/ domingo 8 de noviembre de 2020

¿Tus vestidos pintados con cempasúchil y otras flores?; se ven bonitos

Liz Ledezma pinta telas con cempasúchil, helechos, bugambilias y otras flores más

Xalapa, Ver.-Con el Covid-19, la diseñadora de modas Liz Ledezma expresa que llegaron también las cancelaciones de fiestas y la desaparición de un ingreso más o menos estable para ella y su familia. Sin embargo, comparte que logró reinventarse y hacer realidad un sueño: lanzar una colección de ropa con menos inversión y amigable con el medio ambiente. Ella ahora tiñe con cempasúchil, helechos, bugambilias y otras flores más.

La orizabeña rememoró lo que llama "los buenos tiempos", cuando recién egresada de la Escuela de Diseño de Modas no paraba de experimentar y explorar. Hoy, cuando Liz cuenta con 47 años de edad, en medio de un panorama poco alentador, afirma que ha vuelto a sentir el entusiasmo y la alegría de aventurarse en nuevos caminos, aquellos que había postergado. Retomar el rumbo responde a una necesidad. Y es que en la contingencia sanitaria Liz ha tenido altibajos. "Inicialmente todo se cayó, menos mis deudas; esas iban para arriba. Vivo con mi mamá y mi hijo, que estudia la universidad".

Fue muy difícil pero empecé a elaborar cubrebocas normales y luego a bordarlos a mano. Gustaron mucho y hasta nos vimos saturados. Los tres participábamos y nos pusimos al corriente en pagos; después la gente empezó a comprar los cubrebocas chinos y, además, mi mamá se enfermó".

Ecotextil

"No podía salir", declaró Liz, para enseguida contar que solo tenía un rollo de algodón, las ollas de su mamá, el fogón, y la bugambilia y los helechos que alcanzaba a ver por la ventana. Ese fue el inicio de una nueva etapa. Con un trabajo artesanal de teñido de algodón que le lleva varios días, ha diseñado y confeccionado vestidos, faldas, blusas, "palazzos" y pantalones. El teñido lo logra con cualquier cantidad de flores y hojas, y los residuos se van a la composta.

En momentos de gran satisfacción, Liz ha alcanzado concretar una moda sostenible con materiales orgánicos. La segunda etapa, adelanta, será el teñido con vegetales, como acelgas, zanahorias, betabeles y otros.

Manifiesta sentirse agradecida con la naturaleza y también con sus amigos, gente de la sierra que la apoya y con la cual ha hecho un trabajo colaborativo. A Liz aún le falta cumplir otro sueño, hacer un desfile de modas de su colección Ecotextil en el Teatro Ignacio de la Llave, donde hace muchos años se graduó como diseñadora.

Mujer de fe, espera que alguien la ayude a alcanzar esta meta. Hoy más que nunca está convencida de que todo es posible. También hace un llamado a todos aquellos interesados en conocer su trabajo, adquirir una prenda o hacer un pedido especial, la contacten a través de Facebook El ropero de Frida Kah y que asistan a su taller.


Xalapa, Ver.-Con el Covid-19, la diseñadora de modas Liz Ledezma expresa que llegaron también las cancelaciones de fiestas y la desaparición de un ingreso más o menos estable para ella y su familia. Sin embargo, comparte que logró reinventarse y hacer realidad un sueño: lanzar una colección de ropa con menos inversión y amigable con el medio ambiente. Ella ahora tiñe con cempasúchil, helechos, bugambilias y otras flores más.

La orizabeña rememoró lo que llama "los buenos tiempos", cuando recién egresada de la Escuela de Diseño de Modas no paraba de experimentar y explorar. Hoy, cuando Liz cuenta con 47 años de edad, en medio de un panorama poco alentador, afirma que ha vuelto a sentir el entusiasmo y la alegría de aventurarse en nuevos caminos, aquellos que había postergado. Retomar el rumbo responde a una necesidad. Y es que en la contingencia sanitaria Liz ha tenido altibajos. "Inicialmente todo se cayó, menos mis deudas; esas iban para arriba. Vivo con mi mamá y mi hijo, que estudia la universidad".

Fue muy difícil pero empecé a elaborar cubrebocas normales y luego a bordarlos a mano. Gustaron mucho y hasta nos vimos saturados. Los tres participábamos y nos pusimos al corriente en pagos; después la gente empezó a comprar los cubrebocas chinos y, además, mi mamá se enfermó".

Ecotextil

"No podía salir", declaró Liz, para enseguida contar que solo tenía un rollo de algodón, las ollas de su mamá, el fogón, y la bugambilia y los helechos que alcanzaba a ver por la ventana. Ese fue el inicio de una nueva etapa. Con un trabajo artesanal de teñido de algodón que le lleva varios días, ha diseñado y confeccionado vestidos, faldas, blusas, "palazzos" y pantalones. El teñido lo logra con cualquier cantidad de flores y hojas, y los residuos se van a la composta.

En momentos de gran satisfacción, Liz ha alcanzado concretar una moda sostenible con materiales orgánicos. La segunda etapa, adelanta, será el teñido con vegetales, como acelgas, zanahorias, betabeles y otros.

Manifiesta sentirse agradecida con la naturaleza y también con sus amigos, gente de la sierra que la apoya y con la cual ha hecho un trabajo colaborativo. A Liz aún le falta cumplir otro sueño, hacer un desfile de modas de su colección Ecotextil en el Teatro Ignacio de la Llave, donde hace muchos años se graduó como diseñadora.

Mujer de fe, espera que alguien la ayude a alcanzar esta meta. Hoy más que nunca está convencida de que todo es posible. También hace un llamado a todos aquellos interesados en conocer su trabajo, adquirir una prenda o hacer un pedido especial, la contacten a través de Facebook El ropero de Frida Kah y que asistan a su taller.


Local

¿Pensaste que era el fin del Covid? No bajes la guardia

El cubrebocas, aunque pueda parecer molesto, junto con las vacunas, ha permitido salvar vidas

Local

Carnaval de Veracruz: Gradas moradas para mujeres no funcionaron acusan Brujas del Mar

La vocera del colectivo dijo que la iniciativa estuvo mal desde un principio, pues no hubo una estrategia integral

Local

Caso Alan: el recuento del asesinato que enardeció a Orizaba

Sus vecinos le dicen adiós recordándolo como siempre lo vieron desde hace 3 años que llegó a vivir a la Unidad Habitacional

Local

¿Sabes cuántos migrantes veracruzanos hay en EU y cuánto mandan?

En 2020, de Veracruz salieron 36 mil 493 personas para vivir en otro país, 81 de cada 100 se fueron a Estados Unidos de América

Local

Carnaval de Veracruz: Gradas moradas para mujeres no funcionaron acusan Brujas del Mar

La vocera del colectivo dijo que la iniciativa estuvo mal desde un principio, pues no hubo una estrategia integral

Ecología

Combustibles fósiles: El enemigo número uno

El discurso de la restauración de los ecosistemas, aunque benéfico, distrae de la principal urgencia global, que es eliminar de manera efectiva y drástica las energías no renovables

Salud

Un “menú digital” para la familia

Especialistas en seguridad en línea acuñaron el término de "dieta digital" para describir el uso de la tecnología dentro del núcleo familiar

Local

¿Pensaste que era el fin del Covid? No bajes la guardia

El cubrebocas, aunque pueda parecer molesto, junto con las vacunas, ha permitido salvar vidas

Local

Caso Alan: el recuento del asesinato que enardeció a Orizaba

Sus vecinos le dicen adiós recordándolo como siempre lo vieron desde hace 3 años que llegó a vivir a la Unidad Habitacional