes súper sola, desprotegida, vulnerable, yo lo hice porque no quería traer un hijo sin tener un respaldo económico, familiar, sobre todo por todos los prejuicios que tienes en la cabeza, los valores, el qué dirán, miedo si algo pasa, es todo, se conjunta y te lleva a tomar esas decisiones”.

Córdoba, Ver.- María pagó cinco mil pesos para que le realizaran un aborto en una clínica de Orizaba. Se lo hicieron, se fue a su casa... y dos meses después supo que seguía embarazada. ¿Qué pasó? Narra que supuestamente sí abortó, pero que en sus entrañas habría habido dos embriones, “igual y eran gemelos”, le dijo la doctora que la atendió.

El testimonio de María (nombre ficticio debido a la protección de datos) es uno más de los que en esta región se practican en las sombras. El caso de María en particular es distinto porque pese a que el procedimiento fue exitoso, el resultado de dicha intervención no fue el esperado.

Fui con mi novio y fue como si fuera una consulta de ginecólogo normal, te atienden, te arman un expediente, cobran creo 300 pesos la consulta y al entrar te recuestan para revisar el vientre, lo palpa y dependiendo de eso pues te dice como lo siente”, relata María, quien agrega: “es muy buena en eso la doctora, procede a dar fechas de parto, análisis, vitaminas y es entonces cuando la paciente indica que no desea tenerlo”.

Ella fue súper fría y práctica, me dijo que si, que tenía que ser antes de la semana 12 y que costaba 5 mil y debía ir en ayunas

"Le cuestioné cómo era el proceso y la doctora me indicó que era mediante una aspiración y que no había ningún tipo de riesgo, pues es un hospital y no pasaría nada", recuerda la entrevistada, quien sin decir el lugar exacto de ese hospital indicó que está ubicado en Orizaba.

Foto: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba

QUÉ ME HICIERON

El día de la intervención –agrega María en su relato- "fui con un ayuno de 8 horas, al entrar entregué el papel que me daba el acceso al cuarto y me fue entregada una bata y me pusieron suero, a la media hora entré al quirófano caminando y me pusieron el oxímetro en el dedo y un medicamento para empezar a marearme o dormirme hasta que llegó el anestesiólogo, después de esto solo recuerdo haber subido las piernas en una camilla”.

La aspiración es un procedimiento en donde no hay raspado, no dura más de 15 minutos, a diferencia del legrado en donde sí raspan y lleva más de riesgo de dañar algún órgano por la introducción de un instrumento, no obstante en ambos procedimientos existe anestesia, nos explicó María, quien dijo que tras la intervención pasaron dos o tres horas y pudo retirarse por su propio pie con una receta para la inflamación, dolor o infección.

Foto: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba

ME REGRESÉ MANEJANDO A LA CASA

Me fui manejando a mi casa, fui a cenar y compré las medicinas para el dolor y no hubo gran problema ese día…”, recuerda.

Esto ocurrió en enero del 2018, pero sería poco tiempo después que empezarían unos síntomas, el dolor de cadera, náuseas, depresión, vómito y cansancio fueron parte de las reacciones que su cuerpo le hacía ver que algo no estaba como lo planeaba.

SEGUÍA EMBARAZADA; “TE SIENTES VULNERABLE”

Como el periodo se altera no sabía cuando me iba a bajar, pero en enero no vino mi menstruación, en febrero tampoco, entonces me sentía muy cansada, subí de peso y me sentía triste, por ello regresé a la clínica en marzo”.

El procedimiento fue el mismo: llamó, solicitó una cita, se agendó la consulta y al llegar al consultorio y tras la revisión, la doctora le realizó un ultrasonido que mostraba un feto vivo de 16 semanas, fue entonces cuando María supo el sexo del pequeño que ya crecía en su vientre.

“Me atendió la misma doctora con la que había ido y me tocó y me dijo que ahí seguía y que quizá eran gemelos ya que en la primer consulta me dijo que el que sacó estaba grande y me repitió, igual eran gemelos, fue una sorpresa para María quien hoy tiene un hijo varón de 2 años sano y grande.

En esa última consulta María cuestionó a la doctora pues ella había pagado 5 mil pesos por un procedimiento, a lo que la doctora le dijo que no podría hacer nada porque ya sería muy arriesgado con una gestación de 4 meses, lo que procedió fue una receta muy distinta a la de la consulta anterior. Esta vez tenía entre las medicinas se incluían vitaminas y análisis para llevar el control de embarazo.

Comenta que después de eso las preocupaciones eran distintas, de pedir que abortara cambió ‘el chip' por saber que el bebé estuviera bien, pues en 4 meses no se había cuidado.

Es un trauma muy fuerte el impacto de saber que sigues teniendo adentro un bebé, no tuve ningún tipo de limitante yo seguí haciendo mis cosas, cargando, comiendo, también me tomé alguna bebida con alcohol, son cosas que cambian la forma de vida de una persona que no esperaba una responsabilidad tan grande en ese momento”, expresa.

María hoy trabaja para mantener a su único hijo, es madre soltera y su familia la respaldó al final.

Foto: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba

Es algo feo, te sientes súper sola, desprotegida, vulnerable, yo lo hice porque no quería traer un hijo sin tener un respaldo económico, familiar, sobre todo por todos los prejuicios que tienes en la cabeza, los valores, el qué dirán, miedo si algo pasa, es todo, se conjunta y te lleva a tomar esas decisiones”.

Local

Ofrecen "buenos" trabajos...para extorsionar sexualmente

A través de las redes sociales son contactadas, les piden información necesaria que puede ser utilizada en su contra

Local

"Viento en popa" la zafra de este inicio del 2021

Las factorías azucareras son espacios donde laboran más de 100 personas por lo que piden agilizar la llegada de vacunas anti Covid-19

Policiaca

Detienen a mujer por defraudar con programas sociales

La mujer acusada por el delito de fraude fue ingresada a un reclusorio de la región a disposición del Juez

Cine

Filmes húngaros dominan la Berlinale

Notable es el caso de las dos películas húngaras que para mi gusto dominan hasta ahora lo visto en competición

Celebridades

Reinaldo Marcus Green dirigirá cinta sobre Bob Marley

El cineasta de origen puertorriqueño dirigirá la película biográficapara el estudio Paramount

Cine

Se cumplen 45 años del estreno de Canoa, película de Felipe Cazals

Algunos la consideraron un presagio de la matanza de Tlatelolco; otros, una metáfora del resentimiento de las sociedades más conservadoras contra la juventud

Cine

Fernando Trueba compite en los Goya con "El olvido que seremos"

El director español compite por Colombia en los Premios Goya con esta adaptación de la novela autobiográfica de Héctor Abad Faciolince

Gossip

Paramount+ llega a México con Kamp Koral, el origen de Bob Esponja

La precuela muestra a los personajes de Fondo de Bikini en su infancia en una serie de la nueva plataforma streaming

Ciencia

En ciencia, no hay apoyos para mujeres: Julieta Fierro

Julieta ofrecerá la charla El futuro del universo en la Academia Mexicana de la Lengua