/ sábado 15 de mayo de 2021

Maestros superan retos; cuentan sus historias

En el ciclo escolar 2020-2021 que está transcurriendo, los docentes atienden a 2 millones 120 mil 425 alumnos

Córdoba, Ver.- Desde niña, se veía dando clases y enseñando a los niños a ocupar su inteligencia motriz a base de juegos y dinámicas que la Educación Física permite aprender, hoy a sus 25 años es una maestra dedicada a sus alumnos y pese a las dificultades y lejanía de su zona de trabajo con su hogar, María Fernanda Cordero Mont busca sacar siempre lo mejor de sus alumnos.

En su etapa preescolar recordó a un profesor de educación física que acudía a jugar con ella y sus compañeros de clase, cada que veía las actividades a desarrollar su sueño de ser maestra de educación física iba creciendo, María Fernanda siempre fue amante de los deportes y a su corta edad formó parte de un equipo de Fútbol de Ixtaczoquitlán siendo la primera niña en ingresar a dicho club.

Foto: Cortesía | María Fernanda Cordero Mont

“Recuerdo que cuando iba a mis clases de educación física en la escuela por el fútbol yo ya sabía hacer ciertos ejercicios, fui relacionando la inteligencia motriz y el trabajo en movimiento con el cuerpo”.

Los años pasaron y María Fernanda veía más cerca su sueño de ingresar a la universidad y con apoyo de sus padres entró a una escuela particular en Ciudad Mendoza logrando luego de 4 años, mucho sacrificio, cansancio y ganas de superarse, terminó su carrera profesional.

Dijo que en el último semestre de su carrera se les notifica como alumnos deberán presentar el examen para el Servicio Profesional Docente, “recuerdo que me organice con amigas y nos fuimos a Xalapa a presentar el examen, los meses pasaban y no me llamaban, yo le decía a mi mamá que se había olvidado de mí, ya estaba decidida a presentar nuevamente el examen, pero una llamada cambió mi vida”.

Ella desde que ingresó a la universidad se fue metiendo en Planes Vacacionales, daba clases y gracias a recomendación de sus profesores o de personas que veían su trabajo formó dos grupos de bastoneras en escuelas de Orizaba y fue en una de esas clases que recibió la llamada que le cambiaría la vida profesional pues su sueño de estar frente a un grupo se iba a volver realidad.

“Recuerdo que estaba ensayando con mis alumnas de secundaria el grupo de bastoneras y me llamaron, me dijeron felicidades maestra la esperamos tal día para que se presente a recoger su plaza, sentí que mi plaza tardo y así fue pues fueron ocho meses”.

En su momento como Dicente, es decir egresada docente sin plaza profesional tuvo la suerte de quedar en el lugar 41 de 900 aspirantes, su plaza le fue otorgada en la Huasteca Baja en Huayacocotla, sierra norte del estado que colinda con Hidalgo y Tampico, fue ahí donde María Fernanda vio su sueño hecho realidad pues daría clases a niños de escuelas rural, ella se miraba como maestra rural y lo logró.

Foto: Cortesía | María Fernanda Cordero Mont

Su supervisión escolar está ubicada en Tantoyuca y fue hasta allá donde se aventuró a viajar sola, “cuando llegué mi supervisor pensaba iba a llegar con mis papás como todas las maestras que ahí están en su momento lo hicieron, pero yo llegué sola, valiente, emocionada, nerviosa pero decidida”.

Los días pasaron y el momento de sus sueños había llegado, era ya una profesora de educación física para dos escuelas de la sierra de Huayacocotla, una de ellas con 60 alumnos y otra más con 28, todos de primero a sexto año de primaria.

“Llegué a juntar primero y segundo año y eran solo 4 alumnos, tuve la capacidad de salir adelante, como maestra rural mis alumnos no habían participado de los Juegos Deportivos Escolares, preparé a mis dos escuelas, se logró coronar a la sierra en 600 metros planos de atletismo”.

Motivada por el deporte e inculcar a sus alumnos la inteligencia motriz, el desenvolvimiento del cuerpo a través de juegos y dinámicas, preparó a sus alumnos para entrar a los Juegos Deportivos Escolares donde logró como maestra satisfacciones profesionales y emocionales pues sus escuelas al ser una semi urbana y otra totalmente rural no habían tenido la oportunidad de llegar tan lejos, dando así reconocimiento y nombre a las escuelas donde da clases.

Pese a no tener materiales para trabajar más que neumáticos y botellas de pet, María Fernanda enseñó a sus alumnos que menos es más y con productos reciclados realizó materiales para trabajar en ambas escuelas, pero también hizo uso del material que durante su carrera estudiantil fue comprando pues sabía que lo necesitaría.

Pese a tener 25 años, ha visto a pocas generaciones pasar del preescolar a primaria y de secundaria a el último año de este nivel escolar y para ella es un sentimiento hermoso ver como sus alumnos la reconocen en la calle o cuando pasaba para irse a trabajar.

“Me agregan a redes sociales, en donde yo vivo allá en mi lugar de trabajo solo hay una secundaria donde la mayoría se inscribe y al yo pasar por ahí me gritaban y corrían abrazarme, me lleno de emoción, satisfacción y orgullo oír como mis ex alumnos me decían que se inscribieron a talleres deportivos gracias a lo que aprendieron conmigo".

Pese a que el 2020 y este 2021 no están siendo fáciles pues las clases se pasaron a través de radio, televisión, redes sociales, zoom y la educación física impartida a distancia suele ser complicada.

Foto: Cortesía | María Fernanda Cordero Mont

Agradeció a los padres de familia su compromiso y dedicación con las clases en casa y los llamó a no desesperarse y tener paciencia con las dinámicas pues ella acude una vez al mes a la Sierra de Huayacocotla a recoger actividades pero también hace uso de sus redes sociales personales para subir su material pues existen lugares donde la señal llega tarde y está recibiendo mensajes a las 2:00 de la mañana con los trabajos de sus alumnos.

Este 15 de mayo es Día del Maestro y María Fernanda mandó un mensaje a sus colegas a estar arduos en el trabajo y más con las cuestiones de las clases a distancia, agradeció a sus alumnos y ex alumnos el día a día poder aprender a ser mejor maestra.

Entre sus alumnos hay médicos, ingenieros y presidentes municipales

ORIZABA, Ver.- "La satisfacción más grande que me dejó ejercer la docencia durante 30 años fue saber que los conocimientos y principios que trasmití a mis alumnos les ayudaron a convertirse en hombres y mujeres de bien que han logrado salir adelante", afirma Delfino Ramírez Encarnación, profesor jubilado. Dice que de entre sus alumnos han salido médicos, ingenieros y hasta presidentes municipales.

Aunque su primera profesión fue la Odontología, se impuso su vocación y estudió la Normal. “Mi vocación me nace porque mi hermana mayor, que tiene ahorita 85 años, estudio la Normal cuando la hubo aquí en Orizaba, fue de las primeras generaciones”, señala. Apunta que ver la emoción con la que daba clases a sus alumnos y también el sacrificio que hacía para apoyar a las familias para que salieran adelante y dieran una buena educación a sus hijos fue lo que lo impulsó a seguir sus pasos.

Delfino Ramírez Encarnación / Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

“Cuando terminé la Normal me fui a una plaza rural, por Mecatlán, en la sierra del Totonacapa; tuve que aprender la lengua de esa región, el totonaco, para estar en sintonía con la gente del pueblo”, recuerda. Con el paso del tiempo, lo trasladaron a la zona de El Espinal, luego a Tezonapa, después a Fortín, de ahí a Ciudad Mendoza y sus últimos años como docente activo fueron en esta ciudad, Orizaba.

Satisfacciones son muchas, entre ellas aprender la lengua totonaca para comunicarse con la gente del pueblo donde comenzó su carrera en el magisterio. Otra es haber impulsado a los niños, psicológica y educativamente para cambiar su forma de vida. Después de 30 años de servicio ha tenido la satisfacción de encontrarme alumnos que son médicos, licenciados, ingenieros e incluso presidentes municipales.

“Es bonito saber, cuando vas al hospital, que el médico que te atiende fue tu alumno, o que cuando te subes al camión te dicen: siéntese maestro, porque resulta que quien te lo dice fue tu alumno”, señala.

Enfatiza que la docencia es una profesión muy noble, pues junto con la instrucción académica se transmite a los niños, valores y principios que también refuerzan la educación que reciben en casa. “Le damos parte de nuestra vida a nuestros alumnos”, acota.

A los padres de familia les pide confiar en sus profesores porque también son guías de los alumnos, pues en ocasiones los padres se deslindan de la responsabilidad de educar a sus hijos y el maestro asume esa responsabilidad, que a veces se les reconoce y otras, no.

Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

A las nuevas generaciones de docentes les recuerda que la docencia es una profesión maravillosa, sensible; “tómenla con convicción, con apego a lo que sienten, sí eligieron esa carrera para ejercerla tiene que correr por sus venas; cuando lo hace uno así no importa irse al lugar más lejano. Échenle ganas y no se fijen en si hay deficiencias, sino que tienen que combatirlas trabajando”.

Reconoce que la esencia de la Educación ha cambiado mucho. Antes había programas y se planeaba cada clase de acuerdo con lo que éste marcaba; en la actualidad con el internet eso se perdió, pero los profesores siempre pueden retomar ese sentido si verdaderamente lo quieren.

Mayra Figueiras | El Sol de Orizaba

Este maestro enmascarado sobresale por su creatividad y dinamismo

Los buenos maestros inspiran y un ejemplo de esta sentencia es Joel Ignacio Sandoval Montes, un xalapeño que quería ser informático. El problema es que las matemáticas no eran su fuerte.

Por fortuna, en el Cbtis 165 del municipio de Coatepec tuvo tan buenos profesores que no solo le enseñaron, sino que también lo llevaron a querer ser como ellos. Hoy, Joel es docente en la sierra de Zongolica, en el estado de Veracruz, y sobresale por su creatividad y dinamismo.

En el escenario de la pandemia por Covid-19, el pedagogo de 30 años de edad visita a sus alumnos de telesecundaria una vez al mes, les envía mensajes y les comparte videos desde su canal de YouTube. La particularidad es que, con el permiso de luchadores profesionales, él se volvió el maestro enmascarado.

Foto: Captura de pantalla



Joel Montes les dio a cada materia y sección un personaje y música, para que tuvieran su propia personalidad y una forma distinta de ser. Español la da Máscara Año 2000; Matemáticas, El Vagabundo; Historia, El Faraón; Química, Ultraman; Formación Cívica y Ética, Cien Caras; Artes, Tiger-Mask, y, próximamente, Inglés la impartirá Universo 2000.

Cada lección cuenta con personajes extra, quienes tienen la misión de aclarar dudas, explicar fórmulas o aportar datos novedosos. También hay invitados especiales, como Francisco Beverido, quien colaboró para hablar de teatro. Otros convocados han sido el luchador Aníbal Jr., quien participó con una rutina de ejercicios para Educación Física, apenas unos meses antes de que falleciera por Covid-19, y, para ampliar el tema del dibujo, el encargado fue el novelista gráfico Pável Ortega. “Para hacer los videos yo compré todo lo necesario y no, no quiero fama. No monetizo ni busco lucrar. No persigo nada más que acompañar a mis alumnos. Aunque nunca será lo mismo que estar en el aula, busco llevarles algo nuevo, ser su guía”, compartió en entrevista el profesional de la educación.

DESERCIÓN Y REZAGO

El entusiasmo y el esfuerzo del profesor para atraer la atención de sus alumnos no son suficientes ni para captar la atención de todos ni para evitar la deserción. Y es que se trata de adolescentes a quienes les ha tocado crecer en Tzacuala Primero, localidad nahuahablante de alta marginación perteneciente a Tehuipango, el último municipio de la zona serrana de Veracruz, en los límites con Puebla.

Allá, explicó, cae un aguacero y se va la luz por varias horas; la señal de Internet falla y resulta complejo utilizar las plataformas para transmisiones en vivo.

A estas fallas suma que los chicos no tienen un plan de vida, el estudio no es un hábito, hay una barrera de lenguaje porque el español es su segunda lengua y, en la gran mayoría, el tercer grado, que él da, es el último nivel educativo que tendrán. “Los mismos papás los incentivan, más que a seguir estudiando, a buscar trabajo, y es un lugar donde hay ‘enganchadores’, personas que se los llevan a las cosechas a otras entidades del país. Las chicas piensan en encontrar a alguien que las mantenga”.

ESCUELAS RURALES

Sobre cómo es trabajar en el medio rural, considera que el medio urbano da ventajas en infraestructura y en varios temas, pero no es mejor que el rural ni al revés porque el problema es la mentalidad de las nuevas generaciones.

“Hay una tendencia a no querer esforzarse, a no querer leer, a no reflexionar ni ser crítico, por otra parte, hay un sí rotundo al consumismo, al conformismo, a no buscar qué más hay”.

Lo manifestado lo sustenta en la experiencia acumulada con los adolescentes de telesecundaria, así como con jóvenes de bachillerato y universidad de la capital del estado.

Ante la falta de ganas y el desánimo, cree que los decentes son quienes deben hacer la diferencia: “Muchas veces el profesor se deja influenciar por el medio ambiente, cuando es el profesor quien debe influir en el medio ambiente. Es quien debe poner la actitud”, enfatiza.

Foto: Captura de pantalla



Joel Ignacio Sandoval menciona que se vio obligado a hacer los videos en YouYube porque “Aprendo en casa” no es la mejor manera de acercarse a los chicos.

“No es crítica feroz al gobierno, pero los programas buscan estandarizar, no ir hacia ciertos extremos, entonces los contenidos, aunque tengan información clara y precisa, no son tan atractivos ni tan didácticos”, indica. Durante la crisis sanitaria, Joel Sandoval ha sabido de compañeros que se han sentido frustrados, les ha ganado el desánimo y la apatía de los muchachos ha hecho mella.

Él acepta tener momentos difíciles, pero su objetivo es que sus alumnos se sientan bien y vean en él la disposición.

Maribel Sánchez | Diario de Xalapa

En Veracruz hay 135 mil 380 profesores

En Veracruz 135 mil 380 profesores, distribuidos en 23 mil 724 escuelas, según las cifras de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV).

En el marco del Día del Maestro se especifica que en el ciclo escolar 2020-2021 que está transcurriendo, los docentes atienden a 2 millones 120 mil 425 alumnos.

En Educación Básica hay 87 mil 583 profesores y profesoras; en Media Superior 21 mil 187, en Superior 21 mil 253 y en Especial 2 mil 010.

Del total de los docentes en educación Básica 423 se ubican en inicial, 16 mil 515 en Preescolar, 45 mil 177 en Primaria y 25 mil 468 en Secundaria.

En Formación para el trabajo hay laborando 2 mil 717 profesores y profesoras; y en Educación para adultos 630.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) del total de las personas ocupadas directamente en la docencia, 82.1% están formadas como profesores o en una carrera relacionada con las Ciencias de la educación.

El resto lo conforman personas que se formaron en las Ciencias sociales, Administración y Derecho (7.7%), en las Artes y Humanidades (3.3%), en la Ingeniería, manufactura y construcción (2.8%) y en las Ciencias naturales, exactas y de la computación (2.2%), Salud 0.9%, Agronomía y Veterinaria 0.5%, así como servicios 0.5%.

En promedio cada docente labora 31 horas a la semana.

Por cada 100 profesores 52 trabajan de 15 a 34 horas; 32 laboran de 35 a 48 horas; 9 ocupan más de 48 horas, y 7 menos de 15 horas en una semana.

En cuanto al tipo de la unidad económica, 99 de cada 100 profesores imparten clases en instituciones.

85.8% del profesorado presta sus servicios en espacios públicos y 14.2% lo hace en escuelas privadas.

93 de cada 100 profesores cuentan con la prestación de servicio médico y 97 de cada 100 han recibido otro tipo de prestaciones.

96 de cada 100 tiene un contrato escrito. De este último grupo, 89.9% cuentan con contratación de base, planta o tiempo indefinido, 9.6% es temporal y 0.5%, de otro tipo.

Itzel Molina | Diario de Xalapa

Córdoba, Ver.- Desde niña, se veía dando clases y enseñando a los niños a ocupar su inteligencia motriz a base de juegos y dinámicas que la Educación Física permite aprender, hoy a sus 25 años es una maestra dedicada a sus alumnos y pese a las dificultades y lejanía de su zona de trabajo con su hogar, María Fernanda Cordero Mont busca sacar siempre lo mejor de sus alumnos.

En su etapa preescolar recordó a un profesor de educación física que acudía a jugar con ella y sus compañeros de clase, cada que veía las actividades a desarrollar su sueño de ser maestra de educación física iba creciendo, María Fernanda siempre fue amante de los deportes y a su corta edad formó parte de un equipo de Fútbol de Ixtaczoquitlán siendo la primera niña en ingresar a dicho club.

Foto: Cortesía | María Fernanda Cordero Mont

“Recuerdo que cuando iba a mis clases de educación física en la escuela por el fútbol yo ya sabía hacer ciertos ejercicios, fui relacionando la inteligencia motriz y el trabajo en movimiento con el cuerpo”.

Los años pasaron y María Fernanda veía más cerca su sueño de ingresar a la universidad y con apoyo de sus padres entró a una escuela particular en Ciudad Mendoza logrando luego de 4 años, mucho sacrificio, cansancio y ganas de superarse, terminó su carrera profesional.

Dijo que en el último semestre de su carrera se les notifica como alumnos deberán presentar el examen para el Servicio Profesional Docente, “recuerdo que me organice con amigas y nos fuimos a Xalapa a presentar el examen, los meses pasaban y no me llamaban, yo le decía a mi mamá que se había olvidado de mí, ya estaba decidida a presentar nuevamente el examen, pero una llamada cambió mi vida”.

Ella desde que ingresó a la universidad se fue metiendo en Planes Vacacionales, daba clases y gracias a recomendación de sus profesores o de personas que veían su trabajo formó dos grupos de bastoneras en escuelas de Orizaba y fue en una de esas clases que recibió la llamada que le cambiaría la vida profesional pues su sueño de estar frente a un grupo se iba a volver realidad.

“Recuerdo que estaba ensayando con mis alumnas de secundaria el grupo de bastoneras y me llamaron, me dijeron felicidades maestra la esperamos tal día para que se presente a recoger su plaza, sentí que mi plaza tardo y así fue pues fueron ocho meses”.

En su momento como Dicente, es decir egresada docente sin plaza profesional tuvo la suerte de quedar en el lugar 41 de 900 aspirantes, su plaza le fue otorgada en la Huasteca Baja en Huayacocotla, sierra norte del estado que colinda con Hidalgo y Tampico, fue ahí donde María Fernanda vio su sueño hecho realidad pues daría clases a niños de escuelas rural, ella se miraba como maestra rural y lo logró.

Foto: Cortesía | María Fernanda Cordero Mont

Su supervisión escolar está ubicada en Tantoyuca y fue hasta allá donde se aventuró a viajar sola, “cuando llegué mi supervisor pensaba iba a llegar con mis papás como todas las maestras que ahí están en su momento lo hicieron, pero yo llegué sola, valiente, emocionada, nerviosa pero decidida”.

Los días pasaron y el momento de sus sueños había llegado, era ya una profesora de educación física para dos escuelas de la sierra de Huayacocotla, una de ellas con 60 alumnos y otra más con 28, todos de primero a sexto año de primaria.

“Llegué a juntar primero y segundo año y eran solo 4 alumnos, tuve la capacidad de salir adelante, como maestra rural mis alumnos no habían participado de los Juegos Deportivos Escolares, preparé a mis dos escuelas, se logró coronar a la sierra en 600 metros planos de atletismo”.

Motivada por el deporte e inculcar a sus alumnos la inteligencia motriz, el desenvolvimiento del cuerpo a través de juegos y dinámicas, preparó a sus alumnos para entrar a los Juegos Deportivos Escolares donde logró como maestra satisfacciones profesionales y emocionales pues sus escuelas al ser una semi urbana y otra totalmente rural no habían tenido la oportunidad de llegar tan lejos, dando así reconocimiento y nombre a las escuelas donde da clases.

Pese a no tener materiales para trabajar más que neumáticos y botellas de pet, María Fernanda enseñó a sus alumnos que menos es más y con productos reciclados realizó materiales para trabajar en ambas escuelas, pero también hizo uso del material que durante su carrera estudiantil fue comprando pues sabía que lo necesitaría.

Pese a tener 25 años, ha visto a pocas generaciones pasar del preescolar a primaria y de secundaria a el último año de este nivel escolar y para ella es un sentimiento hermoso ver como sus alumnos la reconocen en la calle o cuando pasaba para irse a trabajar.

“Me agregan a redes sociales, en donde yo vivo allá en mi lugar de trabajo solo hay una secundaria donde la mayoría se inscribe y al yo pasar por ahí me gritaban y corrían abrazarme, me lleno de emoción, satisfacción y orgullo oír como mis ex alumnos me decían que se inscribieron a talleres deportivos gracias a lo que aprendieron conmigo".

Pese a que el 2020 y este 2021 no están siendo fáciles pues las clases se pasaron a través de radio, televisión, redes sociales, zoom y la educación física impartida a distancia suele ser complicada.

Foto: Cortesía | María Fernanda Cordero Mont

Agradeció a los padres de familia su compromiso y dedicación con las clases en casa y los llamó a no desesperarse y tener paciencia con las dinámicas pues ella acude una vez al mes a la Sierra de Huayacocotla a recoger actividades pero también hace uso de sus redes sociales personales para subir su material pues existen lugares donde la señal llega tarde y está recibiendo mensajes a las 2:00 de la mañana con los trabajos de sus alumnos.

Este 15 de mayo es Día del Maestro y María Fernanda mandó un mensaje a sus colegas a estar arduos en el trabajo y más con las cuestiones de las clases a distancia, agradeció a sus alumnos y ex alumnos el día a día poder aprender a ser mejor maestra.

Entre sus alumnos hay médicos, ingenieros y presidentes municipales

ORIZABA, Ver.- "La satisfacción más grande que me dejó ejercer la docencia durante 30 años fue saber que los conocimientos y principios que trasmití a mis alumnos les ayudaron a convertirse en hombres y mujeres de bien que han logrado salir adelante", afirma Delfino Ramírez Encarnación, profesor jubilado. Dice que de entre sus alumnos han salido médicos, ingenieros y hasta presidentes municipales.

Aunque su primera profesión fue la Odontología, se impuso su vocación y estudió la Normal. “Mi vocación me nace porque mi hermana mayor, que tiene ahorita 85 años, estudio la Normal cuando la hubo aquí en Orizaba, fue de las primeras generaciones”, señala. Apunta que ver la emoción con la que daba clases a sus alumnos y también el sacrificio que hacía para apoyar a las familias para que salieran adelante y dieran una buena educación a sus hijos fue lo que lo impulsó a seguir sus pasos.

Delfino Ramírez Encarnación / Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

“Cuando terminé la Normal me fui a una plaza rural, por Mecatlán, en la sierra del Totonacapa; tuve que aprender la lengua de esa región, el totonaco, para estar en sintonía con la gente del pueblo”, recuerda. Con el paso del tiempo, lo trasladaron a la zona de El Espinal, luego a Tezonapa, después a Fortín, de ahí a Ciudad Mendoza y sus últimos años como docente activo fueron en esta ciudad, Orizaba.

Satisfacciones son muchas, entre ellas aprender la lengua totonaca para comunicarse con la gente del pueblo donde comenzó su carrera en el magisterio. Otra es haber impulsado a los niños, psicológica y educativamente para cambiar su forma de vida. Después de 30 años de servicio ha tenido la satisfacción de encontrarme alumnos que son médicos, licenciados, ingenieros e incluso presidentes municipales.

“Es bonito saber, cuando vas al hospital, que el médico que te atiende fue tu alumno, o que cuando te subes al camión te dicen: siéntese maestro, porque resulta que quien te lo dice fue tu alumno”, señala.

Enfatiza que la docencia es una profesión muy noble, pues junto con la instrucción académica se transmite a los niños, valores y principios que también refuerzan la educación que reciben en casa. “Le damos parte de nuestra vida a nuestros alumnos”, acota.

A los padres de familia les pide confiar en sus profesores porque también son guías de los alumnos, pues en ocasiones los padres se deslindan de la responsabilidad de educar a sus hijos y el maestro asume esa responsabilidad, que a veces se les reconoce y otras, no.

Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

A las nuevas generaciones de docentes les recuerda que la docencia es una profesión maravillosa, sensible; “tómenla con convicción, con apego a lo que sienten, sí eligieron esa carrera para ejercerla tiene que correr por sus venas; cuando lo hace uno así no importa irse al lugar más lejano. Échenle ganas y no se fijen en si hay deficiencias, sino que tienen que combatirlas trabajando”.

Reconoce que la esencia de la Educación ha cambiado mucho. Antes había programas y se planeaba cada clase de acuerdo con lo que éste marcaba; en la actualidad con el internet eso se perdió, pero los profesores siempre pueden retomar ese sentido si verdaderamente lo quieren.

Mayra Figueiras | El Sol de Orizaba

Este maestro enmascarado sobresale por su creatividad y dinamismo

Los buenos maestros inspiran y un ejemplo de esta sentencia es Joel Ignacio Sandoval Montes, un xalapeño que quería ser informático. El problema es que las matemáticas no eran su fuerte.

Por fortuna, en el Cbtis 165 del municipio de Coatepec tuvo tan buenos profesores que no solo le enseñaron, sino que también lo llevaron a querer ser como ellos. Hoy, Joel es docente en la sierra de Zongolica, en el estado de Veracruz, y sobresale por su creatividad y dinamismo.

En el escenario de la pandemia por Covid-19, el pedagogo de 30 años de edad visita a sus alumnos de telesecundaria una vez al mes, les envía mensajes y les comparte videos desde su canal de YouTube. La particularidad es que, con el permiso de luchadores profesionales, él se volvió el maestro enmascarado.

Foto: Captura de pantalla



Joel Montes les dio a cada materia y sección un personaje y música, para que tuvieran su propia personalidad y una forma distinta de ser. Español la da Máscara Año 2000; Matemáticas, El Vagabundo; Historia, El Faraón; Química, Ultraman; Formación Cívica y Ética, Cien Caras; Artes, Tiger-Mask, y, próximamente, Inglés la impartirá Universo 2000.

Cada lección cuenta con personajes extra, quienes tienen la misión de aclarar dudas, explicar fórmulas o aportar datos novedosos. También hay invitados especiales, como Francisco Beverido, quien colaboró para hablar de teatro. Otros convocados han sido el luchador Aníbal Jr., quien participó con una rutina de ejercicios para Educación Física, apenas unos meses antes de que falleciera por Covid-19, y, para ampliar el tema del dibujo, el encargado fue el novelista gráfico Pável Ortega. “Para hacer los videos yo compré todo lo necesario y no, no quiero fama. No monetizo ni busco lucrar. No persigo nada más que acompañar a mis alumnos. Aunque nunca será lo mismo que estar en el aula, busco llevarles algo nuevo, ser su guía”, compartió en entrevista el profesional de la educación.

DESERCIÓN Y REZAGO

El entusiasmo y el esfuerzo del profesor para atraer la atención de sus alumnos no son suficientes ni para captar la atención de todos ni para evitar la deserción. Y es que se trata de adolescentes a quienes les ha tocado crecer en Tzacuala Primero, localidad nahuahablante de alta marginación perteneciente a Tehuipango, el último municipio de la zona serrana de Veracruz, en los límites con Puebla.

Allá, explicó, cae un aguacero y se va la luz por varias horas; la señal de Internet falla y resulta complejo utilizar las plataformas para transmisiones en vivo.

A estas fallas suma que los chicos no tienen un plan de vida, el estudio no es un hábito, hay una barrera de lenguaje porque el español es su segunda lengua y, en la gran mayoría, el tercer grado, que él da, es el último nivel educativo que tendrán. “Los mismos papás los incentivan, más que a seguir estudiando, a buscar trabajo, y es un lugar donde hay ‘enganchadores’, personas que se los llevan a las cosechas a otras entidades del país. Las chicas piensan en encontrar a alguien que las mantenga”.

ESCUELAS RURALES

Sobre cómo es trabajar en el medio rural, considera que el medio urbano da ventajas en infraestructura y en varios temas, pero no es mejor que el rural ni al revés porque el problema es la mentalidad de las nuevas generaciones.

“Hay una tendencia a no querer esforzarse, a no querer leer, a no reflexionar ni ser crítico, por otra parte, hay un sí rotundo al consumismo, al conformismo, a no buscar qué más hay”.

Lo manifestado lo sustenta en la experiencia acumulada con los adolescentes de telesecundaria, así como con jóvenes de bachillerato y universidad de la capital del estado.

Ante la falta de ganas y el desánimo, cree que los decentes son quienes deben hacer la diferencia: “Muchas veces el profesor se deja influenciar por el medio ambiente, cuando es el profesor quien debe influir en el medio ambiente. Es quien debe poner la actitud”, enfatiza.

Foto: Captura de pantalla



Joel Ignacio Sandoval menciona que se vio obligado a hacer los videos en YouYube porque “Aprendo en casa” no es la mejor manera de acercarse a los chicos.

“No es crítica feroz al gobierno, pero los programas buscan estandarizar, no ir hacia ciertos extremos, entonces los contenidos, aunque tengan información clara y precisa, no son tan atractivos ni tan didácticos”, indica. Durante la crisis sanitaria, Joel Sandoval ha sabido de compañeros que se han sentido frustrados, les ha ganado el desánimo y la apatía de los muchachos ha hecho mella.

Él acepta tener momentos difíciles, pero su objetivo es que sus alumnos se sientan bien y vean en él la disposición.

Maribel Sánchez | Diario de Xalapa

En Veracruz hay 135 mil 380 profesores

En Veracruz 135 mil 380 profesores, distribuidos en 23 mil 724 escuelas, según las cifras de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV).

En el marco del Día del Maestro se especifica que en el ciclo escolar 2020-2021 que está transcurriendo, los docentes atienden a 2 millones 120 mil 425 alumnos.

En Educación Básica hay 87 mil 583 profesores y profesoras; en Media Superior 21 mil 187, en Superior 21 mil 253 y en Especial 2 mil 010.

Del total de los docentes en educación Básica 423 se ubican en inicial, 16 mil 515 en Preescolar, 45 mil 177 en Primaria y 25 mil 468 en Secundaria.

En Formación para el trabajo hay laborando 2 mil 717 profesores y profesoras; y en Educación para adultos 630.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) del total de las personas ocupadas directamente en la docencia, 82.1% están formadas como profesores o en una carrera relacionada con las Ciencias de la educación.

El resto lo conforman personas que se formaron en las Ciencias sociales, Administración y Derecho (7.7%), en las Artes y Humanidades (3.3%), en la Ingeniería, manufactura y construcción (2.8%) y en las Ciencias naturales, exactas y de la computación (2.2%), Salud 0.9%, Agronomía y Veterinaria 0.5%, así como servicios 0.5%.

En promedio cada docente labora 31 horas a la semana.

Por cada 100 profesores 52 trabajan de 15 a 34 horas; 32 laboran de 35 a 48 horas; 9 ocupan más de 48 horas, y 7 menos de 15 horas en una semana.

En cuanto al tipo de la unidad económica, 99 de cada 100 profesores imparten clases en instituciones.

85.8% del profesorado presta sus servicios en espacios públicos y 14.2% lo hace en escuelas privadas.

93 de cada 100 profesores cuentan con la prestación de servicio médico y 97 de cada 100 han recibido otro tipo de prestaciones.

96 de cada 100 tiene un contrato escrito. De este último grupo, 89.9% cuentan con contratación de base, planta o tiempo indefinido, 9.6% es temporal y 0.5%, de otro tipo.

Itzel Molina | Diario de Xalapa

Local

Relatos: por ambición mató a su mamá

En esta entrega Miguel Valera nos cuenta sobre la relación de madre e hijo, y como la ambición provocó un terrible asesinato

Local

Ve a quiénes dejó fuera el OPLE de las diputaciones

En sesión se declaró la validez de la elección de diputaciones por el principio de representación proporcional y se asignaron las 20 diputaciones plurinominales

Local

Si te sientes débil de los huesos esto te puede estar pasando

Los principales síntomas que se presentan son dolor de espalda, provocado por una vértebra fracturada o aplastada

Local

Relatos: por ambición mató a su mamá

En esta entrega Miguel Valera nos cuenta sobre la relación de madre e hijo, y como la ambición provocó un terrible asesinato

Local

Ve a quiénes dejó fuera el OPLE de las diputaciones

En sesión se declaró la validez de la elección de diputaciones por el principio de representación proporcional y se asignaron las 20 diputaciones plurinominales

Local

Si te sientes débil de los huesos esto te puede estar pasando

Los principales síntomas que se presentan son dolor de espalda, provocado por una vértebra fracturada o aplastada

Local

Se está perdiendo mucha biodiversidad sonora en Veracruz

Tenemos que ir al rescate de los paisajes sonoros porque los estamos perdiendo, asienta el investigador del Instituto de Ecología, Fernando González García

Local

Altos costos de energía desanima al sector productivo: Coparmex

Alberto Aja Cantero lamenta que Veracruz paga altas tarifas eléctricas a pesar de tener la planta generadora de Laguna Verde

Local

Van 59 casos con proceso por violencia intrafamiliar que atiende AC

De marzo de este año a la fecha se han tenido más de 100 mensajes con solicitud de apoyo a través de la red social de la Asociación Civil