imagotipo

Detectan consumo de drogas en alumnos de secundaria

  • Yolanda Reyes Apodaca
  • en Local

Cuando menos en 50 secundarias y bachilleratos públicos y particulares de la región de Córdoba se detectó el consumo de algún tipo de droga entre sus alumnos en el ciclo escolar que está por concluir.

Las drogas preferidas de los adolescentes son el alcohol, tabaco y mariguana, de esta última se notó un incremento en las niñas de 12 a 17 años.

Julio César Martínez Victoria, responsable del Centro de Atención Primaria en Adicciones (CAPA) de la Jurisdicción Sanitaria de Córdoba, explicó que  ninguna escuela está exenta de que sus alumnos consuman sustancias prohibidas, lo que pasa es que los directivos no quieren que se haga público el problema. 

Dependiendo del nivel económico de los jóvenes es que consumen algún tipo de droga, aunque la mayoría opta por el alcohol, tabaco y mariguana.

De acuerdo al reporte del CAPA hasta mayo pasado había atendido 9 pacientes por alcohol, 51 por cannabis, 7 por tabaco, 2 por inhalables, 2 por cristal, 3 otro tipo de droga, y 76 intervenciones o consultas. Esto significa que 47 personas, principalmente jóvenes fueron atendidas por consumo de alguna sustancia.

César Victoria explicó que en muchos casos son los directores los que le reportan el problema, ya sea porque le notificaron los profesores, los alumnos, o se dieron cuenta a través del Operativo Mochila.

Aunque también el CAPA al realizar pruebas de Tamizaje en las escuelas es que detectan el consumo de algún tipo de sustancia prohibida en los estudiantes.

En el caso de los universitarios lo que más consumen es alcohol, muchos de ellos iniciaron en la secundaria, incluso en primaria.

Martínez Victoria se abstuvo de mencionar el nombre de las secundarias y prepas donde encontró el problema, pero indicó están ubicadas en Córdoba, Fortín, Amatlán, Yanga, Cuitláhuac y Paso del Macho.

Al acudir al llamado de los directores, convienen llamar a los padres de familia y les hacen saber del problema, canalizándolos al CAPA.

Por detectar el consumo en etapas tempranas la mayoría de los chicos con tratamiento deja la droga, pocos son los casos canalizados a instituciones especializadas.

Martínez Victoria hizo un llamado a los papás y profesores para que pongan cuidado especial en los jóvenes, porque al ser más vulnerables están en riesgo constante, y de detectar algún problema acudir al CAPA para la atención oportuna.