/ miércoles 26 de junio de 2019

Hay 72 acusaciones de tortura en investigaciones de caso Iguala: CNDH

Según el informe de la CNDH, publicado en 2018, se han violado las garantías de los inculpados por el caso Ayotzinapa

Derivado de las investigaciones para esclarecer la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, en Guerrero, se han registrado 72 casos de violaciones a las garantías de los inculpados; de los cuales ocho son por tortura y el resto por otras violaciones.

Según el informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), publicado en 2018, los acusados que han sido víctimas de tortura son: Carlos Pascual Cervantes, David Cruz, Eury Flores, Felipe Rodríguez, Francisco Lozano, Gabriel León, Gilberto Parra y Gildardo López.

En tanto, otras 28 personas recibieron tratos crueles, entre ellas: Carlos Canto Salgado, de quien circuló un video en redes sociales en el que se aprecia como es interrogado mientras se le coloca una bolsa de plástico en la cabeza.

Entre los imputados se encuentra Cruz Hernández, alias “El Chino”, quien fue detenido el 9 de octubre de 2014, por 11 elementos de la extinta Procuraduría General de la República (PGR).

El detenido, quien fue elemento de la Secretaría de Seguridad Pública de Iguala, Guerrero, señaló que después de su captura, “le sumergieron la cabeza en una cubeta con agua, lo llevaron a un hotel donde lo amarraron de pies y manos, y cada que intentaba dormir le echaban agua en la cara”.

Además, fue enrollado con cinta canela de los pies hasta los hombros y durante una hora lo dejaron parado y recargado en un muro.

Por su parte, Flores López, presunto integrante de Guerreros Unidos, fue capturado el 27 de octubre de 2014 y posteriormente agentes de la Secretaría de Marina lo golpearon y lo trasladaron a las instalaciones militares.

En el lugar, el imputado fue vendado de la cabeza y las manos, recibió amenazas de que matarían a su familia, le pusieron una bolsa en la cabeza, fue desnudado, golpeado en las costillas y recibió toques en los testículos.

Otro presunto integrante también de Guerreros Unidos es Rodríguez Salgado, conocido como “El Cepillo”, quien el 16 de enero de 2015 fue detenido por la Policía Federal.

Luego fue llevado a una casa donde fue torturado en un cuarto semioscuro, donde un policía cortó cartucho y le colocó la pistola en la cabeza.

“Después le colocaron una playera mojada en la cara con una bolsa tratando de asfixiarlo, le dieron toques en los testículos y lo amenazaron con matar a su familia por lo que se vio obligado a aceptar su participación en los hechos”, se establece en el expediente que posee el citado diario.

Luego de ese violento episodio, Rodríguez Salgado se encuentra en libertad condicional por falta de elementos en su contra.

Los demás casos corresponden a detención arbitraria, dilación en la puesta a disposición del Ministerio Público y cateo ilegal.

El 8 de mayo de 2017, la PGR señaló que se practicaron evaluaciones a las ocho víctimas, las cuales revelaron que sólo dos casos eran positivos en tortura, ya que Felipe Rodríguez y Edgar Vieyra “presentaron lesiones correspondientes a maniobras de tortura física”, mientras que los seis casos restantes fueron negativos.

Derivado de las investigaciones para esclarecer la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, en Guerrero, se han registrado 72 casos de violaciones a las garantías de los inculpados; de los cuales ocho son por tortura y el resto por otras violaciones.

Según el informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), publicado en 2018, los acusados que han sido víctimas de tortura son: Carlos Pascual Cervantes, David Cruz, Eury Flores, Felipe Rodríguez, Francisco Lozano, Gabriel León, Gilberto Parra y Gildardo López.

En tanto, otras 28 personas recibieron tratos crueles, entre ellas: Carlos Canto Salgado, de quien circuló un video en redes sociales en el que se aprecia como es interrogado mientras se le coloca una bolsa de plástico en la cabeza.

Entre los imputados se encuentra Cruz Hernández, alias “El Chino”, quien fue detenido el 9 de octubre de 2014, por 11 elementos de la extinta Procuraduría General de la República (PGR).

El detenido, quien fue elemento de la Secretaría de Seguridad Pública de Iguala, Guerrero, señaló que después de su captura, “le sumergieron la cabeza en una cubeta con agua, lo llevaron a un hotel donde lo amarraron de pies y manos, y cada que intentaba dormir le echaban agua en la cara”.

Además, fue enrollado con cinta canela de los pies hasta los hombros y durante una hora lo dejaron parado y recargado en un muro.

Por su parte, Flores López, presunto integrante de Guerreros Unidos, fue capturado el 27 de octubre de 2014 y posteriormente agentes de la Secretaría de Marina lo golpearon y lo trasladaron a las instalaciones militares.

En el lugar, el imputado fue vendado de la cabeza y las manos, recibió amenazas de que matarían a su familia, le pusieron una bolsa en la cabeza, fue desnudado, golpeado en las costillas y recibió toques en los testículos.

Otro presunto integrante también de Guerreros Unidos es Rodríguez Salgado, conocido como “El Cepillo”, quien el 16 de enero de 2015 fue detenido por la Policía Federal.

Luego fue llevado a una casa donde fue torturado en un cuarto semioscuro, donde un policía cortó cartucho y le colocó la pistola en la cabeza.

“Después le colocaron una playera mojada en la cara con una bolsa tratando de asfixiarlo, le dieron toques en los testículos y lo amenazaron con matar a su familia por lo que se vio obligado a aceptar su participación en los hechos”, se establece en el expediente que posee el citado diario.

Luego de ese violento episodio, Rodríguez Salgado se encuentra en libertad condicional por falta de elementos en su contra.

Los demás casos corresponden a detención arbitraria, dilación en la puesta a disposición del Ministerio Público y cateo ilegal.

El 8 de mayo de 2017, la PGR señaló que se practicaron evaluaciones a las ocho víctimas, las cuales revelaron que sólo dos casos eran positivos en tortura, ya que Felipe Rodríguez y Edgar Vieyra “presentaron lesiones correspondientes a maniobras de tortura física”, mientras que los seis casos restantes fueron negativos.

Policiaca

Cadáver en descomposición era de joven desaparecida

Fueron familiares, quienes participaron en la búsqueda de la joven, quienes dijeron que el cuerpo hallado era el de Isabel

Cultura

Una “Pizarra” Mulata Cordobesa

La “Celda Secreta” relatará la vida de la Mulata de Córdoba, una leyenda de orgullo y difusión que ha transcendido fronteras

Local

Buscan erradicar el uso de herbicidas en productos naturales

Francisco Hernández Rosas, investigador del Colegio de Posgraduados alertó que cuando comemos o bebemos no sabemos si lo que estamos consumiendo contenga herbicidas que pueden generar enfermedades en el cuerpo humano

Local

Dengue y secuestros paralizan al estado: empresario

Jesús Castañeda Nevárez dijo que la situación económica en el estado , está paralizada, no está fluyendo y se encuentra en un decremento considerable

Local

Llegar a la Lucha Libre no es difícil, lo es mantenerse: Chessman

Participará este sábado junto con otros profesionales en la Lucha “Héroes Inmortales XIII” en el Coliseo La Concordia.

Policiaca

Cadáver en descomposición era de joven desaparecida

Fueron familiares, quienes participaron en la búsqueda de la joven, quienes dijeron que el cuerpo hallado era el de Isabel

Cultura

Una “Pizarra” Mulata Cordobesa

La “Celda Secreta” relatará la vida de la Mulata de Córdoba, una leyenda de orgullo y difusión que ha transcendido fronteras

Local

Cafetales cordobeses viven una época de renovación: Osorio Aparicio

La trazabilidad del café cordobés se define desde la plantación, tipo de planta a sembrar, altura, variedades de cultivos, clima y plantaciones frutales, es decir, un proceso para llegar al producto final, un buen café.

Local

Buscan erradicar el uso de herbicidas en productos naturales

Francisco Hernández Rosas, investigador del Colegio de Posgraduados alertó que cuando comemos o bebemos no sabemos si lo que estamos consumiendo contenga herbicidas que pueden generar enfermedades en el cuerpo humano