/ lunes 3 de agosto de 2020

Con responsabilidad y amor, el sistema virtual funciona: padre de familia

Algunas madres y padres, haciendo un esfuerzo podrán contratar internet, para otros será imposible, pues tienen otras prioridades como comer, pagar renta, luz y gas

El regreso a clases de manera virtual será para unos cuantos alumnos, pues muchos no cuentan con un teléfono celular, mucho menos con una computadora en casa que tenga conexión a internet. Corresponde a los padres generar un ambiente de trabajo saludable en casa para que los niños tomen sus clases, ya que con responsabilidad, amor y apertura de mente el sistema virtual funciona, asegura un padre de familia.

Algunas madres y padres, haciendo un esfuerzo podrán contratar internet, otros está dispuestos a compartir sus herramientas con uno o dos compañeros de sus hijos, pero otros definitivamente no podrán hacerlo simplemente porque sus prioridades son comer, pagar renta, luz y gas.

Beatriz Torres Beristáin, quien es madre de familia y catedrática, cree que las oportunidades de acceder a clases de manera virtual las pueden aprovechar únicamente las familias que cuenten con acceso a internet, disponibilidad de tiempo y que no tienen que ocuparse de otras tareas y compromisos, ya que quienes salen a buscar el pan de cada día, cuidan a enfermos o se hacen cargo de niños pequeños, no podrán apoyar a sus hijos ni brindarles esa oportunidad. En ese caso también están los alumnos de comunidades sin acceso o deficiente acceso a la red, lo que hará muy difícil su participación en las clases en línea. “Es decir la virtualidad intensifica y marca aún más las desigualdades sociales”.

Sabe que se puede aprovechar el conocimiento que les ha hecho darse cuenta de un potencial que no habían explorado, el cual les ha permitido coincidir y trabajar con especialistas que están muy lejos, sin embargo tiene sus limitaciones, ya que lo podrán aprovechar quienes cuenten con las herramientas necesarias.

Elsa Reyes asentó que la situación es muy complicada para ella porque tendrá que contratar internet y pedir ayuda de otra persona que acompañe a su hija durante las clases porque debido a la pandemia y a su trabajo en el sector salud, la niña está con su abuelita, que no sabe de plataformas digitales. Su hija ingresará a primer grado de primaria, por lo que aún no sabe cómo podrá apoyar, pues en el jardín de niños las cosas eran muy diferentes. Reiteró que será muy difícil, sin embargo, no imposible.

Gabriela Peralta, quien es a su vez maestra de arte y madre de familia, considera que para evitar más contagios las clases virtuales son lo más adecuado y aunque a ella le gustaría volver a las clases presenciales y también a su hija, reitera que preservar la salud es lo más importante. Las clases virtuales nunca se compararán con las presenciales, aseguró, pues además la mayor responsabilidad y trabajo recaen sobre los padres de familia que acompañan los procesos. “Si se va a trabajar virtualmente los docentes tendrán que cambiar y no excederse en contenidos que no se van a ver bien porque los pequeños se estresan al igual que los padres que a veces no están capacitados para aclarar dudas".

El padre de familia Jorge Tejeda García opinó que conforme a la nueva normalidad, que se espera sea temporal, las clases virtuales representan la mejor alternativa educativa que además fortalece la parte autodidacta que debe incrementarse en los escolapios. Añadió que la presencialidad de los docentes en las clases en línea fortalecería este medio educativo porque para los padres representa una dificultad ayudar a sus hijos en las tareas tanto por el tiempo restringido en el caso de los que trabajan, como por la dificultad de éstas y abundó que es importante afianzar con varias alternativas más la educación en línea para que sea más efectiva la transmisión del conocimiento.

Foto: Eduardo Murillo | Diario de Xalapa



Jorge Antonio Gómez, quien es padre de familia y catedrático, dijo que si ya se trabajó el fin del pasado ciclo escolar de esta manera, el inicio de éste podría ser más fácil en base a la experiencia obtenida, por lo que será cuestión de adaptar los temas y tratar de resolver de la mejor manera el acompañamiento que se dé tanto a sus alumnos como a su hijo que ingresará a primero de primaria.

La madre de familia Citlalli Romero aclaró que no están preparados para el inicio de curso virtual y que aún desconoce cuál será la dinámica, aunque afirmó que sea cual fuere, ella está dispuesta a allegarse de las herramientas necesarias para que todo salga bien en beneficio de sus hijos. Sostuvo que de nada sirve quejarse, por lo que organizará sus actividades diarias para poder acompañarles y como sabe que hay niños que no tienen computadora ni internet ha pensado en invitar a uno o dos compañeros de su hijo que esté en esas condiciones para que no se quede sin acceso a la educación.

Leticia Carreón Rivera asentó que como madre de familia está muy preocupada, ya que se sabe que la educación en México no es la de mejor nivel y a través de las clases virtuales no ve una buena opción, “ya que los maestros harán como que trabajan y los alumnos como que aprenden y como la mayoría sabe que no los pueden reprobar no se esforzarán lo suficiente para aprovecharlas”. En su opinión las condiciones no son las óptimas para volver a las aulas porque no todos los chicos son conscientes de las medidas de sanidad, de ahí que las clases en línea representen la mejor opción gracias a que en su caso cuenta con las herramientas necesarias, aunque sabe de muchos otros no pueden decir lo mismo.

Foto: Eduardo Murillo | Diario de Xalapa



Rebeca Guadalupe Rodríguez, madre de familia, coincidió en que las clases en línea representan la mejor opción en este momento, aunque ella no se siente capacitada para apoyar a su hijo con clases y tareas. Además le preocupa que al reintegrarse al trabajo el niño se quedará con su abuelita, quien se ve rebasada por los sistemas digitales y no puede proporcionar gran ayuda.

El padre de familia Alejandro Hernández asentó que ya cuenta con la experiencia obtenida durante el curso pasado, en el cual su familia aprendió a ser respetuosa del ambiente que requieren sus hijos para aprovechar mejor sus clases. Consideró que es importante que uno de los padres esté al pendiente para que los niños trabajen y aprovechen al máximo las clases. “Corresponde a los padres generar un ambiente de trabajo saludable en casa para que los niños tomen sus clases, ya que con responsabilidad, amor y apertura de mente el sistema virtual funciona”, asentó.

SIN ACCESO

Margarita Hernández Luna descartó que su nieto Daniel pueda tomar clases en línea porque no tienen ni un teléfono inteligente, mucho menos acceso a internet. Daniel, quien pasó a sexto grado con promedio de 9 y es uno de los mejores alumnos de su clase, no podrá tomar las clases en línea porque en su hogar no hay las condiciones adecuadas. Ella es una mujer de 65 años que trabaja aseando algunas casas y lo que gana apenas le da para pagar la renta, la luz y en algunas ocasiones el gas.

No tiene forma de adquirir un teléfono, mucho menos el internet, por lo que el niño no iniciará el curso al igual que algunos de sus compañeros, lo que no le preocupa mucho porque Daniel es tan buen estudiante que aprende con una facilidad increíble, y en ese caso tratará de mantenerlo ocupado con algunas lecturas y resolviendo los libros de su hermano mayor hasta que pueda asistir a las clases presenciales.

Foto: Eduardo Murillo | Diario de Xalapa



En un caso muy parecido están los nietos de Gertrudis Vásquez: Samuel, Octavio y Sandra, quienes cursarían sexto, cuarto y segundo grados respectivamente, pero no cuentan con computadora ni acceso a internet. Los chicos dependen de su padre, pero se quedan con la abuelita cuando él se va a trabajar y en casa lo prioritario es resolver el día a día, por lo que a veces los niños acompañan al padre a trabajar o venden artículos que la gente les regala. Si las clases son por televisión, los niños podrían verlas, pero tampoco cuentan con un adulto que les acompañe en el proceso de aprendizaje por lo que se ponen a jugar y no atienden, mucho menos aprenden, dijo Gertrudis.

Docentes veracruzanos preparan estrategias pedagógicas

Ante el anuncio de que el ciclo escolar 2020-2021 iniciará de forma virtual, docentes veracruzanos ya preparan sus estrategias pedagógicas para cumplir con los planes de estudio programados para los diferentes niveles educativos con el apoyo de diferentes plataformas tecnológicas que permitan acercar a sus alumnos los contenidos planeados para su desarrollo académico.

Mercedes Martínez, docente de Educación Física en Preescolar, compartió que el plan de acción es que mediante equipos de docentes y organizada se establezcan medidas y actividades en reuniones virtuales y después ya en colectivo se reunirán para hacer un solo producto como escuela, luego que tuvieron un taller intensivo y posteriormente se trabajará con el Consejo Técnico Escolar.


En su opinión, los docentes se encuentran preparados para iniciar las clases en línea el próximo 10 de agosto, ya que cuentan con las herramientas para poder desarrollar las actividades que cada alumno y grupo necesita para cumplir con los planes de estudio, porque ya tienen experiencia del anterior ciclo con la creación de grupos virtuales y aplicar clases presenciales en linea y se solicitó el apoyo de los padres de familia, quienes debieron armar una carpeta de evidencias que reuniera todas las actividades que se hacían día con día, mismas que tuvieron que entregar para poder hacer una evaluación final.

Fernanda Rojas Andrade, docente multigrado en Primaria, consideró que si bien existen dificultades para que los alumnos logren el desarrollo educativo planeado al aplicar las clases a distancia, sí es posible obtener resultados positivos con el apoyo de los padres de familia. Y en zonas rurales, como en la que ella se ubica, los mayores retos generados con la pandemia por el Covid-19 se relacionan con la falta de herramientas tecnológicas y los pocos materiales educativos con los que cuentan los alumnos, dadas las carencias económicas de sus familias.

Sin embargo, mencionó que ni el ciclo escolar que concluyó en junio pasado, ni el que está por iniciar pueden considerarse como perdidos, pues sí se lograron y se prevé cumplir metas relacionadas con el plan de estudios y destacó que ya se trabaja en la creación de carpetas con actividades que les permitan a los menores mantenerse al corriente en las clases marcadas por el ciclo escolar, además de que se espera la llegada de los cuadernillos de apoyo que la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) les envía por ubicarse en una zona donde no existe la señal de televisión, radio y mucho menos internet.

Para el cumplimiento de las metas programadas tiene contemplado acudir una vez por semana a la comunidad donde se ubican sus alumnos para entregar los cuadernillos de tareas, recoger los trabajos que hicieron con anterioridad, explicar algunas materias de forma individual y aclarar dudas que se tengan. "Mientras la pandemia continúa seguiré llevándoles las actividades hasta sus casas y esperando que las realicen, para mí lo más importante es que aprendan, ojalá que esta cuarentena termine pronto porque ellos y todos los niños que reciben educación en zonas rurales necesitan acudir a la escuela, necesitan de sus maestros, de las clases para poder avanzar y cumplir con las metas programadas”, expuso.

Ianyth Rivera, docente de Telesecundaria, refirió que como profesores se tiene que hacer uso de las herramientas tecnológicas y habilidades que permitan realizar ajustes a los planes de estudio para cumplir con las metas programadas y una de sus preocupaciones para el siguiente ciclo escolar le corresponde trabajar con alumnos de primer grado a los cuales debe conocer, además de lograr mantener el contacto con ellos porque, también, desconoce si cuentan o no con los recursos tecnológicos para recibir las clases.

Para poder lograr cumplir con los contenidos entre sus planes se encuentra establecer comunicación telefónica con sus alumnos, a través de la plataforma que utiliza la mayoría de los usuarios que tienen celular, mediante la cual podrá enviar el listado de actividades que deberán cumplir y ellos, a su vez, enviar evidencias con fotografías o videos de las mismas. “Será difícil establecer contacto con nuevos alumnos, pero buscaré realizar video llamadas para que me conozcan y puedan tener la confianza al momento de enviar sus evidencias. En estos momentos es cuando nos percatamos de la importancia que tiene para un docente estar frente a sus alumnos, tener un contacto directo, pues establecer un vínculo de manera virtual no es fácil”, opinó.

Foto: Archivo | OEM



Alejandra Andrade, docente en Bachillerato, aseguró que será un ciclo escolar difícil porque no se pueden abarcar por completo los contenidos con los alumnos; sin embargo, sí se pueden lograr algunas metas centrales, ya que están preparados para el uso de tecnologías y por eso considera que la parte más difícil tanto para los docentes como para los alumnos ya fue superada, pues se trató de una situación emergente en la que se debieron realizar ajustes a los planes y actividades que se tenían planeadas. “Hemos tenido el tiempo necesario para determinar la forma en que como docentes se debe proceder en el caso en que los alumnos no tengan las herramientas tecnológicas necesarias”, dijo.

Destacó que en el nivel Bachillerato se tiene mayor facilidad para que los alumnos cumplan con las actividades programadas, debido a la independencia y autonomía con la que cuentan al momento de hacer uso de la tecnología

Deserción escolar

Las desigualdades económicas, pero también la falta de conocimiento de las nuevas tecnologías quedó de manifiesto el pasado semestre cuando estudiantes y profesores de la Universidad Veracruzana (UV) tuvieron que concluir de manera abrupta el ciclo escolar mediante clases digitales. En medio del periodo vacacional y con el anuncio de que no habrá regreso a las aulas en septiembre próximo, sino que se mantendrá el sistema educativo a distancia, surge una nueva amenaza para la educación universitaria: la deserción escolar.

Y es que, a decir de catedráticos de la casa de estudios, el abandono de la escuela por no contar con herramientas tecnológicas para las clases en línea o incluso el tener que cambiar dejar la educación universitaria para conseguir un trabajo emergente puede ser otra consecuencia de la pandemia del Covid-19.

Foto: Jaime Ramírez



En tanto son las autoridades universitarias las que atienden este asunto, los catedráticos reconocen que están aprovechando el periodo vacacional para adquirir las habilidades que necesitan para mudarse a un nuevo sistema educativo: el virtual. Haciendo uso de la plataforma Eminus de la propia UV y de otro tipo de herramientas, los profesores buscarán aprovechar de la mejor forma un semestre que se vislumbra complicado.

DESERCIÓN ESCOLAR POR FALTA DE TECNOLOGÍA Y CRISIS

Para Jorge Alejandro León Sánchez, académico de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, la deserción escolar es un fantasma que ronda no solo en la matrícula de los universitarios sino también entre los aspirantes a convertirse en parte de la UV. Y es que, explica que la falta de computadora, acceso a internet e incluso teléfono celular podría hacer que muchos jóvenes no puedan llevar un sistema de clases a distancia.

El profesor de la zona Veracruz-Boca del Río precisó que, durante el pasado semestre, la UV les brindó a los jóvenes la oportunidad de dar de baja algunas materias a las que no podían darle seguimiento sin ningún impacto negativo en historial académico, sin embargo, para este semestre ya se ha establecido formalmente la implementación de un sistema mixto, con un arranque a distancia.

“Estamos observando que va a haber faltante de alumnos porque vamos a seguir con problemas de acceso a la tecnología, así que estamos en la expectativa de cuántos se van a reinscribir al semestre. También en el tema del examen de la UV vislumbramos que va a bajar la matricula”, dijo.

El tema económico será otro obstáculo para muchos universitarios, advierte León Sánchez, ya que a lo largo de estos meses habrían tenido que buscar empleo a fin de contribuir a los ingresos familiares dejando la formación universitaria de lado.

En medio de este panorama, miles de estudiantes sí regresarán de manera virtual a las aulas y para ellos hay que diseñar un sistema más eficiente de clases virtuales. Dedicado a la enseñanza de temas digitales y con el uso de la tecnología en todas sus materias, el profesor de la Facico reconoce que la mudanza a este sistema fue sencilla para él y sus alumnos, aunque sí “batalló” para localizar a un buen número de estudiantes que después del periodo vacacional no se reportaron. “Hubo problemas con alumnos que no pudimos localizar porque tuvieron problemas de comunicación, porque viven en espacios lejanos donde el internet no está funcionando o que no tienen acceso a la tecnología. Al final estuvimos trabajando vía larga distancia con entre el 60 a 70 por ciento de los grupos”, dijo.



Diseñada hace más de una década, la plataforma Eminus de la Universidad Veracruzana se convirtió a raíz de la pandemia de Covid-19 en la principal herramienta de comunicación y formación en los últimos tres meses. Con algunos errores del diseño y dificultades de conexión por momentos, funcionó de manera efectiva reconoce el profesor. “Tiene cerca de 10 años ya funcionando, pero hasta ahora no teníamos la necesidad de usarla, al menos no de forma masiva porque en el Sistema Abierto e idiomas si la ocupaban, pero de pronto todos volteamos a ella y vimos que muchos no sabían usarla”.

DIFICULTADES TECNOLÓGICAS EN ALUMNOS Y DOCENTES

León Sánchez reconoce que la brecha generacional hizo que muchos docentes de la UV tuvieran más dificultades que otros para poder impartir clases virtuales al grado de que algunos adelantaran su jubilación para no tener que adaptarse a un esquema que les resultaba ajeno completamente. Y es que, destaca que hay profesores con tanta experiencia para impartir las materias teóricas que no requieren en lo absoluto de apoyos tecnológicos para sus clases y de momento tuvieron que comunicarse con sus alumnos a través de una pantalla. “Es que no se trata solamente de nuevo medio de comunicación, sino que se requiere implementar una didáctica completamente diferente a lo que estaban acostumbrados y eso es muy complejo”, precisa.

Asegura que no solo los profesores han sufrido por este nuevo esquema y requieren de capacitación sino también algunos jóvenes que a pesar de que nacieron con la tecnología en la mano” sus habilidades digitales se reducen al uso de redes sociales y aplicaciones de mensajería. “Saben muy bien usar redes sociales y son muy buenos en tik tok pero cuando hay que usar la herramienta para leer, para reflexionar o para enseñar algo les cuesta mucho trabajo”.

Fotos: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba



Por ello, las vacaciones también deberán ser aprovechadas tanto por maestros como por alumnos para poder desarrollar las habilidades que les permitan conectarse, explicar sus textos, subir sus materiales y demostrar sus conocimientos a través de estas plataformas.

HAY QUE BUSCAR LA FORMA DE GARANTIZAR EL DERECHO A LA EDUCACIÓN

Aracely Reyes López, académica de tiempo completo nivel C de la facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana reconoce que, aun con la experiencia que se tuvo el semestre pasado, el ciclo escolar que arranca en septiembre próximo será complejo para estudiantes y catedráticos que volverán a tener clases virtuales. No obstante, el periodo vacacional deberá ser aprovechado por los catedráticos para tomar los cursos que sean necesarios a fin de avanzar hacia una educación en línea cada vez más eficiente. Es algo que no esperábamos, pero creo que, a comparación con el semestre pasado, ya estamos más preparados para hacerle frente a esta situación que se está presentando en el aspecto educativo”, dijo.

Señala que, para ella, el haber tejido redes de información con sus alumnos a través de aplicaciones de mensajería permitió que la mudanza a la educación en línea que se tuvo a partir de mayo pasado no fuera tan abrupta. Y es que, explica, desde hace varios años ella ha establecido contacto con ellos a través de sus redes sociales y grupos de WhatsApp por lo que fue fácil mantener el control de los 268 alumnos a los que impartió clases el semestre pasado. “Desde que comenzó la emergencia por Covid-19 yo apliqué un instrumento para ver las condiciones de mis estudiantes en todos los aspectos: económico, emotivo, laboral y de salud para que yo pudiera trabajar con cada uno de manera personalizada”, dijo.

Este instrumento le permitió a la profesora saber cómo se encontraban sus alumnos en todos los aspectos, pero también darse cuenta de las desigualdades económicas que había entre los grupos. Así, mientras que algunos no tuvieron problemas para conectarse en su casa a las clases otros tuvieron que viajar varios kilómetros para conseguir señal e incluso mantener contacto vía telefónica ya que no contaban con computadora o internet.

Además, cuenta la maestra, a lo largo de los tres meses de emergencia muchos alumnos tuvieron que buscar trabajo de manera emergente para ayudar a la economía familiar dejando de lado sus actividades escolares. “Algunos de estos alumnos que se incorporaron al mercado laboral por necesidad se comunicaron conmigo para decirme que ellos podrían conectarse a una hora determinada. Había a quienes les daba yo clases o asesorías a las 8 o 9 de la noche y comencé a buscar para ellos otras estrategias. Ahí es cuando entra la disponibilidad y la imaginación del profesor”.

PARA QUIENES LO REQUIERAN HABRÁ CLASES PRESENCIALES

Esta disponibilidad tendrá que mantenerse en el semestre que está por empezar, advierte Reyes López. Y es que, aunque el periodo intersemestral permitirá a muchos estudiantes y maestros adaptarse a la nueva forma de didáctica, para otros las dificultades continuarán por lo que se deben buscar formas de garantizar el derecho a la educación de todas y todos los universitarios.

En aquellos casos en los que sea imposible acceder y para que ellos puedan tener el derecho humano a la educación garantizado y atendiendo el derecho superior del estudiante van a llevarse a cabo algunas clases presenciales”, señala y explica que estas clases serán de manera escalonada y son aprobadas por las autoridades educativas. “Habría que atender a esos chicos de manera escalonada, es decir podría atender de manera virtual a todos los que tengan herramientas para hacerlo y al resto tendremos que darles clases presenciales, con horarios en tandeos y cuidando todas las medidas sanitarias que nos indiquen”.

Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba



Cuestionada acerca de si el semestre que va a iniciar será bien aprovechado o por el contrario podría desde ya contarse como perdido por las dificultades que implicaría, la abogada es enfática en asegurar que a pesar de la emergencia sanitaria se puede aprender, incluso va más allá y asegura que además de los temas que tienen que ver con el Derecho, los universitarios podrán desarrollar habilidades tecnológicas y de comunicación que no aprenderían estando frente a las aulas.

Por ello el próximo año será el inicio de un nuevo modelo educativo que podría mantenerse en la Universidad Veracruzana por bastante tiempo.Tenemos que retomar las experiencias que nos dejó el semestre pasado y reforzarlas para trabajar porque creo que esta situación no va a ser de un mes o dos meses, incluso ni de seis meses y quizá tendremos mucho tiempo así. Tenemos que estar preparados para todo”, concluyó.

Con información de Itzel Molina y Karla Cancino

El regreso a clases de manera virtual será para unos cuantos alumnos, pues muchos no cuentan con un teléfono celular, mucho menos con una computadora en casa que tenga conexión a internet. Corresponde a los padres generar un ambiente de trabajo saludable en casa para que los niños tomen sus clases, ya que con responsabilidad, amor y apertura de mente el sistema virtual funciona, asegura un padre de familia.

Algunas madres y padres, haciendo un esfuerzo podrán contratar internet, otros está dispuestos a compartir sus herramientas con uno o dos compañeros de sus hijos, pero otros definitivamente no podrán hacerlo simplemente porque sus prioridades son comer, pagar renta, luz y gas.

Beatriz Torres Beristáin, quien es madre de familia y catedrática, cree que las oportunidades de acceder a clases de manera virtual las pueden aprovechar únicamente las familias que cuenten con acceso a internet, disponibilidad de tiempo y que no tienen que ocuparse de otras tareas y compromisos, ya que quienes salen a buscar el pan de cada día, cuidan a enfermos o se hacen cargo de niños pequeños, no podrán apoyar a sus hijos ni brindarles esa oportunidad. En ese caso también están los alumnos de comunidades sin acceso o deficiente acceso a la red, lo que hará muy difícil su participación en las clases en línea. “Es decir la virtualidad intensifica y marca aún más las desigualdades sociales”.

Sabe que se puede aprovechar el conocimiento que les ha hecho darse cuenta de un potencial que no habían explorado, el cual les ha permitido coincidir y trabajar con especialistas que están muy lejos, sin embargo tiene sus limitaciones, ya que lo podrán aprovechar quienes cuenten con las herramientas necesarias.

Elsa Reyes asentó que la situación es muy complicada para ella porque tendrá que contratar internet y pedir ayuda de otra persona que acompañe a su hija durante las clases porque debido a la pandemia y a su trabajo en el sector salud, la niña está con su abuelita, que no sabe de plataformas digitales. Su hija ingresará a primer grado de primaria, por lo que aún no sabe cómo podrá apoyar, pues en el jardín de niños las cosas eran muy diferentes. Reiteró que será muy difícil, sin embargo, no imposible.

Gabriela Peralta, quien es a su vez maestra de arte y madre de familia, considera que para evitar más contagios las clases virtuales son lo más adecuado y aunque a ella le gustaría volver a las clases presenciales y también a su hija, reitera que preservar la salud es lo más importante. Las clases virtuales nunca se compararán con las presenciales, aseguró, pues además la mayor responsabilidad y trabajo recaen sobre los padres de familia que acompañan los procesos. “Si se va a trabajar virtualmente los docentes tendrán que cambiar y no excederse en contenidos que no se van a ver bien porque los pequeños se estresan al igual que los padres que a veces no están capacitados para aclarar dudas".

El padre de familia Jorge Tejeda García opinó que conforme a la nueva normalidad, que se espera sea temporal, las clases virtuales representan la mejor alternativa educativa que además fortalece la parte autodidacta que debe incrementarse en los escolapios. Añadió que la presencialidad de los docentes en las clases en línea fortalecería este medio educativo porque para los padres representa una dificultad ayudar a sus hijos en las tareas tanto por el tiempo restringido en el caso de los que trabajan, como por la dificultad de éstas y abundó que es importante afianzar con varias alternativas más la educación en línea para que sea más efectiva la transmisión del conocimiento.

Foto: Eduardo Murillo | Diario de Xalapa



Jorge Antonio Gómez, quien es padre de familia y catedrático, dijo que si ya se trabajó el fin del pasado ciclo escolar de esta manera, el inicio de éste podría ser más fácil en base a la experiencia obtenida, por lo que será cuestión de adaptar los temas y tratar de resolver de la mejor manera el acompañamiento que se dé tanto a sus alumnos como a su hijo que ingresará a primero de primaria.

La madre de familia Citlalli Romero aclaró que no están preparados para el inicio de curso virtual y que aún desconoce cuál será la dinámica, aunque afirmó que sea cual fuere, ella está dispuesta a allegarse de las herramientas necesarias para que todo salga bien en beneficio de sus hijos. Sostuvo que de nada sirve quejarse, por lo que organizará sus actividades diarias para poder acompañarles y como sabe que hay niños que no tienen computadora ni internet ha pensado en invitar a uno o dos compañeros de su hijo que esté en esas condiciones para que no se quede sin acceso a la educación.

Leticia Carreón Rivera asentó que como madre de familia está muy preocupada, ya que se sabe que la educación en México no es la de mejor nivel y a través de las clases virtuales no ve una buena opción, “ya que los maestros harán como que trabajan y los alumnos como que aprenden y como la mayoría sabe que no los pueden reprobar no se esforzarán lo suficiente para aprovecharlas”. En su opinión las condiciones no son las óptimas para volver a las aulas porque no todos los chicos son conscientes de las medidas de sanidad, de ahí que las clases en línea representen la mejor opción gracias a que en su caso cuenta con las herramientas necesarias, aunque sabe de muchos otros no pueden decir lo mismo.

Foto: Eduardo Murillo | Diario de Xalapa



Rebeca Guadalupe Rodríguez, madre de familia, coincidió en que las clases en línea representan la mejor opción en este momento, aunque ella no se siente capacitada para apoyar a su hijo con clases y tareas. Además le preocupa que al reintegrarse al trabajo el niño se quedará con su abuelita, quien se ve rebasada por los sistemas digitales y no puede proporcionar gran ayuda.

El padre de familia Alejandro Hernández asentó que ya cuenta con la experiencia obtenida durante el curso pasado, en el cual su familia aprendió a ser respetuosa del ambiente que requieren sus hijos para aprovechar mejor sus clases. Consideró que es importante que uno de los padres esté al pendiente para que los niños trabajen y aprovechen al máximo las clases. “Corresponde a los padres generar un ambiente de trabajo saludable en casa para que los niños tomen sus clases, ya que con responsabilidad, amor y apertura de mente el sistema virtual funciona”, asentó.

SIN ACCESO

Margarita Hernández Luna descartó que su nieto Daniel pueda tomar clases en línea porque no tienen ni un teléfono inteligente, mucho menos acceso a internet. Daniel, quien pasó a sexto grado con promedio de 9 y es uno de los mejores alumnos de su clase, no podrá tomar las clases en línea porque en su hogar no hay las condiciones adecuadas. Ella es una mujer de 65 años que trabaja aseando algunas casas y lo que gana apenas le da para pagar la renta, la luz y en algunas ocasiones el gas.

No tiene forma de adquirir un teléfono, mucho menos el internet, por lo que el niño no iniciará el curso al igual que algunos de sus compañeros, lo que no le preocupa mucho porque Daniel es tan buen estudiante que aprende con una facilidad increíble, y en ese caso tratará de mantenerlo ocupado con algunas lecturas y resolviendo los libros de su hermano mayor hasta que pueda asistir a las clases presenciales.

Foto: Eduardo Murillo | Diario de Xalapa



En un caso muy parecido están los nietos de Gertrudis Vásquez: Samuel, Octavio y Sandra, quienes cursarían sexto, cuarto y segundo grados respectivamente, pero no cuentan con computadora ni acceso a internet. Los chicos dependen de su padre, pero se quedan con la abuelita cuando él se va a trabajar y en casa lo prioritario es resolver el día a día, por lo que a veces los niños acompañan al padre a trabajar o venden artículos que la gente les regala. Si las clases son por televisión, los niños podrían verlas, pero tampoco cuentan con un adulto que les acompañe en el proceso de aprendizaje por lo que se ponen a jugar y no atienden, mucho menos aprenden, dijo Gertrudis.

Docentes veracruzanos preparan estrategias pedagógicas

Ante el anuncio de que el ciclo escolar 2020-2021 iniciará de forma virtual, docentes veracruzanos ya preparan sus estrategias pedagógicas para cumplir con los planes de estudio programados para los diferentes niveles educativos con el apoyo de diferentes plataformas tecnológicas que permitan acercar a sus alumnos los contenidos planeados para su desarrollo académico.

Mercedes Martínez, docente de Educación Física en Preescolar, compartió que el plan de acción es que mediante equipos de docentes y organizada se establezcan medidas y actividades en reuniones virtuales y después ya en colectivo se reunirán para hacer un solo producto como escuela, luego que tuvieron un taller intensivo y posteriormente se trabajará con el Consejo Técnico Escolar.


En su opinión, los docentes se encuentran preparados para iniciar las clases en línea el próximo 10 de agosto, ya que cuentan con las herramientas para poder desarrollar las actividades que cada alumno y grupo necesita para cumplir con los planes de estudio, porque ya tienen experiencia del anterior ciclo con la creación de grupos virtuales y aplicar clases presenciales en linea y se solicitó el apoyo de los padres de familia, quienes debieron armar una carpeta de evidencias que reuniera todas las actividades que se hacían día con día, mismas que tuvieron que entregar para poder hacer una evaluación final.

Fernanda Rojas Andrade, docente multigrado en Primaria, consideró que si bien existen dificultades para que los alumnos logren el desarrollo educativo planeado al aplicar las clases a distancia, sí es posible obtener resultados positivos con el apoyo de los padres de familia. Y en zonas rurales, como en la que ella se ubica, los mayores retos generados con la pandemia por el Covid-19 se relacionan con la falta de herramientas tecnológicas y los pocos materiales educativos con los que cuentan los alumnos, dadas las carencias económicas de sus familias.

Sin embargo, mencionó que ni el ciclo escolar que concluyó en junio pasado, ni el que está por iniciar pueden considerarse como perdidos, pues sí se lograron y se prevé cumplir metas relacionadas con el plan de estudios y destacó que ya se trabaja en la creación de carpetas con actividades que les permitan a los menores mantenerse al corriente en las clases marcadas por el ciclo escolar, además de que se espera la llegada de los cuadernillos de apoyo que la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) les envía por ubicarse en una zona donde no existe la señal de televisión, radio y mucho menos internet.

Para el cumplimiento de las metas programadas tiene contemplado acudir una vez por semana a la comunidad donde se ubican sus alumnos para entregar los cuadernillos de tareas, recoger los trabajos que hicieron con anterioridad, explicar algunas materias de forma individual y aclarar dudas que se tengan. "Mientras la pandemia continúa seguiré llevándoles las actividades hasta sus casas y esperando que las realicen, para mí lo más importante es que aprendan, ojalá que esta cuarentena termine pronto porque ellos y todos los niños que reciben educación en zonas rurales necesitan acudir a la escuela, necesitan de sus maestros, de las clases para poder avanzar y cumplir con las metas programadas”, expuso.

Ianyth Rivera, docente de Telesecundaria, refirió que como profesores se tiene que hacer uso de las herramientas tecnológicas y habilidades que permitan realizar ajustes a los planes de estudio para cumplir con las metas programadas y una de sus preocupaciones para el siguiente ciclo escolar le corresponde trabajar con alumnos de primer grado a los cuales debe conocer, además de lograr mantener el contacto con ellos porque, también, desconoce si cuentan o no con los recursos tecnológicos para recibir las clases.

Para poder lograr cumplir con los contenidos entre sus planes se encuentra establecer comunicación telefónica con sus alumnos, a través de la plataforma que utiliza la mayoría de los usuarios que tienen celular, mediante la cual podrá enviar el listado de actividades que deberán cumplir y ellos, a su vez, enviar evidencias con fotografías o videos de las mismas. “Será difícil establecer contacto con nuevos alumnos, pero buscaré realizar video llamadas para que me conozcan y puedan tener la confianza al momento de enviar sus evidencias. En estos momentos es cuando nos percatamos de la importancia que tiene para un docente estar frente a sus alumnos, tener un contacto directo, pues establecer un vínculo de manera virtual no es fácil”, opinó.

Foto: Archivo | OEM



Alejandra Andrade, docente en Bachillerato, aseguró que será un ciclo escolar difícil porque no se pueden abarcar por completo los contenidos con los alumnos; sin embargo, sí se pueden lograr algunas metas centrales, ya que están preparados para el uso de tecnologías y por eso considera que la parte más difícil tanto para los docentes como para los alumnos ya fue superada, pues se trató de una situación emergente en la que se debieron realizar ajustes a los planes y actividades que se tenían planeadas. “Hemos tenido el tiempo necesario para determinar la forma en que como docentes se debe proceder en el caso en que los alumnos no tengan las herramientas tecnológicas necesarias”, dijo.

Destacó que en el nivel Bachillerato se tiene mayor facilidad para que los alumnos cumplan con las actividades programadas, debido a la independencia y autonomía con la que cuentan al momento de hacer uso de la tecnología

Deserción escolar

Las desigualdades económicas, pero también la falta de conocimiento de las nuevas tecnologías quedó de manifiesto el pasado semestre cuando estudiantes y profesores de la Universidad Veracruzana (UV) tuvieron que concluir de manera abrupta el ciclo escolar mediante clases digitales. En medio del periodo vacacional y con el anuncio de que no habrá regreso a las aulas en septiembre próximo, sino que se mantendrá el sistema educativo a distancia, surge una nueva amenaza para la educación universitaria: la deserción escolar.

Y es que, a decir de catedráticos de la casa de estudios, el abandono de la escuela por no contar con herramientas tecnológicas para las clases en línea o incluso el tener que cambiar dejar la educación universitaria para conseguir un trabajo emergente puede ser otra consecuencia de la pandemia del Covid-19.

Foto: Jaime Ramírez



En tanto son las autoridades universitarias las que atienden este asunto, los catedráticos reconocen que están aprovechando el periodo vacacional para adquirir las habilidades que necesitan para mudarse a un nuevo sistema educativo: el virtual. Haciendo uso de la plataforma Eminus de la propia UV y de otro tipo de herramientas, los profesores buscarán aprovechar de la mejor forma un semestre que se vislumbra complicado.

DESERCIÓN ESCOLAR POR FALTA DE TECNOLOGÍA Y CRISIS

Para Jorge Alejandro León Sánchez, académico de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, la deserción escolar es un fantasma que ronda no solo en la matrícula de los universitarios sino también entre los aspirantes a convertirse en parte de la UV. Y es que, explica que la falta de computadora, acceso a internet e incluso teléfono celular podría hacer que muchos jóvenes no puedan llevar un sistema de clases a distancia.

El profesor de la zona Veracruz-Boca del Río precisó que, durante el pasado semestre, la UV les brindó a los jóvenes la oportunidad de dar de baja algunas materias a las que no podían darle seguimiento sin ningún impacto negativo en historial académico, sin embargo, para este semestre ya se ha establecido formalmente la implementación de un sistema mixto, con un arranque a distancia.

“Estamos observando que va a haber faltante de alumnos porque vamos a seguir con problemas de acceso a la tecnología, así que estamos en la expectativa de cuántos se van a reinscribir al semestre. También en el tema del examen de la UV vislumbramos que va a bajar la matricula”, dijo.

El tema económico será otro obstáculo para muchos universitarios, advierte León Sánchez, ya que a lo largo de estos meses habrían tenido que buscar empleo a fin de contribuir a los ingresos familiares dejando la formación universitaria de lado.

En medio de este panorama, miles de estudiantes sí regresarán de manera virtual a las aulas y para ellos hay que diseñar un sistema más eficiente de clases virtuales. Dedicado a la enseñanza de temas digitales y con el uso de la tecnología en todas sus materias, el profesor de la Facico reconoce que la mudanza a este sistema fue sencilla para él y sus alumnos, aunque sí “batalló” para localizar a un buen número de estudiantes que después del periodo vacacional no se reportaron. “Hubo problemas con alumnos que no pudimos localizar porque tuvieron problemas de comunicación, porque viven en espacios lejanos donde el internet no está funcionando o que no tienen acceso a la tecnología. Al final estuvimos trabajando vía larga distancia con entre el 60 a 70 por ciento de los grupos”, dijo.



Diseñada hace más de una década, la plataforma Eminus de la Universidad Veracruzana se convirtió a raíz de la pandemia de Covid-19 en la principal herramienta de comunicación y formación en los últimos tres meses. Con algunos errores del diseño y dificultades de conexión por momentos, funcionó de manera efectiva reconoce el profesor. “Tiene cerca de 10 años ya funcionando, pero hasta ahora no teníamos la necesidad de usarla, al menos no de forma masiva porque en el Sistema Abierto e idiomas si la ocupaban, pero de pronto todos volteamos a ella y vimos que muchos no sabían usarla”.

DIFICULTADES TECNOLÓGICAS EN ALUMNOS Y DOCENTES

León Sánchez reconoce que la brecha generacional hizo que muchos docentes de la UV tuvieran más dificultades que otros para poder impartir clases virtuales al grado de que algunos adelantaran su jubilación para no tener que adaptarse a un esquema que les resultaba ajeno completamente. Y es que, destaca que hay profesores con tanta experiencia para impartir las materias teóricas que no requieren en lo absoluto de apoyos tecnológicos para sus clases y de momento tuvieron que comunicarse con sus alumnos a través de una pantalla. “Es que no se trata solamente de nuevo medio de comunicación, sino que se requiere implementar una didáctica completamente diferente a lo que estaban acostumbrados y eso es muy complejo”, precisa.

Asegura que no solo los profesores han sufrido por este nuevo esquema y requieren de capacitación sino también algunos jóvenes que a pesar de que nacieron con la tecnología en la mano” sus habilidades digitales se reducen al uso de redes sociales y aplicaciones de mensajería. “Saben muy bien usar redes sociales y son muy buenos en tik tok pero cuando hay que usar la herramienta para leer, para reflexionar o para enseñar algo les cuesta mucho trabajo”.

Fotos: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba



Por ello, las vacaciones también deberán ser aprovechadas tanto por maestros como por alumnos para poder desarrollar las habilidades que les permitan conectarse, explicar sus textos, subir sus materiales y demostrar sus conocimientos a través de estas plataformas.

HAY QUE BUSCAR LA FORMA DE GARANTIZAR EL DERECHO A LA EDUCACIÓN

Aracely Reyes López, académica de tiempo completo nivel C de la facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana reconoce que, aun con la experiencia que se tuvo el semestre pasado, el ciclo escolar que arranca en septiembre próximo será complejo para estudiantes y catedráticos que volverán a tener clases virtuales. No obstante, el periodo vacacional deberá ser aprovechado por los catedráticos para tomar los cursos que sean necesarios a fin de avanzar hacia una educación en línea cada vez más eficiente. Es algo que no esperábamos, pero creo que, a comparación con el semestre pasado, ya estamos más preparados para hacerle frente a esta situación que se está presentando en el aspecto educativo”, dijo.

Señala que, para ella, el haber tejido redes de información con sus alumnos a través de aplicaciones de mensajería permitió que la mudanza a la educación en línea que se tuvo a partir de mayo pasado no fuera tan abrupta. Y es que, explica, desde hace varios años ella ha establecido contacto con ellos a través de sus redes sociales y grupos de WhatsApp por lo que fue fácil mantener el control de los 268 alumnos a los que impartió clases el semestre pasado. “Desde que comenzó la emergencia por Covid-19 yo apliqué un instrumento para ver las condiciones de mis estudiantes en todos los aspectos: económico, emotivo, laboral y de salud para que yo pudiera trabajar con cada uno de manera personalizada”, dijo.

Este instrumento le permitió a la profesora saber cómo se encontraban sus alumnos en todos los aspectos, pero también darse cuenta de las desigualdades económicas que había entre los grupos. Así, mientras que algunos no tuvieron problemas para conectarse en su casa a las clases otros tuvieron que viajar varios kilómetros para conseguir señal e incluso mantener contacto vía telefónica ya que no contaban con computadora o internet.

Además, cuenta la maestra, a lo largo de los tres meses de emergencia muchos alumnos tuvieron que buscar trabajo de manera emergente para ayudar a la economía familiar dejando de lado sus actividades escolares. “Algunos de estos alumnos que se incorporaron al mercado laboral por necesidad se comunicaron conmigo para decirme que ellos podrían conectarse a una hora determinada. Había a quienes les daba yo clases o asesorías a las 8 o 9 de la noche y comencé a buscar para ellos otras estrategias. Ahí es cuando entra la disponibilidad y la imaginación del profesor”.

PARA QUIENES LO REQUIERAN HABRÁ CLASES PRESENCIALES

Esta disponibilidad tendrá que mantenerse en el semestre que está por empezar, advierte Reyes López. Y es que, aunque el periodo intersemestral permitirá a muchos estudiantes y maestros adaptarse a la nueva forma de didáctica, para otros las dificultades continuarán por lo que se deben buscar formas de garantizar el derecho a la educación de todas y todos los universitarios.

En aquellos casos en los que sea imposible acceder y para que ellos puedan tener el derecho humano a la educación garantizado y atendiendo el derecho superior del estudiante van a llevarse a cabo algunas clases presenciales”, señala y explica que estas clases serán de manera escalonada y son aprobadas por las autoridades educativas. “Habría que atender a esos chicos de manera escalonada, es decir podría atender de manera virtual a todos los que tengan herramientas para hacerlo y al resto tendremos que darles clases presenciales, con horarios en tandeos y cuidando todas las medidas sanitarias que nos indiquen”.

Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba



Cuestionada acerca de si el semestre que va a iniciar será bien aprovechado o por el contrario podría desde ya contarse como perdido por las dificultades que implicaría, la abogada es enfática en asegurar que a pesar de la emergencia sanitaria se puede aprender, incluso va más allá y asegura que además de los temas que tienen que ver con el Derecho, los universitarios podrán desarrollar habilidades tecnológicas y de comunicación que no aprenderían estando frente a las aulas.

Por ello el próximo año será el inicio de un nuevo modelo educativo que podría mantenerse en la Universidad Veracruzana por bastante tiempo.Tenemos que retomar las experiencias que nos dejó el semestre pasado y reforzarlas para trabajar porque creo que esta situación no va a ser de un mes o dos meses, incluso ni de seis meses y quizá tendremos mucho tiempo así. Tenemos que estar preparados para todo”, concluyó.

Con información de Itzel Molina y Karla Cancino

Policiaca

[Video] Desmembrado tenía 2 días desaparecido

Fue reconocido como Alejandro y fue reportado como desaparecido el 18 de septiembre

Local

Aumentan demandas de divorcio y pensiones alimenticias en pandemia

Estando a una apertura del 80 por ciento en los juzgados de Córdoba, pero no en apariencia, continúan realizando labores de forma digital

Policiaca

Asesinan a matrimonio en comunidad de Manzanillo

“Como a la 1 de la mañana se escucharon varias detonaciones de arma de fuego, pero estaba cayendo un aguacero", cuenta fuerte cercana al crimen

Sociedad

Padres de Ayotzinapa denuncian corrupción en Poder Judicial

Gobierno mexicano muestra voluntad para llegar a la verdad, pero todavía encontramos células de corrupción en el poder judicial: padres de normalistas

Futbol

Real Madrid arranca en la Liga española con empate ante Real Sociedad

El equipo "merengue" fue de más a menos y tuvo problemas para generar ocasiones ante un rival muy ordenado

Local

Aumentan demandas de divorcio y pensiones alimenticias en pandemia

Estando a una apertura del 80 por ciento en los juzgados de Córdoba, pero no en apariencia, continúan realizando labores de forma digital

Mundo

Bill Gates ve "escandaloso" que pruebas Covid tarden más de 24 horas

En su opinión, EU debería reconocer que no ha hecho un buen trabajo para luchar contra la pandemia.

Mundo

Palacio de Beirut realiza concierto en homenaje a víctimas de la explosión

El recital es el primero que se celebra en la capital libanesa desde la tragedia

Futbol

“Chepo” de la Torre denuncia falta de atención en sus jugadores

José Manuel de la Torre, técnico del Toluca, dejó claro que el plantel está golpeado anímicamente por la situación que se encuentran