imagotipo

Importación de gasolinas afectará al mercado nacional

  • Luis Ferral Huerta
  • en Local

Debido a que Pemex es el único proveedor de gasolinas para las estaciones de servicio nacionales, la situación de la liberación del precio del combustible se prevé un tanto difícil, ya que las gasolinas importadas ofrecen mejores alternativas a los consumidores señaló Ángel Libreros, empresario del ramo quien además externó que no ha habido desabasto del combustible pero si hay una inconformidad con el precio ya que no ha disminuido como había prometido el gobierno federal.

Explicó que en lo que se lleva del año, el consumo de combustible se ha mantenido de manera normal, aunque en los primero tres meses si se registró una caída del ventas, mismas que se han recuperado, “al ser un producto de primera necesidad se tiene que consumir, aunque no se vislumbra un panorama positivo de acuerdo a la nueva reforma energética en cuanto a la liberación de precios, ya que durante esta semana se dio este fenómeno en Chihuahua, pero no podemos competir ya que Pemex es el único proveedor de las estaciones de servicio nacionales”.

“Al no ofrecer un precio más bajo y nos mantiene atados a un solo proveedor y el bajar los precios por nuestra cuenta significa arriesgar las utilidades en cada estación de servicio, pero estamos a la expectativa de la llegada de las nuevas marcas que a partir del 2018, empezaran a comercializar gasolina importada, se oyen marcas como EPSON que es gasolina americana proveniente de Texas, SHELL que es holandesa y CHEVRON de california, ellos vendrán a traer una pauta a las asociaciones que se han formado en la república mexicana en cuanto a precios y calidad del combustible”

En el tema de las gasolina robada, Córdoba no es foco rojo en este sentido ya que “no somos paso de ductos, eso se da más hacia Oaxaca y Puebla, que son los que presentan realmente el problema, a nosotros nos llega la gasolina de Veracruz, que la traen a la estación de Escamela y de ahí es distribuida a las estaciones de servicio”.

Asimismo destacó que de tres meses a la fecha no ha habido desabasto, pero el malestar se generaliza debido a que no se ha cumplido la promesa de bajar el precio del combustible, compromiso que asumió el gobierno federal y ahora el aumento ha sido de un peso mientras que la disminución del precio apenas ha sido de algunos centavos, por ello la inconformidad de la gente que no ha visto el beneficio, además que a los empresarios se les dijo que el precio del combustible iba ser acorde al comportamiento del Dólar ante el Peso, lo cual ha pasado desapercibido.