/ miércoles 5 de mayo de 2021

En 45 años ha traído al mundo a cientos de niños

A los 13 años, aún siendo una niña, se registró como auxiliar en el Centro Indigenista de Temazcal, en la zona de Tierra Blanca

VERACRUZ, Ver.- Con su bata blanca membretada como partera tradicional, Rogelia Nieto Marín muestra el cuarto donde desde hace más de 45 años ha visto nacer a cientos de niños, ya perdió la cuenta, pero su satisfacción, dice, es que con la ayuda de Dios todos han nacido vivos.

Desde pequeña se sintió atraída por la medicina, sin embargo, en casa no había los recursos económicos para pagar los estudios por lo que, a los 13 años, aún siendo una niña, se registró como auxiliar en el Centro Indigenista de Temazcal, en la zona de Tierra Blanca, donde vio nacer a los primeros niños.

Foto: Ingrid Ruiz | Diario de Xalapa

Aún con su entusiasmo y el aprendizaje diario no pudo continuar mucho tiempo en el centro porque era necesario hablar el dialecto y para ella fue muy complicado.

“En ese tiempo no daban becas, yo quería estudiar y no había dinero, pero me metí a trabajar en el Centro Indigenista de Temascal, empecé a los 13 años, pero me pedían el dialecto y no lo pude aprender después me pasé al Hospital Civil de Tierra Blanca como ayudante en las operaciones y me decían que era yo muy buena porque rápido encontraba las venas, tan es así que el doctor Gonzalo Vázquez que también trabajaba en el hospital me jaló para que lo ayudara, Dios me dio esa gracia sin que nadie en mi casa supiera algo de medicina”, dijo.

Alrededor de los 20 años logró pagarse sus estudios de enfermería y años más tarde empezó a trabajar como partera en el municipio de Soledad de Doblado, pero ahora ya por su propia cuenta.

“Como a los 18 años fue que me puse a estudiar enfermería, pero empíricamente aprendí a atender los partos y ya actualmente la Secretaría de Salud nos obliga a tomar cursos, pero antes no había nada de eso”, relató.

En sus inicios como partera, escribía en una libreta algunos de los datos de cada niño que traía al mundo, en algunos casos el nombre, pero eran muy pocos los padres que ya traían el nombre, su peso y algunos otros detalles.

Foto: Ingrid Ruiz | Diario de Xalapa

Actualmente Rogelia, con 73 años de edad, tiene varias libretas llenas, pero ya perdió la cuenta de cuántos niños ha traído al mundo.

“Atendí muchísimos partos al día eran como dos o tres, gente de las rancherías que venía y esperaba hasta un día para aliviarse, en ese tiempo no había Seguro Popular y aquí las atendía, llené varias libretas con los nombres y detalles de cada niño, cuánto pesaban y así pero ya perdí la cuenta, son muchos años y sigo trabajando, ya no tanto como antes, pero seguimos”, comentó.

Su mayor satisfacción es que todos los niños que ha recibido han nacido vivos y aunque ha enfrentado algunas complicaciones, ha logrado superar los obstáculos.

“La gente llegaba en un catre jalado por burro o caballo y gracias a Dios hasta ahora he entregado buenas cuentas y ya la edad que tengo, recuerdo que éramos 8 parteras y ya solo quedo yo”, destacó.

En el marco del Día Internacional de la Partera que se conmemora este 5 de mayo, hizo hincapié en que el trabajo de partera no tiene descanso, pues sin importar la fecha y la hora mujeres embarazadas y de escasos recursos recurren a su auxilio para ayudarlas a parir.

Foto: Ingrid Ruiz | Diario de Xalapa

“Aquí atiendo de lunes a lunes y eso sí, se requiere de mucha concentración, en ese momento yo no tengo hambre ni sueño, mientras estoy atendiendo a las mujeres yo no pienso en otra cosa más que el niño venga bien, se necesita valor y entereza porque tienes en las manos dos vidas”, mencionó.

VERACRUZ, Ver.- Con su bata blanca membretada como partera tradicional, Rogelia Nieto Marín muestra el cuarto donde desde hace más de 45 años ha visto nacer a cientos de niños, ya perdió la cuenta, pero su satisfacción, dice, es que con la ayuda de Dios todos han nacido vivos.

Desde pequeña se sintió atraída por la medicina, sin embargo, en casa no había los recursos económicos para pagar los estudios por lo que, a los 13 años, aún siendo una niña, se registró como auxiliar en el Centro Indigenista de Temazcal, en la zona de Tierra Blanca, donde vio nacer a los primeros niños.

Foto: Ingrid Ruiz | Diario de Xalapa

Aún con su entusiasmo y el aprendizaje diario no pudo continuar mucho tiempo en el centro porque era necesario hablar el dialecto y para ella fue muy complicado.

“En ese tiempo no daban becas, yo quería estudiar y no había dinero, pero me metí a trabajar en el Centro Indigenista de Temascal, empecé a los 13 años, pero me pedían el dialecto y no lo pude aprender después me pasé al Hospital Civil de Tierra Blanca como ayudante en las operaciones y me decían que era yo muy buena porque rápido encontraba las venas, tan es así que el doctor Gonzalo Vázquez que también trabajaba en el hospital me jaló para que lo ayudara, Dios me dio esa gracia sin que nadie en mi casa supiera algo de medicina”, dijo.

Alrededor de los 20 años logró pagarse sus estudios de enfermería y años más tarde empezó a trabajar como partera en el municipio de Soledad de Doblado, pero ahora ya por su propia cuenta.

“Como a los 18 años fue que me puse a estudiar enfermería, pero empíricamente aprendí a atender los partos y ya actualmente la Secretaría de Salud nos obliga a tomar cursos, pero antes no había nada de eso”, relató.

En sus inicios como partera, escribía en una libreta algunos de los datos de cada niño que traía al mundo, en algunos casos el nombre, pero eran muy pocos los padres que ya traían el nombre, su peso y algunos otros detalles.

Foto: Ingrid Ruiz | Diario de Xalapa

Actualmente Rogelia, con 73 años de edad, tiene varias libretas llenas, pero ya perdió la cuenta de cuántos niños ha traído al mundo.

“Atendí muchísimos partos al día eran como dos o tres, gente de las rancherías que venía y esperaba hasta un día para aliviarse, en ese tiempo no había Seguro Popular y aquí las atendía, llené varias libretas con los nombres y detalles de cada niño, cuánto pesaban y así pero ya perdí la cuenta, son muchos años y sigo trabajando, ya no tanto como antes, pero seguimos”, comentó.

Su mayor satisfacción es que todos los niños que ha recibido han nacido vivos y aunque ha enfrentado algunas complicaciones, ha logrado superar los obstáculos.

“La gente llegaba en un catre jalado por burro o caballo y gracias a Dios hasta ahora he entregado buenas cuentas y ya la edad que tengo, recuerdo que éramos 8 parteras y ya solo quedo yo”, destacó.

En el marco del Día Internacional de la Partera que se conmemora este 5 de mayo, hizo hincapié en que el trabajo de partera no tiene descanso, pues sin importar la fecha y la hora mujeres embarazadas y de escasos recursos recurren a su auxilio para ayudarlas a parir.

Foto: Ingrid Ruiz | Diario de Xalapa

“Aquí atiendo de lunes a lunes y eso sí, se requiere de mucha concentración, en ese momento yo no tengo hambre ni sueño, mientras estoy atendiendo a las mujeres yo no pienso en otra cosa más que el niño venga bien, se necesita valor y entereza porque tienes en las manos dos vidas”, mencionó.

Local

Alcohólicos hacen caer en vicio a esposas e hijos

"La esposa ya no sale por estar de alegre con el esposo, pues también se tomaba una o dos y así se empieza", expresó el Delegado de AA

Local

Buscan generar talentos del boxeo, en Córdoba

Con el respaldo del Consejo Mundial de Boxeo la Abatam buscará crear un espacio para la realización de encuentros nacionales e internacionales en Córdoba

Policiaca

Iba a estar 50 años preso, ya salió libre

Su mamá y su hermana fueron fueron estranguladas y su papá, que se dedicaba al comercio en el mercado Malibrán, asesinado a tiros

Finanzas

T-MEC abre ventana al diálogo ante conflictos internacionales: Tatiana Clouthier

Las declaraciones de la funcionaria se dan tras las acusaciones por parte de EU a México respecto a que no se respetan las garantías de libertad sindical en la planta de GM en Guanajuato

New Articles

Maestros se adaptarán a educación mixta, ve en dónde

Los educadores dejan en claro que se respetará la decisión de cada padre si desea mandar a sus hijos a las clases presenciales

Futbol

Es oficial: final de la Champions League será en Oporto

En un comunicado, la instancia europea indicó que seis mil entradas estarán a disposición de cada club para la venta a sus seguidores

Sociedad

Madres de desaparecidos en Sonora piden ayuda al "Canelo" Álvarez

A través de un video el colectivo Rastreadoras de Ciudad Obregón pidieron apoyo al famoso boxeador para obtener un automóvil que usarían para las búsquedas

Local

Gobierno no debe intervenir en rescate de Marina Garay: alcalde

“Es la vida de mi madre la que está en juego y es lo que les pido que comprendan”, expresó el Presidente Municipal de San Andrés Tuxtla, Octavio Pérez Garay

Sociedad

Quintana Roo, a punto de volver al semáforo rojo por Covid-19

“Estamos en semáforo naranja y cada vez más cerca del rojo”, dijo el gobernador