/ viernes 3 de mayo de 2019

Abandono de Veracruz en los 500 años

El gobierno municipal de Veracruz no se distingue por sus obras ni buenos servicios públicos, como quisieran los ciudadanos porteños; es poco lo que hace, pese a su condición de municipio más importante y de más alto presupuesto en el estado, con mil 898 millones 162 mil pesos en el actual ejercicio, ni siquiera por motivo de cumplir 500 años de su fundación; al alcalde, Fernando Yunes Márquez, se le conoce más por dar cargos públicos a sus amigos, compartir con ellos su afición al futbol americano y su asidua asistencia a los maratones de Nueva York, que por asumir sus tareas para reparar las deterioradas calles de la ciudad que se encuentran plagadas de hoyancos, los camellones centrales de vías de acceso tan importantes como Salvador Díaz Mirón, Ignacio Allende o Cuauhtémoc, la limpieza urbana, el ordenamiento y rescate de los mercados Malibrán y Unidad Veracruzana, ni menos le interesa pavimentar la colonia El Renacimiento, como acaba de declarar ayer, sólo como pretexto para criticar la construcción del Tren Maya. No hay una explicación razonable del desinterés del actual presidente municipal, de quien se esperaba que extendiera al puerto la modernidad de Boca del Río que logró su hermano Miguel Ángel Yunes Márquez, y continúa el actual munícipe, Humberto Alonso Morelli; hay una enorme diferencia en el desarrollo de ambos municipios conurbados, pese a que el vecino boqueño cuenta con 556 millones 400 mil pesos de recursos para este año, poco más de una cuarta parte de lo que dispone el municipio porteño. En Veracruz-puerto es muy notable el abandono de la ciudad. Si se recorren las calles del centro urbano --la periferia es un caso peor-, se encontrarán baches, suciedad y basura por todos lados y postes de luz corroídos por el salitre. El centro histórico está convertido en una vergüenza nacional de edificios históricos y coloniales cayéndose a pedazos, convertidos en nido de alimañas, árboles adheridos a sus paredes y peligrosas cornisas y balcones a punto de desplomarse, y salvo discursos y buenas intenciones, nada concreto se hace para rescatar ese valioso patrimonio de la heroica ciudad. Tal descuido ha hecho que, por igual, la actividad comercial agonice, solamente con comercios de zapaterías, telas y ropa, bares de Los Portales, artesanías y algunos hoteles y restaurantes, pero la mayoría de edificios están vacíos, a excepción de los que ocupan oficinas aduanales. Esa es la sombría realidad de la ciudad de Veracruz, mientras el joven alcalde se divierte… mientras sufren son los porteños que creyeron en sus promesas.


HABRÁ DÍA ESTATAL DE PERSONAS DE TALLA BAJA

Esta semana, el grupo legislativo del PRI-PVEM presentó una iniciativa en el Congreso del estado para decretar el 25 de octubre como “Día Estatal de Personas con Talla baja”. En la propuesta, el diputado Jorge Moreno Salinas explicó que la conmemoración estatal contribuiría a crear una cultura de respeto y plena inclusión de las personas de talla baja en los sectores social, laboral, cultural, educativo, deportivo y legal, entre otros, a partir del principio constitucional de no discriminación. Dicha condición --señala en el documento presentado para su aprobación y posterior decreto-- no solamente debe ser visualizada, sino igualmente atendida desde diferentes ámbitos, primordialmente el gubernamental, a fin de facilitar su vida digna en la sociedad. La fecha propuesta simboliza la lucha por la defensa de los derechos de la autodenominada gente pequeña, ya que un día así nació William John Bertanzetti, actor norteamericano mejor conocido como Billy Barty, considerado pionero en esa lucha y creador de la Fundación ‘Little People of America’, reconocida como la más amplia a nivel internacional y por brindar apoyos a las personas de talla baja e impulsar la igualdad de derechos y oportunidades para las mismas.

Escriba a opedro2006@gmail.com

El gobierno municipal de Veracruz no se distingue por sus obras ni buenos servicios públicos, como quisieran los ciudadanos porteños; es poco lo que hace, pese a su condición de municipio más importante y de más alto presupuesto en el estado, con mil 898 millones 162 mil pesos en el actual ejercicio, ni siquiera por motivo de cumplir 500 años de su fundación; al alcalde, Fernando Yunes Márquez, se le conoce más por dar cargos públicos a sus amigos, compartir con ellos su afición al futbol americano y su asidua asistencia a los maratones de Nueva York, que por asumir sus tareas para reparar las deterioradas calles de la ciudad que se encuentran plagadas de hoyancos, los camellones centrales de vías de acceso tan importantes como Salvador Díaz Mirón, Ignacio Allende o Cuauhtémoc, la limpieza urbana, el ordenamiento y rescate de los mercados Malibrán y Unidad Veracruzana, ni menos le interesa pavimentar la colonia El Renacimiento, como acaba de declarar ayer, sólo como pretexto para criticar la construcción del Tren Maya. No hay una explicación razonable del desinterés del actual presidente municipal, de quien se esperaba que extendiera al puerto la modernidad de Boca del Río que logró su hermano Miguel Ángel Yunes Márquez, y continúa el actual munícipe, Humberto Alonso Morelli; hay una enorme diferencia en el desarrollo de ambos municipios conurbados, pese a que el vecino boqueño cuenta con 556 millones 400 mil pesos de recursos para este año, poco más de una cuarta parte de lo que dispone el municipio porteño. En Veracruz-puerto es muy notable el abandono de la ciudad. Si se recorren las calles del centro urbano --la periferia es un caso peor-, se encontrarán baches, suciedad y basura por todos lados y postes de luz corroídos por el salitre. El centro histórico está convertido en una vergüenza nacional de edificios históricos y coloniales cayéndose a pedazos, convertidos en nido de alimañas, árboles adheridos a sus paredes y peligrosas cornisas y balcones a punto de desplomarse, y salvo discursos y buenas intenciones, nada concreto se hace para rescatar ese valioso patrimonio de la heroica ciudad. Tal descuido ha hecho que, por igual, la actividad comercial agonice, solamente con comercios de zapaterías, telas y ropa, bares de Los Portales, artesanías y algunos hoteles y restaurantes, pero la mayoría de edificios están vacíos, a excepción de los que ocupan oficinas aduanales. Esa es la sombría realidad de la ciudad de Veracruz, mientras el joven alcalde se divierte… mientras sufren son los porteños que creyeron en sus promesas.


HABRÁ DÍA ESTATAL DE PERSONAS DE TALLA BAJA

Esta semana, el grupo legislativo del PRI-PVEM presentó una iniciativa en el Congreso del estado para decretar el 25 de octubre como “Día Estatal de Personas con Talla baja”. En la propuesta, el diputado Jorge Moreno Salinas explicó que la conmemoración estatal contribuiría a crear una cultura de respeto y plena inclusión de las personas de talla baja en los sectores social, laboral, cultural, educativo, deportivo y legal, entre otros, a partir del principio constitucional de no discriminación. Dicha condición --señala en el documento presentado para su aprobación y posterior decreto-- no solamente debe ser visualizada, sino igualmente atendida desde diferentes ámbitos, primordialmente el gubernamental, a fin de facilitar su vida digna en la sociedad. La fecha propuesta simboliza la lucha por la defensa de los derechos de la autodenominada gente pequeña, ya que un día así nació William John Bertanzetti, actor norteamericano mejor conocido como Billy Barty, considerado pionero en esa lucha y creador de la Fundación ‘Little People of America’, reconocida como la más amplia a nivel internacional y por brindar apoyos a las personas de talla baja e impulsar la igualdad de derechos y oportunidades para las mismas.

Escriba a opedro2006@gmail.com

lunes 01 de julio de 2019

Bienvenida la Guardia Nacional

viernes 28 de junio de 2019

Ediles y parientes exhiben a Hérviz

viernes 14 de junio de 2019

El memorándum de AMLO

miércoles 15 de mayo de 2019

Las complicidades, según Cisneros

Cargar Más