/ martes 14 de enero de 2020

Emilio Peláez, violinista orizabeño da funciones didácticas a niños

Además de tocar música clásica, el joven violinista toca otros géneros, como rock, pop y jazz

Orizaba, Ver.- Con apenas 23 años de edad y seis meses de haberse graduado de la Licenciatura en Música Clásica que estudió en Kiev, Ucrania, Emilio Peláez, violinista orizabeño, tiene como meta mostrar a los niños y jóvenes que el mundo de la música sí forma buenos seres humanos, que se ocupan de hacer un mundo diferente.

Sonriente y nervioso pues se acerca la hora de salir al escenario para platicar con los niños de diferentes escuelas primarias, que acudieron al Teatro Ignacio de la Llave para escucharlo y también disfrutar de la música que toca, Emilio relata, sentado en el camerino donde espera el aviso para comenzar la función, que desde pequeño le gusta la música.

La música es universal, forma y transforma seres humanos

Recuerda que su primer acercamiento con la música fue gracias a las visitas que hacía a una tía, pues en su casa había una academia de música y, cuando le preguntaban qué instrumento quería estudiar de grande decía que el del palito, haciendo referencia al violín.

Más grande asistió a clases de música con la maestra Diana Fonseca y Alejandro Labza en la Academia de Música Bethoveen y fue a invitación de éste, después de muchos años de estudiar con ellos, que fue a Kiev a presentar su examen para poder estudiar la licenciatura en música clásica.

Emilio Peláez / Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

Terminando su bachillerato se alistó para viajar a Ucrania, sin conocer ninguno de los dos idiomas oficiales de ese país, ruso y ucraniano. “Así me fui, sin saber ni una palabra y aprendí como un bebé, balbuceando hasta aprender el idioma para poder llevar exámenes en ese idioma”, dijo.

El joven que tiene de nacimiento un oído absoluto, por lo que no necesita leer las notas para tocar la música, menciona que a la mitad de su carrera le entró una basurita a la cabeza de enfocarse en otros géneros y no encerrarse en la música clásica.

Emilio Peláez / Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

“No necesito las notas para sacar las canciones modernas, toco música que atrae más a los chavos a los niños para que se acerquen a la música. Esto es algo muy importante, sobre todo por la situación que estamos viviendo, en la que niños de muy temprana edad hacen cosas que realmente están muy mal”, enfatiza.

Resalta que su propósito en la vida, desde que empezó con la música, es que a la gente le guste lo que hace, que se sienta atraída y entre en un mundo increíble como el de la música.

TIENE MÚSICA EN TODAS LAS PLATAFORMAS DIGITALES

Emilio tiene un canal de YouTube y su música está en las plataformas digitales de música. Subraya que le impacta ver que niñas de nueve y 10 años después de escuchar su conferencia le escriben y le dicen que gracias a él quieren entrar a clases de guitarra o que lo que les dijo las motivó y, ese es su propósito.

Además de tocar música clásica, el joven violinista toca otros géneros, como rock, pop, jazz. “Toco de todo, desde un tango, country, hasta efectos de sonido”, dice.

HA HECHO CERCA DE 65 VIDEOS DE COVERS

Tiene en su haber cerca de 65 videos en internet con covers, “son canciones originales pero a mi estilo. Tengo dos sencillos hechos por mí. De lo que me encargo más es de escoger una canción de algún artista, por ejemplo Ricky Martin, yo la adapto e improviso, una no es igual a la otra, tomo lo principal de la canción pero tocó lo que me sale en ese momento”, señala.

Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

PIDE A PAPÁS QUE FOMENTEN LAS ARTES EN SUS HIJOS

A los padres de familia pide que involucren a sus hijos, a cualquier edad, en algún arte. A veces el dinero es una limitante, porque un instrumento suele ser caro, tomar clases de música es caro, sin embargo, si hay posibilidad es algo que le puedes aportar a tu hijo, hija o a ti mismo como adulto”.

DIVIÉRTANSE CON LA MÚSICA, DICE A LOS NIÑOS

A los niños les exhorta a que se diviertan con la música. Es un mundo diferente, es un lenguaje universal, está en todos lados; vivir de la música y sentirte atraído por la música todos los días es lo mejor que puede haber”, resalta.

Subraya que en el mundo hay dos caminos y recuerda que estando en Ucrania, lejos de su familia pudo haberse ido por el camino malo. “Yo tenía muchos amigos allá, en especial uno turco que cantaba increíble, pero prefirió irse por el camino del alcohol y las drogas y su talento terminó yéndose a la basura. A él lo corrieron del país no solo de la escuela, por faltas de respeto a las personas. Eso no está bien, subraya.

Emilio Peláez / Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

LA MÚSICA, EL ESTILO NO ES MALO, LA LETRA SÍ LO PUEDE SER

La inquietud de tocar no solo música clásica generó malos comentarios de parte de algunos compañeros, sin embargo, no hizo caso pues está convencido de que las melodías no son malas.

Muchos decían que estaba mal que un músico que tocaba música clásica tocara reggaetón. Yo no le hago feo al reggaetón, ni al grupero, a nada; porque final de cuenta es música. Sí hay muchas letras que denigran, que hablan mal, yo lo entiendo; pero yo no estoy faltando al respeto a nadie con la melodía, yo no canto la letra; es la melodía la que te gusta, la que te hace bailar, la que te hace feliz”, destaca.

Sus ganas de crecer llevan a Emilio a emigrar a Guadalajara, Jalisco a donde partirá en dos semanas, sin embargo, resalta que Orizaba es y será siempre la ciudad donde nació y creció, por lo que mantiene el compromiso de volver las veces que sean necesarias para continuar contagiando a los niños, jóvenes y adultos su amor por la música.

Orizaba, Ver.- Con apenas 23 años de edad y seis meses de haberse graduado de la Licenciatura en Música Clásica que estudió en Kiev, Ucrania, Emilio Peláez, violinista orizabeño, tiene como meta mostrar a los niños y jóvenes que el mundo de la música sí forma buenos seres humanos, que se ocupan de hacer un mundo diferente.

Sonriente y nervioso pues se acerca la hora de salir al escenario para platicar con los niños de diferentes escuelas primarias, que acudieron al Teatro Ignacio de la Llave para escucharlo y también disfrutar de la música que toca, Emilio relata, sentado en el camerino donde espera el aviso para comenzar la función, que desde pequeño le gusta la música.

La música es universal, forma y transforma seres humanos

Recuerda que su primer acercamiento con la música fue gracias a las visitas que hacía a una tía, pues en su casa había una academia de música y, cuando le preguntaban qué instrumento quería estudiar de grande decía que el del palito, haciendo referencia al violín.

Más grande asistió a clases de música con la maestra Diana Fonseca y Alejandro Labza en la Academia de Música Bethoveen y fue a invitación de éste, después de muchos años de estudiar con ellos, que fue a Kiev a presentar su examen para poder estudiar la licenciatura en música clásica.

Emilio Peláez / Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

Terminando su bachillerato se alistó para viajar a Ucrania, sin conocer ninguno de los dos idiomas oficiales de ese país, ruso y ucraniano. “Así me fui, sin saber ni una palabra y aprendí como un bebé, balbuceando hasta aprender el idioma para poder llevar exámenes en ese idioma”, dijo.

El joven que tiene de nacimiento un oído absoluto, por lo que no necesita leer las notas para tocar la música, menciona que a la mitad de su carrera le entró una basurita a la cabeza de enfocarse en otros géneros y no encerrarse en la música clásica.

Emilio Peláez / Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

“No necesito las notas para sacar las canciones modernas, toco música que atrae más a los chavos a los niños para que se acerquen a la música. Esto es algo muy importante, sobre todo por la situación que estamos viviendo, en la que niños de muy temprana edad hacen cosas que realmente están muy mal”, enfatiza.

Resalta que su propósito en la vida, desde que empezó con la música, es que a la gente le guste lo que hace, que se sienta atraída y entre en un mundo increíble como el de la música.

TIENE MÚSICA EN TODAS LAS PLATAFORMAS DIGITALES

Emilio tiene un canal de YouTube y su música está en las plataformas digitales de música. Subraya que le impacta ver que niñas de nueve y 10 años después de escuchar su conferencia le escriben y le dicen que gracias a él quieren entrar a clases de guitarra o que lo que les dijo las motivó y, ese es su propósito.

Además de tocar música clásica, el joven violinista toca otros géneros, como rock, pop, jazz. “Toco de todo, desde un tango, country, hasta efectos de sonido”, dice.

HA HECHO CERCA DE 65 VIDEOS DE COVERS

Tiene en su haber cerca de 65 videos en internet con covers, “son canciones originales pero a mi estilo. Tengo dos sencillos hechos por mí. De lo que me encargo más es de escoger una canción de algún artista, por ejemplo Ricky Martin, yo la adapto e improviso, una no es igual a la otra, tomo lo principal de la canción pero tocó lo que me sale en ese momento”, señala.

Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

PIDE A PAPÁS QUE FOMENTEN LAS ARTES EN SUS HIJOS

A los padres de familia pide que involucren a sus hijos, a cualquier edad, en algún arte. A veces el dinero es una limitante, porque un instrumento suele ser caro, tomar clases de música es caro, sin embargo, si hay posibilidad es algo que le puedes aportar a tu hijo, hija o a ti mismo como adulto”.

DIVIÉRTANSE CON LA MÚSICA, DICE A LOS NIÑOS

A los niños les exhorta a que se diviertan con la música. Es un mundo diferente, es un lenguaje universal, está en todos lados; vivir de la música y sentirte atraído por la música todos los días es lo mejor que puede haber”, resalta.

Subraya que en el mundo hay dos caminos y recuerda que estando en Ucrania, lejos de su familia pudo haberse ido por el camino malo. “Yo tenía muchos amigos allá, en especial uno turco que cantaba increíble, pero prefirió irse por el camino del alcohol y las drogas y su talento terminó yéndose a la basura. A él lo corrieron del país no solo de la escuela, por faltas de respeto a las personas. Eso no está bien, subraya.

Emilio Peláez / Foto: Miguel Castillo | El Sol de Orizaba

LA MÚSICA, EL ESTILO NO ES MALO, LA LETRA SÍ LO PUEDE SER

La inquietud de tocar no solo música clásica generó malos comentarios de parte de algunos compañeros, sin embargo, no hizo caso pues está convencido de que las melodías no son malas.

Muchos decían que estaba mal que un músico que tocaba música clásica tocara reggaetón. Yo no le hago feo al reggaetón, ni al grupero, a nada; porque final de cuenta es música. Sí hay muchas letras que denigran, que hablan mal, yo lo entiendo; pero yo no estoy faltando al respeto a nadie con la melodía, yo no canto la letra; es la melodía la que te gusta, la que te hace bailar, la que te hace feliz”, destaca.

Sus ganas de crecer llevan a Emilio a emigrar a Guadalajara, Jalisco a donde partirá en dos semanas, sin embargo, resalta que Orizaba es y será siempre la ciudad donde nació y creció, por lo que mantiene el compromiso de volver las veces que sean necesarias para continuar contagiando a los niños, jóvenes y adultos su amor por la música.

Local

Entrega de documentos oficiales no puede ser condicionada a cuotas escolares: CEDH

Julio César Matus Sánchez, encargado de despacho de la delegación regional de la CEDH recuerda que la educación en México es gratuita

OMG!

¿Luis Miguel es veracruzano? Esto es lo que el cantante reveló durante su infancia [Video]

Luis Miguel desde sus inicios ha mencionado a Veracruz como su lugar de origen ¿Qué opinas?

Salud

"Suicidios se han convertido en tema de salud pública": Cruz Roja de Córdoba

La institución ha atendido al rededor de 18 casos de personas que han atentado contra su vida

Local

Delincuencia en Veracruz: Tramo Orizaba-La Esperanza, foco rojo en robos

Aunque se han implementado nuevas estrategias para tratar de disuadir los robos, no han dado los resultados esperados

Policiaca

Riña en reunión familiar deja como saldo un muerto en Fortín

De acuerdo con reportes oficiales, los hechos ocurrieron alrededor de las 0:00 de este lunes

Salud

Por mitos y estereotipos, aumentan procedimientos anticonceptivos permanentes en PCD

Mitos y estereotipos, como creer que las personas con discapacidad no deben ser padres, exacerban las barreras para que ejerzan sus derechos reproductivos