/ viernes 25 de enero de 2019

Jóvenes indígenas van a única telesecundaria; faltan maestros

Sólo hay un maestro para 126 alumnos; ante la falta de maestros el director invita a profesionistas y artesanos a impartir talleres

Entre veredas de terracería y montazal, cada mañana jóvenes indígenas de la sierra de Soledad Atzompa caminan para llegar a la única telesecundaria de Tepaxapa, una pequeña comunidad nahua.

Omar es uno de esos muchachos. Todos los días se levanta a las 6 de la mañana y comienza a prepararse para partir a la telesecundaria.

Vive en Tecalatzompa, un poblado del municipio Xoxocotla, a una hora de su escuela. Un café caliente, tal vez unos huevos o "lo que haya" conforman su desayuno.

"Me motiva venir a la escuela, me gusta estudiar, jugar con mis amigos, me motiva venir a estudiar porque me gusta aprender cosas nuevas", señaló Omar Vázquez Rosales.

Sin embargo, desde que arrancó el ciclo escolar, en agosto, recibir clases es un reto: faltan maestros.

Pese a las gestiones hechas por padres de familia y por el director de la Telesecundaria "José María Morelos y Pavón", Iván Osorio Pérez, ante la Secretaría de Educación de Veracruz, lejos de llegar docentes les han ido quitando; ahora sólo hay un maestro para 126 alumnos divididos en un grupo de primer grado, dos grupos de segundo y dos grupos de tercero.

De acuerdo con el director, en este panorama el ciclo escolar está perdido para los estudiantes. Omar tiene 14 años y cursa el tercer año, está a unos meses de concluir la secundaria.

Para la mayoría de los jóvenes ese será su último grado escolar, de ahí buscarán trabajo ya sea en la siembra, la madera o como ayudantes de albañil.

En su caso, Omar sueña con un futuro mejor. "Me divierto mucho cuando estoy en la escuela, me gusta trabajar en las materias, mis favoritas son matemáticas, porque hay que estar pensando qué respuesta poner; inglés, porque me gusta aprender otros idiomas, y me gusta ciencias porque habla de animales y cosas así", indicó el joven.

La telesecundaria da servicio a jóvenes de nueve localidades de tres municipios: Soledad Atzompa, Atlahuilco y Xoxocotla, por lo que muchos de ellos caminan hasta una hora con la ilusión de estudiar y sobreponerse a su entorno permeado por la pobreza y falta de oportunidades de desarrollo.

Omar vive con su mamá y dos hermanos. "Ella se dedica a la cocina y mis hermanos a trabajar el carbón. Me gustaría seguir estudiando y llegar hasta cursar una carrera... Mis papás sí me apoyarían a estudiar porque ellos quieren que sea alguien más en la vida", indica con seguridad.

La situación de la telesecundaria ha ido empeorando con el paso del ciclo escolar, y ahora dar los contenidos es complejo para el único docente asignado y el director, quien también da clases.

"Al ser sólo dos nos hemos tenido que ver en la necesidad atender a dos grupos por día; tercero va todos los días, pero primero y segundo se van intercalando: un día va uno y otro día va otro. Nos duele tener que regresar a nuestros estudiantes", lamentó el director Iván Osorio Pérez.

Agregó que ya hicieron las gestiones para solicitar más personal ante las nuevas autoridades de la SEV, quienes respondieron que sería hasta febrero cuando contratarían a docentes y así, tal vez, podría darse la asignación de alguno de los cuatro maestros que faltan en la telesecundaria.


Mientras tanto, los chicos van a la escuela para intentar aprender alguno de sus contenidos básicos. "Es difícil trabajar en el salón porque somos muchos alumnos y cuesta que el profe vea todo lo que hacemos. Deberíamos tener maestros para poder trabajar como se debe, así como era antes, porque si no hay maestros no podemos trabajar bien y no vemos materias que antes veíamos", señaló Omar.

Ante la falta de docentes y el regreso de los muchachos a casa, el director invita a profesionistas, investigadores, artistas, artesanos, etcétera, a que se sumen a dar "talleres solidarios" a los jóvenes, con el fin de que sigan yendo a la escuela para aprender, no ya contenidos de su grado escolar, sino herramientas y conocimientos útiles.

"Invitamos a que den talleres prácticamente de lo que sea, porque sabemos que recuperar los contenidos del ciclo a estas alturas es imposible", añadió el docente.

La intención con esta convocatoria es ofrecer a los muchachos una opción de aprendizaje y evitar con ello que dejen de ir a la escuela y abandonen sus estudios.

Entre veredas de terracería y montazal, cada mañana jóvenes indígenas de la sierra de Soledad Atzompa caminan para llegar a la única telesecundaria de Tepaxapa, una pequeña comunidad nahua.

Omar es uno de esos muchachos. Todos los días se levanta a las 6 de la mañana y comienza a prepararse para partir a la telesecundaria.

Vive en Tecalatzompa, un poblado del municipio Xoxocotla, a una hora de su escuela. Un café caliente, tal vez unos huevos o "lo que haya" conforman su desayuno.

"Me motiva venir a la escuela, me gusta estudiar, jugar con mis amigos, me motiva venir a estudiar porque me gusta aprender cosas nuevas", señaló Omar Vázquez Rosales.

Sin embargo, desde que arrancó el ciclo escolar, en agosto, recibir clases es un reto: faltan maestros.

Pese a las gestiones hechas por padres de familia y por el director de la Telesecundaria "José María Morelos y Pavón", Iván Osorio Pérez, ante la Secretaría de Educación de Veracruz, lejos de llegar docentes les han ido quitando; ahora sólo hay un maestro para 126 alumnos divididos en un grupo de primer grado, dos grupos de segundo y dos grupos de tercero.

De acuerdo con el director, en este panorama el ciclo escolar está perdido para los estudiantes. Omar tiene 14 años y cursa el tercer año, está a unos meses de concluir la secundaria.

Para la mayoría de los jóvenes ese será su último grado escolar, de ahí buscarán trabajo ya sea en la siembra, la madera o como ayudantes de albañil.

En su caso, Omar sueña con un futuro mejor. "Me divierto mucho cuando estoy en la escuela, me gusta trabajar en las materias, mis favoritas son matemáticas, porque hay que estar pensando qué respuesta poner; inglés, porque me gusta aprender otros idiomas, y me gusta ciencias porque habla de animales y cosas así", indicó el joven.

La telesecundaria da servicio a jóvenes de nueve localidades de tres municipios: Soledad Atzompa, Atlahuilco y Xoxocotla, por lo que muchos de ellos caminan hasta una hora con la ilusión de estudiar y sobreponerse a su entorno permeado por la pobreza y falta de oportunidades de desarrollo.

Omar vive con su mamá y dos hermanos. "Ella se dedica a la cocina y mis hermanos a trabajar el carbón. Me gustaría seguir estudiando y llegar hasta cursar una carrera... Mis papás sí me apoyarían a estudiar porque ellos quieren que sea alguien más en la vida", indica con seguridad.

La situación de la telesecundaria ha ido empeorando con el paso del ciclo escolar, y ahora dar los contenidos es complejo para el único docente asignado y el director, quien también da clases.

"Al ser sólo dos nos hemos tenido que ver en la necesidad atender a dos grupos por día; tercero va todos los días, pero primero y segundo se van intercalando: un día va uno y otro día va otro. Nos duele tener que regresar a nuestros estudiantes", lamentó el director Iván Osorio Pérez.

Agregó que ya hicieron las gestiones para solicitar más personal ante las nuevas autoridades de la SEV, quienes respondieron que sería hasta febrero cuando contratarían a docentes y así, tal vez, podría darse la asignación de alguno de los cuatro maestros que faltan en la telesecundaria.


Mientras tanto, los chicos van a la escuela para intentar aprender alguno de sus contenidos básicos. "Es difícil trabajar en el salón porque somos muchos alumnos y cuesta que el profe vea todo lo que hacemos. Deberíamos tener maestros para poder trabajar como se debe, así como era antes, porque si no hay maestros no podemos trabajar bien y no vemos materias que antes veíamos", señaló Omar.

Ante la falta de docentes y el regreso de los muchachos a casa, el director invita a profesionistas, investigadores, artistas, artesanos, etcétera, a que se sumen a dar "talleres solidarios" a los jóvenes, con el fin de que sigan yendo a la escuela para aprender, no ya contenidos de su grado escolar, sino herramientas y conocimientos útiles.

"Invitamos a que den talleres prácticamente de lo que sea, porque sabemos que recuperar los contenidos del ciclo a estas alturas es imposible", añadió el docente.

La intención con esta convocatoria es ofrecer a los muchachos una opción de aprendizaje y evitar con ello que dejen de ir a la escuela y abandonen sus estudios.

Local

Aumentan los incendios durante el fin de semana, ¡Hay 20 activos!

Las autoridades solicitan a la población reportar de inmediato cualquier incendio al 911 o la app Incendios Móvil

Local

Más de dos mil jóvenes buscan un lugar de la UV en la región Córdoba-Orizaba

En la zona conurbada Veracruz-Boca del Río sólo 3 mil 810 jóvenes serán admitidos

Policiaca

Balean a una persona en el barrio de San Pedro

El lesionado fue atendido en el lugar de los hechos por paramédicos de Cruz Roja

Salud

Vacuna Pfizer contra Covid es efectiva en tres dosis para menores de 5 años

El anuncio se produce en un momento en el que la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) tiene previstas varias reuniones para analizar la autorización de la vacuna

Realeza

Juan Carlos I se reencuentra con su hijo tras dos años de exilio por posible corrupción

Las investigaciones de su caso fueron archivadas por la inviolabilidad del anterior jefe de Estado y porque los posibles delitos habían prescrito

Mundo

Dan cadena perpetua al primer soldado ruso por crímenes de guerra en Ucrania

Shishimarin, de 21 años, se había declarado culpable en la apertura de su juicio por la muerte de un civil ocurrida el pasado 28 de febrero,

Local

Aumentan los incendios durante el fin de semana, ¡Hay 20 activos!

Las autoridades solicitan a la población reportar de inmediato cualquier incendio al 911 o la app Incendios Móvil

Local

Más de dos mil jóvenes buscan un lugar de la UV en la región Córdoba-Orizaba

En la zona conurbada Veracruz-Boca del Río sólo 3 mil 810 jóvenes serán admitidos

Local

Rezan y más de un centenar de vecinos en búsqueda de Viridiana

Viridiana es una chica muy alegre, tiene muchos amigos, siempre está sonriendo, quizá por eso hoy la buscan tantas personas