imagotipo

Blindan corporaciones policiacas tramo estatal Cosolapa-Acatlán

  • José Luis Jiménez Zaragoza
  • en Local

Acatlán de Pérez Figueroa, Oax. (OEM-Informex).- Las Policías Municipal de Cosolapa y Acatlán de Pérez Figueroa blindaron el tramo carretero estatal que ha sido escenario de tres asaltos a autobuses, donde la delincuencia ha escapado con jugosos botines.

Allegados a la policía, confirmaron que existen retratos hablados de los presuntos asaltantes de quienes se dijo podrían, “brincar” del vecino estado de Veracruz, pero guardan mutismo al respecto.

Para informadores, los delincuentes nunca se percataron que sus acciones fueron grabadas por las cámaras de circuito cerrado que existen en los autobuses y eso ha servido para identificarlos y obtener sus retratos hablados.
Apoderados legales de la empresa de autobuses, aportó algunos informes a la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) sobre los delincuentes que han asestado los golpes en la zona.

Los delincuentes que cometieron los tres asaltos son de tez morena, complexión robusta, de bigote; uno porta escopeta recortada y el otro, revolver.

Todos los atracos han sido cometidos por individuos de similares características dijeron allegados a la policía.

Según se confirmó el primer asalto fue el 19 de marzo al autobús número económico 23 de la línea Galaky. El carro de pasaje circulaba con dirección a Tezonapa cuando fue abordado por dos sujetos, morenos que simularon ser viajeros y en el lindero de Cosolapa, cometieron el ilícito tras encañonar al chofer y despojaron de sus pertenencias a unos 10 usuarios.

El domingo 9 de abril, dos  individuos que se confundieron con otros pasajeros que, abordaron el autobús número económico 249 de la línea Galaxi, en la carretera  estatal Acatlán de Pérez Figueroa-Cosolapa, cometieron el segundo golpe.

Los sujetos, se levantaron de sus asientos, desenfundaron armas que portaban entre sus pertenencias, amagaron a los pasajeros y despojaron de dinero en efectivo, objetos de valor y teléfonos celulares a todos los pasajeros.

El mismo modus operandis, se ocupó en el tercer atraco  cometido por la delincuencia entre Cosolapa y Acatlán: amagaron al chofer con pistolas que ocultaban entre sus ropas.

Armas en mano recorrieron todos los asientos y obligaron a los viajeros a entregar dinero y objetos de valor por un monto no estimado oficialmente.