/ martes 20 de septiembre de 2022

La electrónica relajada de Poolside

El líder del proyecto de música electrónica celebra la primera década de su LP debut, la cual enmarcó con una reedición en vinilo y con su primer show como headliner en México, un país en el que ha llorado sobre el escenario

La música electrónica es un estilo tan amplio y con tanta historia, que a lo largo de varias décadas se han desprendido de ella ramificaciones o subgéneros de toda índole, muchas veces conceptualizados para funcionar en distintos ambientes.

Más allá de los conocidos estilos relacionados con la vida nocturna y la pista de baile como pueden ser el house, el techno o el trance, en las últimas décadas han surgido otros subgéneros más enfocados a la tranquilidad y la relajación, como pueden ser el chill out, el lounge y más recientemente el chill wave.

En esta última corriente se ubica el proyecto estadounidense Poolside, que desde hace una década se ha encargado de sonorizar los atardeceres más envidiables de buena parte del mundo, principalmente de Europa y Norteamérica, que es donde más ha gustado su propuesta, también denominada “disco diurno”.

En el caso de esta banda liderada por Jeffrey Paradise, su éxito más grande ocurrió también hace una década, cuando lanzó su disco debut, Pacific Standard Time, del que se desprendieron sencillos como "Slow down" y “Harvest moon”, que es una versión chill out de la canción original de Neil Young.

De acuerdo con el propio Jeffrey, la magia de aquel primer disco y el elemento que seguramente ayudó a que conectaran de manera inmediata con él tantos oídos alrededor del mundo, fue que el material se grabó sin ninguna pretensión ni presión de ningún tipo:

“Lo pasé muy bien grabándolo… Recuerdo que sólo estaba bebiendo mezcal y haciendo canciones mientras disfrutaba mis días, porque en ese entonces no tenía ninguna presión para hacer shows ni para mantenerme al día con algún negocio. Aquel primer año fue un momento muy divertido junto a la piscina”, dice en entrevista con El Sol de México.

Ese disco fue el que llevó a los miembros de la banda a realizar varias giras y a presentarse en festivales internacionales como Primavera Sound (2013) y Coachella (2014), pero también el que les dio el impulso para seguir grabando otros materiales.

Sin embargo, en 2017, que fue cuando vio la luz su segundo disco de estudio titulado Heat, fue también el año en que Filip Nikolic, el otro miembro fundador, decidió abandonar el proyecto.

Interrogado acerca de si la salida del otro miembro del grupo supuso un reto creativo para él, Jeffrey asegura que eso no fue un problema y comparte su propia teoría respecto a la creatividad:

“Yo creo que todo el mundo puede ser creativo, lo vemos cuando somos niños y es tan fácil idear cosas, lo que pasa es que ya siendo adultos, las responsabilidades y el estrés se interponen en el camino, así que más que ser creativo esto se trata de encontrar las formas de desbloquear todo eso y de estar en un espacio que nos ayude a ser verdaderamente libres para ser creativos”.

Luego de tomarse un receso, en 2018 Jeffrey volvió a salir de gira y a presentarse en festivales de renombre como Outside Lands (2018), Okeechobee (2018), Grandoozy (2018) y Life Is Beautiful ( 2018), antes de producir un tercer asalto discográfico, titulado Low Season (2020), del que se desprendieron tracks como "Can't stop your lovin" y "Around the sun".


Sus mayores inspiraciones

Ese mismo año, Poolside lanzó un cover del clásico de Grateful Dead, “Shakedown street”, asegurando que siempre fue una canción esencial en sus DJ sets:

“Es una de esas canciones raras que combinan rock y disco de una forma que funciona por completo (...) Siempre es un reto hacer un cover de un clásico y hacerle justicia, especialmente una con un coro de un acorde”, decía en ese momento el productor, guitarrista y vocalista del conjunto.

Y es que la playa, el sol y el mar -elementos que son los más recurrentes en las portadas de sus discos- no son la única influencia de Poolside, sino también la música de otras épocas, como el mismo Jeffrey admite:

“Uno de mis músicos favoritos es David Byrne, de Talking Heads, porque me gustan mucho los ritmos caribeños y la música con sabor caribeño o afrolatino, y él tiene mucho de eso… También me gusta el rock americano suave desde los sesentas hasta los ochentas y hay por ahí una buena cantidad de influencias reggae… Todos esos ritmos que se adaptan tan bien a las vibraciones diurnas en una alberca”.

El autor de su mayor éxito

Acerca de si sabe cuál es la opinión de Neil Young de su versión de “Harvest moon”, Jeffrey comparte:

“En su momento se la enviamos a su manager y me dijeron que el manager dijo que les gustaba, pero no sé si se refería a él y a Neil o a él y a alguien más… No conozco personalmente a Neil Young, aunque tengo muchos amigos que lo conocen. Pero sí, me gustaría saber qué piensa, porque es un tipo que realmente tiene muchas canciones buenas… Aunque bueno, hay tantas versiones de sus canciones y en diferentes estilos que quizá ya no le importe una versión más”.

Ya entrados en el tema de Neil Young, le preguntamos si comparte su ideología frente a plataformas como Spotify.

“Hombre, no sé qué decir de eso. Obviamente pienso que sería bueno si a los artistas se les pagara más, eso me gustaría porque apoyo a cualquiera que quiera que los artistas ganen más dinero, pero también creo que me gusta Spotify como plataforma para escuchar música. Así que es complicado”.

Además de su faceta como músico, Jeffrey ha destacado en él área de los remixes, realizando sus propias versiones de canciones de artistas de música bailable como The Rapture, Laid Back o L'Impératrice, pero también de artistas de otros estilos, como Sade, Black Sabbath y hasta los mexicanos Zoé.

Sin embargo, confiesa que el remix que más satisfacciones le ha dado es que hizo de “Eyes without a face”, de Billy Idol:

“Recuerdo que me puse nervioso desde que estaba descargando los archivos de la canción, porque se trata de un clásico, de un pedazo de la historia musical… Fue un honor para mí trabajar en eso… Sé que eliminé casi toda la música y sólo dejé la voz de Billy Idol, que además no sé si alguien se ha dado cuenta, pero siento que está muy inspirada en el reggae”.

Agrega que también le gusta mucho el remix que hizo de “Lambs wool”, de Foster the People, pero que sería difícil elegir un remix favorito porque todos son como sus hijos, y que en todo caso eso debe ser una elección de la gente.

De vuelta a los escenarios

Este 2022, cuando se cumple una década de la salida de su disco debut, mismo que fue reeditado en vinilo, el músico volvió a salir de gira por todo el mundo, realizando una escala en agosto pasado en México, en el que fue su primer show en este país como artista principal.

Es de destacar que ahora Jeffrey se hace acompañar en vivo de una banda que bien podría ser un dream-team de la electrónica actual, con Vito Roccoforte y Mattie Safer, ambos de The Rapture, además de Brijean Murphy, de Toro y Moi, y Casey Butler, de Pharaohs.

Acerca de cuál ha sido su momento más memorable sobre los escenarios, el artista responde:

“Bueno, créeme que no miento si te digo que uno de ellos fue en el festival Corona Capital 2019, justo después de tocar “Harvest moon”, porque la multitud gritaba tan fuerte como nunca lo había escuchado, realmente fue algo muy intenso y muy emocional, creo que todos quedaron muy conmovidos en esa ocasión y yo también, porque literalmente lloré en el escenario al ver esa conexión tan significativa con la audiencia, algo que nunca me hubiera esperado”, concluye.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

La música electrónica es un estilo tan amplio y con tanta historia, que a lo largo de varias décadas se han desprendido de ella ramificaciones o subgéneros de toda índole, muchas veces conceptualizados para funcionar en distintos ambientes.

Más allá de los conocidos estilos relacionados con la vida nocturna y la pista de baile como pueden ser el house, el techno o el trance, en las últimas décadas han surgido otros subgéneros más enfocados a la tranquilidad y la relajación, como pueden ser el chill out, el lounge y más recientemente el chill wave.

En esta última corriente se ubica el proyecto estadounidense Poolside, que desde hace una década se ha encargado de sonorizar los atardeceres más envidiables de buena parte del mundo, principalmente de Europa y Norteamérica, que es donde más ha gustado su propuesta, también denominada “disco diurno”.

En el caso de esta banda liderada por Jeffrey Paradise, su éxito más grande ocurrió también hace una década, cuando lanzó su disco debut, Pacific Standard Time, del que se desprendieron sencillos como "Slow down" y “Harvest moon”, que es una versión chill out de la canción original de Neil Young.

De acuerdo con el propio Jeffrey, la magia de aquel primer disco y el elemento que seguramente ayudó a que conectaran de manera inmediata con él tantos oídos alrededor del mundo, fue que el material se grabó sin ninguna pretensión ni presión de ningún tipo:

“Lo pasé muy bien grabándolo… Recuerdo que sólo estaba bebiendo mezcal y haciendo canciones mientras disfrutaba mis días, porque en ese entonces no tenía ninguna presión para hacer shows ni para mantenerme al día con algún negocio. Aquel primer año fue un momento muy divertido junto a la piscina”, dice en entrevista con El Sol de México.

Ese disco fue el que llevó a los miembros de la banda a realizar varias giras y a presentarse en festivales internacionales como Primavera Sound (2013) y Coachella (2014), pero también el que les dio el impulso para seguir grabando otros materiales.

Sin embargo, en 2017, que fue cuando vio la luz su segundo disco de estudio titulado Heat, fue también el año en que Filip Nikolic, el otro miembro fundador, decidió abandonar el proyecto.

Interrogado acerca de si la salida del otro miembro del grupo supuso un reto creativo para él, Jeffrey asegura que eso no fue un problema y comparte su propia teoría respecto a la creatividad:

“Yo creo que todo el mundo puede ser creativo, lo vemos cuando somos niños y es tan fácil idear cosas, lo que pasa es que ya siendo adultos, las responsabilidades y el estrés se interponen en el camino, así que más que ser creativo esto se trata de encontrar las formas de desbloquear todo eso y de estar en un espacio que nos ayude a ser verdaderamente libres para ser creativos”.

Luego de tomarse un receso, en 2018 Jeffrey volvió a salir de gira y a presentarse en festivales de renombre como Outside Lands (2018), Okeechobee (2018), Grandoozy (2018) y Life Is Beautiful ( 2018), antes de producir un tercer asalto discográfico, titulado Low Season (2020), del que se desprendieron tracks como "Can't stop your lovin" y "Around the sun".


Sus mayores inspiraciones

Ese mismo año, Poolside lanzó un cover del clásico de Grateful Dead, “Shakedown street”, asegurando que siempre fue una canción esencial en sus DJ sets:

“Es una de esas canciones raras que combinan rock y disco de una forma que funciona por completo (...) Siempre es un reto hacer un cover de un clásico y hacerle justicia, especialmente una con un coro de un acorde”, decía en ese momento el productor, guitarrista y vocalista del conjunto.

Y es que la playa, el sol y el mar -elementos que son los más recurrentes en las portadas de sus discos- no son la única influencia de Poolside, sino también la música de otras épocas, como el mismo Jeffrey admite:

“Uno de mis músicos favoritos es David Byrne, de Talking Heads, porque me gustan mucho los ritmos caribeños y la música con sabor caribeño o afrolatino, y él tiene mucho de eso… También me gusta el rock americano suave desde los sesentas hasta los ochentas y hay por ahí una buena cantidad de influencias reggae… Todos esos ritmos que se adaptan tan bien a las vibraciones diurnas en una alberca”.

El autor de su mayor éxito

Acerca de si sabe cuál es la opinión de Neil Young de su versión de “Harvest moon”, Jeffrey comparte:

“En su momento se la enviamos a su manager y me dijeron que el manager dijo que les gustaba, pero no sé si se refería a él y a Neil o a él y a alguien más… No conozco personalmente a Neil Young, aunque tengo muchos amigos que lo conocen. Pero sí, me gustaría saber qué piensa, porque es un tipo que realmente tiene muchas canciones buenas… Aunque bueno, hay tantas versiones de sus canciones y en diferentes estilos que quizá ya no le importe una versión más”.

Ya entrados en el tema de Neil Young, le preguntamos si comparte su ideología frente a plataformas como Spotify.

“Hombre, no sé qué decir de eso. Obviamente pienso que sería bueno si a los artistas se les pagara más, eso me gustaría porque apoyo a cualquiera que quiera que los artistas ganen más dinero, pero también creo que me gusta Spotify como plataforma para escuchar música. Así que es complicado”.

Además de su faceta como músico, Jeffrey ha destacado en él área de los remixes, realizando sus propias versiones de canciones de artistas de música bailable como The Rapture, Laid Back o L'Impératrice, pero también de artistas de otros estilos, como Sade, Black Sabbath y hasta los mexicanos Zoé.

Sin embargo, confiesa que el remix que más satisfacciones le ha dado es que hizo de “Eyes without a face”, de Billy Idol:

“Recuerdo que me puse nervioso desde que estaba descargando los archivos de la canción, porque se trata de un clásico, de un pedazo de la historia musical… Fue un honor para mí trabajar en eso… Sé que eliminé casi toda la música y sólo dejé la voz de Billy Idol, que además no sé si alguien se ha dado cuenta, pero siento que está muy inspirada en el reggae”.

Agrega que también le gusta mucho el remix que hizo de “Lambs wool”, de Foster the People, pero que sería difícil elegir un remix favorito porque todos son como sus hijos, y que en todo caso eso debe ser una elección de la gente.

De vuelta a los escenarios

Este 2022, cuando se cumple una década de la salida de su disco debut, mismo que fue reeditado en vinilo, el músico volvió a salir de gira por todo el mundo, realizando una escala en agosto pasado en México, en el que fue su primer show en este país como artista principal.

Es de destacar que ahora Jeffrey se hace acompañar en vivo de una banda que bien podría ser un dream-team de la electrónica actual, con Vito Roccoforte y Mattie Safer, ambos de The Rapture, además de Brijean Murphy, de Toro y Moi, y Casey Butler, de Pharaohs.

Acerca de cuál ha sido su momento más memorable sobre los escenarios, el artista responde:

“Bueno, créeme que no miento si te digo que uno de ellos fue en el festival Corona Capital 2019, justo después de tocar “Harvest moon”, porque la multitud gritaba tan fuerte como nunca lo había escuchado, realmente fue algo muy intenso y muy emocional, creo que todos quedaron muy conmovidos en esa ocasión y yo también, porque literalmente lloré en el escenario al ver esa conexión tan significativa con la audiencia, algo que nunca me hubiera esperado”, concluye.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Salud

Abuso del alcohol genera aumento de violencia física; en Córdoba registran 60 casos

Se acuerdo a los reportes de la Policía Municipal, las zonas donde hay casos de violencia son, San Román y fraccionamiento Alameda

Local

Trabajadores de la Secretaría de Salud inician huelga en Córdoba

Personal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud Sección 70 inició a las 7 de la mañana su movimiento laboral

Policiaca

Familiares reclaman cuerpos de hombres abatidos en comunidad Mata Clara

Los dos sujetos restantes en el transcurso de las horas serán turnados ante un Juez de Control

Elecciones 2024

Todo listo para debate entre candidatos a Diputado Local por el 19 Distrito Electoral

El único que declinó de participar en este debate, fue el candidato de la coalición Sigamos Haciendo Historia por Veracruz, Juan Tress Zilli

Elecciones 2024

¿Sabías que además de Veracruz 8 estados cambiarán su Gobierno en 2024?

En el caso de la entidad, los usuarios con derecho al voto -es decir, aquellos mayores de 18 años- recibirán el próximo 2 de junio cinco boletas con características federales y locales

Local

Más de 10 mil migrantes han pasado por Veracruz en menos de un año

Entre 2013 y 2023, México ha reconocido en condición de refugiadas a poco más de 120 mil personas