/ lunes 4 de enero de 2021

Cerca de Córdoba son exhibidos 900 bonsáis, ¿sabes dónde?

La joya es un águila azteca (“Juniperus Chinensis”) que tiene más de cinco siglos de existencia.

Ubicado en el municipio de Fortín de las Flores, en la zona de las Altas Montañas del estado de Veracruz, se encuentra el Museo Tatsugoro, espacio dedicado a la conservación y exhibición de 900 bonsáis de 120 especies. La joya es un águila azteca (“Juniperus Chinensis”) que tiene más de cinco siglos de existencia.

Rodeadas de vegetación endémica, las instalaciones, con vista al Pico de Orizaba, dan oportunidad al visitante de conocer liquidámbares, bugambilias, rosales, ahuehuetes, limoneros, olmos, eugenias, fresnos, tamarindos y truenos, por mencionar solo algunos de los árboles cuya edad va desde los cinco y hasta los 500 años.

Pasear por el Museo adquiere un carácter especial al tratarse de recorridos guiados a cargo de personal que comparte la historia de algunos de los árboles más representativos, de un pequeño bosque de cipreses, así como de los orígenes del singular espacio, considerado entre los más importantes de Latinoamérica.

El nombre elegido, detalla la guía, es en honor al japonés Tatsugoro Matsumoto, jardinero imperial que en 1897 ingresó a México el primer bonsái“Male”, quien espera a los visitantes en la puerta de la casa-museo, explica que el sitio tiene 12 años de funcionamiento, tiempo durante el cual han recibido a personas de distintas partes de mundo interesadas en conocer lo que inicialmente fue el jardín particular de don Miguel Ros.

El español, quien maravillado por la belleza natural de Fortín decidió afincarse en la ciudad a lado de su esposa, Consuelo Romero, con el paso de los años determinó poner a la vista del público sus bonsáis, con el aval del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, en un entorno que semeja un jardín oriental.

El nombre elegido, detalla la guía, es en honor al japonés Tatsugoro Matsumoto, jardinero imperial que en 1897 ingresó a México el primer bonsái, además de ser quien aconsejó al expresidente Álvaro Obregón sembrar jacarandas en las principales avenidas de la Ciudad de México.

El Museo, además de funcionar como una gran exposición, es un centro de estudio, así, quien quiera aprender el denominado “arte viviente” tiene opción de hacerlo y descubrir que el 90 por ciento de los árboles puede ser un bonsái, con la advertencia de que estas obras artísticas nunca están acabadas.

En el estudio, el equipo de trabajo y jardineros reciben capacitación constante y no se quedan con el conocimiento, lo difunden con la condición de trabajar bajo parámetros de calidad y respetando siempre los orígenes de la formación del bonsái.

El Museo Tatsugoro está ubicado en privada de la avenida Huatusco número 6, en el fraccionamiento Fortín. El costo de acceso es de 10 pesos y permanece abierto de lunes a domingo, de 9 a 18 horas. Para agendar recorridos guiados está disponible el número (271) 7 13 09 90.

Ubicado en el municipio de Fortín de las Flores, en la zona de las Altas Montañas del estado de Veracruz, se encuentra el Museo Tatsugoro, espacio dedicado a la conservación y exhibición de 900 bonsáis de 120 especies. La joya es un águila azteca (“Juniperus Chinensis”) que tiene más de cinco siglos de existencia.

Rodeadas de vegetación endémica, las instalaciones, con vista al Pico de Orizaba, dan oportunidad al visitante de conocer liquidámbares, bugambilias, rosales, ahuehuetes, limoneros, olmos, eugenias, fresnos, tamarindos y truenos, por mencionar solo algunos de los árboles cuya edad va desde los cinco y hasta los 500 años.

Pasear por el Museo adquiere un carácter especial al tratarse de recorridos guiados a cargo de personal que comparte la historia de algunos de los árboles más representativos, de un pequeño bosque de cipreses, así como de los orígenes del singular espacio, considerado entre los más importantes de Latinoamérica.

El nombre elegido, detalla la guía, es en honor al japonés Tatsugoro Matsumoto, jardinero imperial que en 1897 ingresó a México el primer bonsái“Male”, quien espera a los visitantes en la puerta de la casa-museo, explica que el sitio tiene 12 años de funcionamiento, tiempo durante el cual han recibido a personas de distintas partes de mundo interesadas en conocer lo que inicialmente fue el jardín particular de don Miguel Ros.

El español, quien maravillado por la belleza natural de Fortín decidió afincarse en la ciudad a lado de su esposa, Consuelo Romero, con el paso de los años determinó poner a la vista del público sus bonsáis, con el aval del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, en un entorno que semeja un jardín oriental.

El nombre elegido, detalla la guía, es en honor al japonés Tatsugoro Matsumoto, jardinero imperial que en 1897 ingresó a México el primer bonsái, además de ser quien aconsejó al expresidente Álvaro Obregón sembrar jacarandas en las principales avenidas de la Ciudad de México.

El Museo, además de funcionar como una gran exposición, es un centro de estudio, así, quien quiera aprender el denominado “arte viviente” tiene opción de hacerlo y descubrir que el 90 por ciento de los árboles puede ser un bonsái, con la advertencia de que estas obras artísticas nunca están acabadas.

En el estudio, el equipo de trabajo y jardineros reciben capacitación constante y no se quedan con el conocimiento, lo difunden con la condición de trabajar bajo parámetros de calidad y respetando siempre los orígenes de la formación del bonsái.

El Museo Tatsugoro está ubicado en privada de la avenida Huatusco número 6, en el fraccionamiento Fortín. El costo de acceso es de 10 pesos y permanece abierto de lunes a domingo, de 9 a 18 horas. Para agendar recorridos guiados está disponible el número (271) 7 13 09 90.

Local

¿Pensaste que era el fin del Covid? No bajes la guardia

El cubrebocas, aunque pueda parecer molesto, junto con las vacunas, ha permitido salvar vidas

Local

Carnaval de Veracruz: Gradas moradas para mujeres no funcionaron acusan Brujas del Mar

La vocera del colectivo dijo que la iniciativa estuvo mal desde un principio, pues no hubo una estrategia integral

Local

Caso Alan: el recuento del asesinato que enardeció a Orizaba

Sus vecinos le dicen adiós recordándolo como siempre lo vieron desde hace 3 años que llegó a vivir a la Unidad Habitacional

Local

¿Sabes cuántos migrantes veracruzanos hay en EU y cuánto mandan?

En 2020, de Veracruz salieron 36 mil 493 personas para vivir en otro país, 81 de cada 100 se fueron a Estados Unidos de América

Local

Carnaval de Veracruz: Gradas moradas para mujeres no funcionaron acusan Brujas del Mar

La vocera del colectivo dijo que la iniciativa estuvo mal desde un principio, pues no hubo una estrategia integral

Ecología

Combustibles fósiles: El enemigo número uno

El discurso de la restauración de los ecosistemas, aunque benéfico, distrae de la principal urgencia global, que es eliminar de manera efectiva y drástica las energías no renovables

Salud

Un “menú digital” para la familia

Especialistas en seguridad en línea acuñaron el término de "dieta digital" para describir el uso de la tecnología dentro del núcleo familiar

Local

¿Pensaste que era el fin del Covid? No bajes la guardia

El cubrebocas, aunque pueda parecer molesto, junto con las vacunas, ha permitido salvar vidas

Local

Caso Alan: el recuento del asesinato que enardeció a Orizaba

Sus vecinos le dicen adiós recordándolo como siempre lo vieron desde hace 3 años que llegó a vivir a la Unidad Habitacional