imagotipo

Cada dos días se comete un feminicidio

  • Luis Ferral Huerta
  • en Local

En lo que va del año, se han incrementado los feminicidios en la entidad veracruzana y en la zona centro se siguen presentando casos de mujeres asesinadas, señalaron integrantes del colectivo Libre de Violencia, quienes indicaron que es lamentable que las autoridades a pesar de decretarse la alerta de género no hagan nada para evitar las acciones que van en contra de las mujeres que derivan en asesinatos, desapariciones forzadas y abusos.

Miriam Méndez de la fundación Libre de Violencia, señaló que en el estado de Veracruz este tipo de delitos esta sin freno, al grado de que según las estadísticas que se tienen hasta la fecha se contempla que cada dos días al menos se asesina a una mujer en la entidad veracruzana.

Asimismo señaló que los datos son ambiguos toda vez que muchos de los feminicidios no se denuncian o registran como tales, por lo que no existen estadísticas concretas en torno a este tema.

La presidenta de la Fundación coincidió con los integrantes de otros colectivos en destacar que a pesar de que el 23 de noviembre de 2016, la Secretaría de Gobernación, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM) declaró la alerta de violencia de género contra las mujeres de once municipios de la entidad veracruzana, los asesinatos de mujeres no se han frenado, al grado de que en el 2016, según estadísticas de los registros denunciados de este tipo de delitos, hubo 142 feminicidios, 48 homicidios de mujeres, en total fueron 190 asesinadas en los municipios de Papantla, Veracruz, Xalapa, Orizaba, Tihuatlán, Poza Rica, Medellín de Bravo, Coatzacoalcos, Minatitlán y Atzacan, teniendo como característica concurrente que el 30 por ciento de estos casos reportados son de personas sin identificar.

Asimismo en ese mismo año, se registraron 335 mujeres y niñas desaparecidas, y más de mil casos de mujeres víctimas de algún tipo de violencia.

Ahora en el 2017, no se han contabilizado de forma oficial los casos de feminicidio, pero ya han rebasado la estadística de que por cada dos días una mujer pierde la vida en algún sitio del estado de Veracruz.

Otra característica propia de los asesinatos de mujeres, es que después de la proliferación de grupos delincuenciales, ahora estos casos de homicidios contra el género femenino, son asociados a ellos, por lo que las autoridades ministeriales han destacado como un hecho consumado que existe un supuesto vínculo que las víctimas podrían tener con sus agresores, los cuales, argumentan las autoridades, pertenecen a algún cártel delictivo, lo que hace que la gran mayoría de los casos no se sigan investigando y se les dé el clásico carpetazo.

De esta forma aquellas mujeres que han sido halladas muertas, con huellas de tortura y ejecutadas con el tiro de gracia, son contempladas como vinculadas a grupos delincuenciales y no como feminicidios, lo que provoca que no haya un registro adecuado para establecer una estadística real de los casos de feminicidios,

Otro de los casos que se dan ya con mayor frecuencia es la desaparición de mujeres menores de edad, que cursan la secundaria o preparatoria, que en un momento dado “desaparecen” sin dejar rastro.

Es por ello que las organizaciones feministas y asociaciones civiles que velan por el género femenino, consideran de alarmante la violencia de género en la entidad veracruzana, que aun cuando existen leyes que respaldan a las mujeres, no son aplicadas convirtiéndose en letra muerta.

Un detalle especial es que las contabilizaciones y registros varían entre dependencia y dependencia así como entre organización y organización, toda vez que en el caso del Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), que lleva contabilizados 50 asesinatos de mujeres en la entidad, tan solo en los primeros tres meses del año, mientras que la Red de Mujeres Feministas del Estado de Veracruz, registro solo 24 casos.

Otro dato interesante es que en el 2016, solo se resolvieron 38 casos de feminicidio de todos los registrados lo que habla de una ineficiencia y desinterés de las autoridades en el tema  lo que obliga a los colectivos, asociaciones y organizaciones a hacer énfasis en que se haga algo al respecto y de defienda a la mujer para que se libre de la violencia en que está inmersa.