/ domingo 30 de junio de 2019

Se desintegran trajes de la Misión Apolo 11

“Al cabo de 50 años se sabe que el caucho se degrada, se endurece y se rompe”, explica la restauradora

CHANTILLY, EU.- En una mesa de un taller del Museo del Aire y del Espacio, en los alrededores de Washington, los guantes de Neil Armstrong aparentan estar casi intactos. Apenas se distingue el polvo lunar que los ensució hace 50 años.

Al lado, el casco de comunicación de su compañero de equipo Buzz Aldrin luce algo amarillento. El traje espacial de Michael Collins, el tercer astronauta de la misión Apolo 11, está casi inmaculado.

Pero la goma de silicona azul que recubre la yema de los dedos de los guantes de Armstrong, el primer hombre en caminar sobre la Luna, comenzó el proceso inevitable -por ahora invisible a simple vistade descomposición. El interior del traje de Collins sufre la misma suerte.

“Al cabo de 50 años se sabe que el caucho se degrada, se endurece y se rompe”, explica Lisa Young, restauradora especializada en objetos espaciales del anexo del Museo Smithsonian de Chantilly.

“Fueron fabricados para una sola utilización: ir a la Luna y volver. En los años 1960 los materiales eran nuevos. El interior en caucho debía durar apenas seis meses, y ya van 50 años”, dice esta mujer que era una niña cuando Armstrong y Aldrin pisaron el satélite de la Tierra, el 20 de julio de 1969.

En este taller vedado al público, visitado por la AFP el viernes, los restauradores se empeñan en atrasar -ya que no pueden impedir- el envejecimiento de estos objetos venerados por generaciones de entusiastas del espacio.

Lisa Young conoce íntimamente el traje de Armstrong, que tras haber recorrido todo Estados Unidos al regreso de la misión, fue expuesto en el Museo del Aire y del Espacio hasta 2006, para posteriormente iniciar su restauración en el taller.

Se lo expondrá nuevamente a partir del 16 de julio, día del 50 aniversario del despegue del Apolo 11.

No se puede hacer gran cosa para reparar estos trajes: están compuestos por 21 capas que no pueden ser recortadas.

CHANTILLY, EU.- En una mesa de un taller del Museo del Aire y del Espacio, en los alrededores de Washington, los guantes de Neil Armstrong aparentan estar casi intactos. Apenas se distingue el polvo lunar que los ensució hace 50 años.

Al lado, el casco de comunicación de su compañero de equipo Buzz Aldrin luce algo amarillento. El traje espacial de Michael Collins, el tercer astronauta de la misión Apolo 11, está casi inmaculado.

Pero la goma de silicona azul que recubre la yema de los dedos de los guantes de Armstrong, el primer hombre en caminar sobre la Luna, comenzó el proceso inevitable -por ahora invisible a simple vistade descomposición. El interior del traje de Collins sufre la misma suerte.

“Al cabo de 50 años se sabe que el caucho se degrada, se endurece y se rompe”, explica Lisa Young, restauradora especializada en objetos espaciales del anexo del Museo Smithsonian de Chantilly.

“Fueron fabricados para una sola utilización: ir a la Luna y volver. En los años 1960 los materiales eran nuevos. El interior en caucho debía durar apenas seis meses, y ya van 50 años”, dice esta mujer que era una niña cuando Armstrong y Aldrin pisaron el satélite de la Tierra, el 20 de julio de 1969.

En este taller vedado al público, visitado por la AFP el viernes, los restauradores se empeñan en atrasar -ya que no pueden impedir- el envejecimiento de estos objetos venerados por generaciones de entusiastas del espacio.

Lisa Young conoce íntimamente el traje de Armstrong, que tras haber recorrido todo Estados Unidos al regreso de la misión, fue expuesto en el Museo del Aire y del Espacio hasta 2006, para posteriormente iniciar su restauración en el taller.

Se lo expondrá nuevamente a partir del 16 de julio, día del 50 aniversario del despegue del Apolo 11.

No se puede hacer gran cosa para reparar estos trajes: están compuestos por 21 capas que no pueden ser recortadas.

Local

Ríos de la zona centro agonizan por la contaminación

En Córdoba-Orizaba afluentes son usados como tiraderos de basura y aguas residuales

Local

Maestras que participen en #UnDíaSinNosotras, no recibirían pago

El titular de la SEV, Zenyazen Escobar García, declaró que se analiza descontar el día a las profesoras que no acudan a dar clases el próximo 9 marzo, pero dicha acción no está confirmada, pues falta ver la postura del Gobernador del Estado

Local

Veracruz, listo para enfrentar el Covid-19: Eric Cisneros

El secretario de Gobierno, dijo que hay protocolos para prevención, como es un filtro sanitario en el aeropuerto internacional “Heriberto Jara Corona”

Local

Maestras que participen en #UnDíaSinNosotras, no recibirían pago

El titular de la SEV, Zenyazen Escobar García, declaró que se analiza descontar el día a las profesoras que no acudan a dar clases el próximo 9 marzo, pero dicha acción no está confirmada, pues falta ver la postura del Gobernador del Estado

Local

Veracruz, listo para enfrentar el Covid-19: Eric Cisneros

El secretario de Gobierno, dijo que hay protocolos para prevención, como es un filtro sanitario en el aeropuerto internacional “Heriberto Jara Corona”

Local

En la justicia no caben simulaciones: Hernández Giadáns

La encargada de la Fiscalía General del Estado, declaró que se busca que las fiscalías respondan a los retos que se enfrenta como sociedad partiendo de la erradicación de vicios estructurales en materia de procuración de justicia

Salud

¿Cómo cuidarte ante el coronavirus?

México ha tomado medidas ante esta cepa que puede contagiarse de persona a persona

Local

Incrementan casos de feminicidios en los últimos 4 años: FGR

El subprocurador de control regional de procedimientos penales de la FGR, Roberto Andrés Ochoa Romero, informó que solo entre 2015 y 2019 el delito aumentó en 138 por ciento

Policiaca

Asaltan y despojan del auto a taxista, en Nogales

Al dar un servicio tomó la autopista Puebla- Veracruz, pero a la altura del kilómetro 265, ubicado en la curva de El Pocito, el copiloto sacó un arma y lo amagó diciéndole que se trataba de un asalto