/ jueves 2 de febrero de 2023

Psicoterapia infantil: ¿Cómo tratar los cambios en el comportamiento? especialista explica

¿Sabías que cada emoción tiene su explicación funcional y éstas pueden aparecer juntas en los pacientes o por separado?

La regulación de las emociones en niñas, niños y adolescentes es tan importante como en la edad adulta, pues desde edades muy tempranas es fundamental que los más pequeños aprendan a identificar sus emociones y puedan gestionarlas de forma adecuada y saludable, así como encontrar alternativas de prevención y solución a problemáticas que pudieran presentarse en los periodos de desarrollo infantil.

En entrevista para El Sol de Córdoba la psicóloga Enna M. Ruiz Castillo nos habla un poco más acerca de los beneficios de la terapia infantil y la regulación de las emociones en la etapa de la niñez.

Cuando padres o tutores se enfrentan a los cambios en el comportamiento de niñas, niños o adolescentes y estas necesidades no son atendidas a tiempo las consecuencias pueden ser muy variadas, señala la especialista: “La aparición de trastornos mentales muy complejos como la bipolaridad (ya en adultos), pasando por trastorno límite de la personalidad (muy común en adolescentes), trastornos de la conducta alimentaria hasta niveles de bajos a graves de depresión o ansiedad”.

Sin olvidarnos que la consecuencia mayor no atendida en su momento por cualquiera de estos padecimientos en definitiva puede llegar hasta el suicidio, indica. De acuerdo con la UNICEF en su artículo denominado “Estado Mundial de la Infancia 2021”, el suicidio es la cuarta causa principal de muerte entre los adolescentes de 15 a 19 años. Cada año, casi 46 mil 000 niños de entre 10 y 19 años se quitan la vida: es decir, un niño cada 11 minutos.

¿Cómo podemos apoyar a nuestros familiares en el tema de la regulación de emociones?

Psicoterapeuta Guestalt, Cognitivo Conductual y Neuropsicológica de adolescentes y adultos manifiesta que hoy día tanto padres de familia como tutores de algún menor de edad ya no se pueden justificar con la frase “No hay un manual para padres”, pues en este siglo XXI existen un sinfín de asesorías y apoyo a través de la tecnología, pero también de especialistas de la salud mental, dejando atrás esos tabúes de tomar terapia.

Síguenos a través de Google News

“Acudir con un profesional de la salud mental es de suma importancia, precisamente para que el padre de familia pueda tener la guía adecuada de todo lo que se necesita saber al respecto en caso de tener en casa una problemática infantil de cualquier tipo. Tomar conciencia de que así como llevamos a nuestros hijos al pediatra, comienza a ser básico asistir al psicoterapeuta infantil”.

Dentro de su experiencia con pacientes cuyo padecimiento se relaciona a la ira, indica que cada emoción tiene su explicación funcional, éstas pueden aparecer juntas en los pacientes o por separado: “Desde la experiencia en la praxis de mi consulta privada puedo aproximarme a un 85 por ciento en promedio de forma general”, afirma.

“Tuve un caso muy particular que me dejó increíblemente impactada, un menor de 11 años que actúo con suma violencia, ira y agresividad en contra de su madre. Lamentablemente el chico se encontraba lleno de mucha frustración e ira ya que no sabía cómo expresarlas, ni canalizarlas, pues resultaba que era ‘abandonado’ por la madre durante todo el día para poder ella asistir a trabajar, dado que su situación económica y su estado como madre soltera sin apoyo alguno le impedía poder pasar más tiempo con su hijo”.

Las causas que llevan a un niño a presentar cambios en su comportamiento, de acuerdo con la doctora Enna pueden ser variadas, desde indicadores genéticos, de desarrollo orgánico, afectivos, ambientales o contextuales, sociales o neuropsicológicos, no obstante, hay formas de moderar y reducir los cambios de actitud, pues en la actualidad muchos jóvenes se regulan con el uso de dispositivos móviles, consolas, videojuegos, entre otros aparatos electrónicos que, según explica la especialista son utilizados en exceso.

Es muy importante la asesoría y apoyo a través especialistas de la salud mental/Foto ilustrativa: Pexels

En los infantes puede traer como consecuencias de tipo comportamental y hasta de tipo físico-orgánico, como por ejemplo, aislamiento, irregularidades en sus horas de comida, exposición de imágenes violentas, síntomas de desconexión con la realidad, aparición de dolores musculares, afectaciones visuales, entre otros llevando a los niños y niñas a la incapacidad para poder socializar, trastornos de la conducta alimenticia, mal gestionamiento y regulación de las emociones, trastorno de déficit de atención, por mencionar algunos.

Padres y tutores deben generar conciencia del uso de dispositivos de manera regulada para los niños y niñas, pero, señala, si este no se siente seguro de saber qué hacer, lo más recomendable es que acuda con el especialista, el psicoterapeuta infantil es quien puede guiarlos correctamente y paso a paso de qué es lo que deben implementar, ajustar o cambiar dentro de la instrucción familiar de sus hijos.

Entre los problemas que podrían desencadenarse a través de este tipo de comportamientos en los menores de edad están el acoso escolar o Bullying, la violencia entre compañeros y las peleas. De acuerdo con la encuesta nacional sobre la dinámica de las relaciones en los hogares del Inegi, “La prevalencia de violencia a lo largo de la vida en el ámbito escolar asciende a 32.3 %, siete puntos porcentuales por encima de lo registrado en 2016”.

Las cifras de violencia intrafamiliar aumentaron en más del 50 por ciento en el confinamiento durante la pandemia, el entorno familiar y las situaciones se tornaron un factor detonante para que la población en general comenzara a presentar los primeros síntomas de ansiedad, depresión y/o estrés.

“Si el infante crece rodeado de violencia, agresividad, maltrato, trauma, cualquiera de estas situaciones puede desbordar síntomas psicoemocionales severos. Si los padres de familia suelen ejercer un afecto negativo, rechazo y/o abandono, golpes aplicación incorrecta de los límites, castigos físicos o emocionales severos, y en general estilo educativo autoritario hacia los hijos, todo esto es lo que puede desencadenarse en conductas agresivas que el niño desencajara tarde o temprano hacia los demás, lo cual retroalimenta el funcionamiento violento y dan como resultados desastrosos hacia el otro o hacia los demás” finaliza la Psicoterapeuta Guestalt, Cognitivo Conductual y Neuropsicológica de adolescentes.

Para dar apoyo a padres de familia, tutores o jóvenes la doctora proporciona el correo rcenna@hotmail.com y el número de Whatsapp 228 195 0534 en caso de alguna consulta especializada.

La regulación de las emociones en niñas, niños y adolescentes es tan importante como en la edad adulta, pues desde edades muy tempranas es fundamental que los más pequeños aprendan a identificar sus emociones y puedan gestionarlas de forma adecuada y saludable, así como encontrar alternativas de prevención y solución a problemáticas que pudieran presentarse en los periodos de desarrollo infantil.

En entrevista para El Sol de Córdoba la psicóloga Enna M. Ruiz Castillo nos habla un poco más acerca de los beneficios de la terapia infantil y la regulación de las emociones en la etapa de la niñez.

Cuando padres o tutores se enfrentan a los cambios en el comportamiento de niñas, niños o adolescentes y estas necesidades no son atendidas a tiempo las consecuencias pueden ser muy variadas, señala la especialista: “La aparición de trastornos mentales muy complejos como la bipolaridad (ya en adultos), pasando por trastorno límite de la personalidad (muy común en adolescentes), trastornos de la conducta alimentaria hasta niveles de bajos a graves de depresión o ansiedad”.

Sin olvidarnos que la consecuencia mayor no atendida en su momento por cualquiera de estos padecimientos en definitiva puede llegar hasta el suicidio, indica. De acuerdo con la UNICEF en su artículo denominado “Estado Mundial de la Infancia 2021”, el suicidio es la cuarta causa principal de muerte entre los adolescentes de 15 a 19 años. Cada año, casi 46 mil 000 niños de entre 10 y 19 años se quitan la vida: es decir, un niño cada 11 minutos.

¿Cómo podemos apoyar a nuestros familiares en el tema de la regulación de emociones?

Psicoterapeuta Guestalt, Cognitivo Conductual y Neuropsicológica de adolescentes y adultos manifiesta que hoy día tanto padres de familia como tutores de algún menor de edad ya no se pueden justificar con la frase “No hay un manual para padres”, pues en este siglo XXI existen un sinfín de asesorías y apoyo a través de la tecnología, pero también de especialistas de la salud mental, dejando atrás esos tabúes de tomar terapia.

Síguenos a través de Google News

“Acudir con un profesional de la salud mental es de suma importancia, precisamente para que el padre de familia pueda tener la guía adecuada de todo lo que se necesita saber al respecto en caso de tener en casa una problemática infantil de cualquier tipo. Tomar conciencia de que así como llevamos a nuestros hijos al pediatra, comienza a ser básico asistir al psicoterapeuta infantil”.

Dentro de su experiencia con pacientes cuyo padecimiento se relaciona a la ira, indica que cada emoción tiene su explicación funcional, éstas pueden aparecer juntas en los pacientes o por separado: “Desde la experiencia en la praxis de mi consulta privada puedo aproximarme a un 85 por ciento en promedio de forma general”, afirma.

“Tuve un caso muy particular que me dejó increíblemente impactada, un menor de 11 años que actúo con suma violencia, ira y agresividad en contra de su madre. Lamentablemente el chico se encontraba lleno de mucha frustración e ira ya que no sabía cómo expresarlas, ni canalizarlas, pues resultaba que era ‘abandonado’ por la madre durante todo el día para poder ella asistir a trabajar, dado que su situación económica y su estado como madre soltera sin apoyo alguno le impedía poder pasar más tiempo con su hijo”.

Las causas que llevan a un niño a presentar cambios en su comportamiento, de acuerdo con la doctora Enna pueden ser variadas, desde indicadores genéticos, de desarrollo orgánico, afectivos, ambientales o contextuales, sociales o neuropsicológicos, no obstante, hay formas de moderar y reducir los cambios de actitud, pues en la actualidad muchos jóvenes se regulan con el uso de dispositivos móviles, consolas, videojuegos, entre otros aparatos electrónicos que, según explica la especialista son utilizados en exceso.

Es muy importante la asesoría y apoyo a través especialistas de la salud mental/Foto ilustrativa: Pexels

En los infantes puede traer como consecuencias de tipo comportamental y hasta de tipo físico-orgánico, como por ejemplo, aislamiento, irregularidades en sus horas de comida, exposición de imágenes violentas, síntomas de desconexión con la realidad, aparición de dolores musculares, afectaciones visuales, entre otros llevando a los niños y niñas a la incapacidad para poder socializar, trastornos de la conducta alimenticia, mal gestionamiento y regulación de las emociones, trastorno de déficit de atención, por mencionar algunos.

Padres y tutores deben generar conciencia del uso de dispositivos de manera regulada para los niños y niñas, pero, señala, si este no se siente seguro de saber qué hacer, lo más recomendable es que acuda con el especialista, el psicoterapeuta infantil es quien puede guiarlos correctamente y paso a paso de qué es lo que deben implementar, ajustar o cambiar dentro de la instrucción familiar de sus hijos.

Entre los problemas que podrían desencadenarse a través de este tipo de comportamientos en los menores de edad están el acoso escolar o Bullying, la violencia entre compañeros y las peleas. De acuerdo con la encuesta nacional sobre la dinámica de las relaciones en los hogares del Inegi, “La prevalencia de violencia a lo largo de la vida en el ámbito escolar asciende a 32.3 %, siete puntos porcentuales por encima de lo registrado en 2016”.

Las cifras de violencia intrafamiliar aumentaron en más del 50 por ciento en el confinamiento durante la pandemia, el entorno familiar y las situaciones se tornaron un factor detonante para que la población en general comenzara a presentar los primeros síntomas de ansiedad, depresión y/o estrés.

“Si el infante crece rodeado de violencia, agresividad, maltrato, trauma, cualquiera de estas situaciones puede desbordar síntomas psicoemocionales severos. Si los padres de familia suelen ejercer un afecto negativo, rechazo y/o abandono, golpes aplicación incorrecta de los límites, castigos físicos o emocionales severos, y en general estilo educativo autoritario hacia los hijos, todo esto es lo que puede desencadenarse en conductas agresivas que el niño desencajara tarde o temprano hacia los demás, lo cual retroalimenta el funcionamiento violento y dan como resultados desastrosos hacia el otro o hacia los demás” finaliza la Psicoterapeuta Guestalt, Cognitivo Conductual y Neuropsicológica de adolescentes.

Para dar apoyo a padres de familia, tutores o jóvenes la doctora proporciona el correo rcenna@hotmail.com y el número de Whatsapp 228 195 0534 en caso de alguna consulta especializada.

Local

Cañeros esperan buenos resultados en cierre de la zafra, pese a sequía

Esta zafra se cosecharon 315 mil 803 hectáreas de caña superando la zafra anterior

Local

Psicólogo explica por qué ponemos diferentes géneros musicales dependiendo nuestro humor

Sin importar el género favorito o si se toca algún instrumento determinado, confirma que la música tiene un impacto profundo en la salud mental

Local

¿Amarras a tu perro cuando sales? Animalistas te dan algunas recomendaciones

Lejos de dejarlos amarrados, sus cuidadores están obligados a dejarlos donde haya sombra y con el suficiente alimento y agua

Salud

Conoce los síntomas de la Adenoma de la hipófisis

Es una depresión ósea en la base del cráneo que produce gran cantidad de hormonas

Deportes

Se anuncia carrera como parte del Festival de la Flor de Izote

Se trata de una carrera familiar, que iniciará a las 7 de la mañana

Local

Realizan homenaje póstumo a José Palafox, ¿Quién era?

Se hará un homenaje póstumo al comandante José Ernesto Palafox, quien brindó servicio a esta institución por más de 50 años