imagotipo

Unión de Padres analizará contenido de libros de texto

  • Yolanda Reyes Apodaca
  • en Local

CÓRDOBA, Ver. (OEM-Informex).- Ante el temor de que los ejemplares que serán utilizados en el ciclo escolar 2017-2018 incluyan temas que consideran no “aptos” para los niños y adolescentes,

la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) pide a la Secretaría de Educación Pública y a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) dé a conocer de inmediato los libros así como los que utilizarán los profesores anunciados por el presidente Enrique Peña Nieto.

En caso de no estar de acuerdo con los contenidos en su momento realizarán un llamado para no utilizarlos.

Luis Arturo Solís Bravo, presidente estatal de la UNPF, mostró su preocupación porque en la página web de Conaliteg se muestra que inició la distribución de los libros, pero los paterfamilias desconocen los contenidos y no quieren llevarse sorpresas.

Expresó, los libros de texto son parte importante de la formación de los niños y jóvenes, sobre todo en las materias que tienen que ver con civismo, biología y sexualidad, por lo que parece inconcebible que los padres de familia no puedan participar en la revisión previa de sus contenidos”.

Explicó que en la reforma Educativa se habla de la participación de los padres de familia en la revisión de planes y programas de estudio. El artículo 65 de la Ley General de Educación menciona que es facultad de los padres de familia conocer la capacidad profesional de la planta docente de la escuela a la que asistan sus hijos o pupilos, así como el resultado de las evaluaciones realizadas.

Así también opinar a través de los Consejos de Participación Social respecto a las actualizaciones y revisiones de los planes y programas de estudio.

Desafortunadamente se les mantiene al margen de todo este desarrollo, disminuyendo su capacidad de participación y dejándola exclusivamente en unos Consejos de Participación Social que no terminan por ser abiertos y autónomos.

Solís Bravo cuestionó qué sucederá si los padres de familia no están de acuerdo con los contenidos de los libros que serán utilizados el próximo ciclo escolar.

Por lo que se pronunció para que los padres de familia tengan una participación real y propositiva en diversos temas escolares y no sólo en la autonomía de recursos económicos, como ocurre hasta hoy.