/ viernes 24 de noviembre de 2023

Organizaciones comunitarias, ¡en el olvido! Ricardo Perry

Uno de sus compromisos es preservar la herencia de culturas milenarias y mantener vivas las creencias que han dado identidad

En México, las organizaciones comunitarias que trabajan por la cultura han sido olvidadas, expresa el gestor cultural y director del grupo Los Cojolites, Ricardo Perry Guillén.

En visita a Xalapa, el también director del Centro de Documentación del Son Jarocho, con sede en Jáltipan, celebra la efervescencia de una gran cantidad de personas por abonar a la cohesión social desde la actividad comunitaria y el arte.

La alegría, anota, no puede ser completa, pues dice observar un abandono de parte de los gobiernos federal, estatal y municipal. “La labor de las organizaciones ha sido y es de resistencia”, apunta.

A nombre de Los Cojolites, expresa que la labor no se detiene y una de sus misiones es fortalecer la cohesión social, a través de lo que se hace en el centro cultural, que ha contado con el apoyo de artistas como Natalia Lafourcade, y también con la música.

La música del son jarocho tiene la característica de compartir un discurso de amor hacia los seres humanos en su conjunto, así como a la naturaleza, a los animales y hasta a la muerte. A diferencia de otros estilos, nuestra música tiene que ver con el alma y el espíritu comunitario”, declara.

Uno de sus compromisos, dice, es preservar la herencia de culturas milenarias y mantener vivas las creencias que han dado identidad, especialmente a las poblaciones del sur de Veracruz.

Los Cojolites no podemos quedarnos solo en el discurso de nuestras letras, somos consecuentes con nuestras acciones, igual que todos los jaraneros, a quienes nos mantiene un sentimiento comunitario y colectivo que lleva a trabajar por la cohesión social”.

Ricardo Perry aclara que el son jarocho no es una música de protesta pero sí un reflejo de todo lo que sucede en la sociedad, sin un ánimo político o enfrascamiento de “grillas muy actuales”.

Evidenciamos lo que somos, nuestras propias necesidades, lo que sufrimos como pueblo y el abandono cultural en el que estamos envueltos a pesar de ser el espíritu de la nación”.

Ricardo Perry considera que las organizaciones comunitarias son el alma del país y comparte que al cierre de 2023, cuando el Festival del Son Jarocho de Jáltipan cumplirá 30 años, conserva la esperanza de que lleguen los apoyos solicitados para hacer una celebración más grande.

Falta una interacción entre los tomadores de decisiones de los tres niveles de gobierno con quienes hacen la labor comunitaria; el apoyo debe ser allí donde hay grupos muy vulnerables. Los músicos no tenemos seguro, ha habido desaceleración en el todo el país de contratar a los grupos”, expone.

Manifiesta que falta una reactivación para los grupos ya consolidados, como Los Cojolites, que se mantienen vivos desde 1995, pero sin olvidar a los emergentes, “hay que motivarlos, regalarles jaranas, una tarima”, indica.

Persiste la lucha por el reconocimiento de una necesidad cultural, pues somos la cara bonita del pueblo, lo que le da sentido; decimos jarocho y pensamos en son, en nuestros alimentos, en nuestros textiles”.

Los Cojolites, quienes abrieron el Festival Internacional Xalapa y su Cultura, la noche del 23 de noviembre, continúan su labor y sus presentaciones. El próximo 8 de diciembre animarán el Festival de Jaraneros de Chinameca y se preparan para recibir, el 27 y 28 de diciembre, a grandes invitados en los 30 años del Festival del Son Jarocho de Jáltipan.

Publicado originalmente en Diario de Xalapa

En México, las organizaciones comunitarias que trabajan por la cultura han sido olvidadas, expresa el gestor cultural y director del grupo Los Cojolites, Ricardo Perry Guillén.

En visita a Xalapa, el también director del Centro de Documentación del Son Jarocho, con sede en Jáltipan, celebra la efervescencia de una gran cantidad de personas por abonar a la cohesión social desde la actividad comunitaria y el arte.

La alegría, anota, no puede ser completa, pues dice observar un abandono de parte de los gobiernos federal, estatal y municipal. “La labor de las organizaciones ha sido y es de resistencia”, apunta.

A nombre de Los Cojolites, expresa que la labor no se detiene y una de sus misiones es fortalecer la cohesión social, a través de lo que se hace en el centro cultural, que ha contado con el apoyo de artistas como Natalia Lafourcade, y también con la música.

La música del son jarocho tiene la característica de compartir un discurso de amor hacia los seres humanos en su conjunto, así como a la naturaleza, a los animales y hasta a la muerte. A diferencia de otros estilos, nuestra música tiene que ver con el alma y el espíritu comunitario”, declara.

Uno de sus compromisos, dice, es preservar la herencia de culturas milenarias y mantener vivas las creencias que han dado identidad, especialmente a las poblaciones del sur de Veracruz.

Los Cojolites no podemos quedarnos solo en el discurso de nuestras letras, somos consecuentes con nuestras acciones, igual que todos los jaraneros, a quienes nos mantiene un sentimiento comunitario y colectivo que lleva a trabajar por la cohesión social”.

Ricardo Perry aclara que el son jarocho no es una música de protesta pero sí un reflejo de todo lo que sucede en la sociedad, sin un ánimo político o enfrascamiento de “grillas muy actuales”.

Evidenciamos lo que somos, nuestras propias necesidades, lo que sufrimos como pueblo y el abandono cultural en el que estamos envueltos a pesar de ser el espíritu de la nación”.

Ricardo Perry considera que las organizaciones comunitarias son el alma del país y comparte que al cierre de 2023, cuando el Festival del Son Jarocho de Jáltipan cumplirá 30 años, conserva la esperanza de que lleguen los apoyos solicitados para hacer una celebración más grande.

Falta una interacción entre los tomadores de decisiones de los tres niveles de gobierno con quienes hacen la labor comunitaria; el apoyo debe ser allí donde hay grupos muy vulnerables. Los músicos no tenemos seguro, ha habido desaceleración en el todo el país de contratar a los grupos”, expone.

Manifiesta que falta una reactivación para los grupos ya consolidados, como Los Cojolites, que se mantienen vivos desde 1995, pero sin olvidar a los emergentes, “hay que motivarlos, regalarles jaranas, una tarima”, indica.

Persiste la lucha por el reconocimiento de una necesidad cultural, pues somos la cara bonita del pueblo, lo que le da sentido; decimos jarocho y pensamos en son, en nuestros alimentos, en nuestros textiles”.

Los Cojolites, quienes abrieron el Festival Internacional Xalapa y su Cultura, la noche del 23 de noviembre, continúan su labor y sus presentaciones. El próximo 8 de diciembre animarán el Festival de Jaraneros de Chinameca y se preparan para recibir, el 27 y 28 de diciembre, a grandes invitados en los 30 años del Festival del Son Jarocho de Jáltipan.

Publicado originalmente en Diario de Xalapa

Salud

Abuso del alcohol genera aumento de violencia física; en Córdoba registran 60 casos

Se acuerdo a los reportes de la Policía Municipal, las zonas donde hay casos de violencia son, San Román y fraccionamiento Alameda

Local

Trabajadores de la Secretaría de Salud inician huelga en Córdoba

Personal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud Sección 70 inició a las 7 de la mañana su movimiento laboral

Policiaca

Familiares reclaman cuerpos de hombres abatidos en comunidad Mata Clara

Los dos sujetos restantes en el transcurso de las horas serán turnados ante un Juez de Control

Deportes

Deportivo Córdoba a sellar su pase a la final en la UPSLMX

El duelo se juega en el Estadio "Rafael Murillo Vidal" en la Ciudad de los 30 Caballeros

Elecciones 2024

Todo listo para debate entre candidatos a Diputado Local por el 19 Distrito Electoral

El único que declinó de participar en este debate, fue el candidato de la coalición Sigamos Haciendo Historia por Veracruz, Juan Tress Zilli

Elecciones 2024

¿Sabías que además de Veracruz 8 estados cambiarán su Gobierno en 2024?

En el caso de la entidad, los usuarios con derecho al voto -es decir, aquellos mayores de 18 años- recibirán el próximo 2 de junio cinco boletas con características federales y locales