/ lunes 4 de diciembre de 2023

Hay conflictos para garantizar derechos a mujeres indígenas encarceladas: investigadora

Flor Vargas expone la cadena de problemas que enfrentas las mujeres pertenecientes a pueblos indígenas

Xalapa, Ver.- La investigadora Flor Vargas Ortiz expone que en la cadena de problemas para garantizar los derechos humanos de las mujeres pertenecientes a pueblos indígenas existe el racismo como una variable en común que no ha sido visibilizada por la línea tan delgada que guarda con la discriminación.

“El racismo permea en las instituciones de procuración y administración de justicia, impactando notoriamente el acceso a esta”, expresó en foro convocado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Veracruzana.

Te podría interesar: Matrimonios arreglados, problemática vigente en México

En la ponencia titulada “Violencia en situación de encierro. Mujeres indígenas”, puntualizó que persiste una estigmatización generalizada, carencia de condiciones dignas, falta de perspectiva de género, pluralismo jurídico y escasez de políticas públicas que favorezcan la reinserción social.

Enfatizó también que los marcos normativos deben ser acordes a las realidades de las mujeres, pues son varios contextos.

Recordó que los programas y protocolos vinculados con las problemáticas estructurales que viven las mujeres con conflictos legales deben tomar en cuenta los protocolos que van acordes a los estándares internacionales.

En este sistema, subraya, se deben tomar en cuenta los retos y desafíos a los que se enfrentan las mujeres en la vida posterior a su reinserción. “¿Qué pasa después de la cárcel?”, cuestiona.

Síguenos a través de Google News

Entre otros problemas, la estudiosa del Derecho mencionó que los centros de reinserción social se caracterizan por ser espacios que no cuentan con las características adecuadas para reproducir las culturas de las mujeres indígenas, con una serie de problemas de otro tipo.

“Los espacios carcelarios por antonomasia son el reflejo de las desigualdades estructurales para la población que cumple una condena, siendo más enfático para las mujeres y más crudo para las mujeres indígenas”, expresó.

Lere más: Lenguas indígenas, barrera para adquirir empleos: activista

Cifras de personas indígenas privadas de su libertad sin un interpreté

La investigadora enfatizó que se presentan casos de mujeres que se encuentran cumpliendo alguna condena y no contaron con la asistencia de un intérprete y de quienes han sufrido en repetidas ocasiones abusos sexuales e intimidaciones durante su detención.

Llamó a no olvidar que al cierre del 2021, 7 mil 055 (3.2 por ciento) personas privadas de la libertad pertenecían a algún pueblo o comunidad indígena y que se reportó que el pueblo náhuatl concentró 16.2 por ciento.

Además, 6 mil 834 (96.9 por ciento) correspondieron al ámbito estatal y 221 (3.1 por ciento) al federal.

En comparación con lo reportado en 2020, mencionó que la cantidad de personas que pertenecían a algún pueblo indígena aumentó 2.4 por ciento en 2021 (Censo Nacional del Sistema Penitenciario Federal y Estatales 2022).

En México, existen 12.5 mil mujeres privadas de la libertad en centros penitenciarios federales y estatales, y ellas representan el 5.4 por ciento de la población total.

La cantidad de personas en encierro que pertenecían a algún pueblo indígena aumentó 2.4 por ciento en 2021 | Foto ilustrativa: René Corrales | Diario de Xalapa

Ahondó que el 53.5 por ciento de ellas se encuentra en centros femeniles, 45.8 por ciento en mixtos y 0.6 por ciento en varoniles. Los delitos más recurrentes por los que se les juzga son participación en secuestros y posesión de narcóticos con fines de comercio y suministro (Inegi, 2021).

Además, el 92.9 por ciento de las mujeres no tenían antecedentes penales, siete de cada diez tenían entre 18 y 39 años de edad y el 73 por ciento trabajaba la semana previa a su detención, principalmente, se dedicaba al comercio y las ventas (37.2 por ciento).

El 2.8 por ciento de ellas son hablantes de lengua indígena; además, siete de cada diez declararon tener al menos 18 años y dependientes económicos.

Persiste una estigmatización generalizada, carencia de condiciones dignas y otras deficiencias para su reinserción social | Foto ilustrativa: René Corrales | Diario de Xalapa

Nota publicada en Diario de Xalapa

Xalapa, Ver.- La investigadora Flor Vargas Ortiz expone que en la cadena de problemas para garantizar los derechos humanos de las mujeres pertenecientes a pueblos indígenas existe el racismo como una variable en común que no ha sido visibilizada por la línea tan delgada que guarda con la discriminación.

“El racismo permea en las instituciones de procuración y administración de justicia, impactando notoriamente el acceso a esta”, expresó en foro convocado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Veracruzana.

Te podría interesar: Matrimonios arreglados, problemática vigente en México

En la ponencia titulada “Violencia en situación de encierro. Mujeres indígenas”, puntualizó que persiste una estigmatización generalizada, carencia de condiciones dignas, falta de perspectiva de género, pluralismo jurídico y escasez de políticas públicas que favorezcan la reinserción social.

Enfatizó también que los marcos normativos deben ser acordes a las realidades de las mujeres, pues son varios contextos.

Recordó que los programas y protocolos vinculados con las problemáticas estructurales que viven las mujeres con conflictos legales deben tomar en cuenta los protocolos que van acordes a los estándares internacionales.

En este sistema, subraya, se deben tomar en cuenta los retos y desafíos a los que se enfrentan las mujeres en la vida posterior a su reinserción. “¿Qué pasa después de la cárcel?”, cuestiona.

Síguenos a través de Google News

Entre otros problemas, la estudiosa del Derecho mencionó que los centros de reinserción social se caracterizan por ser espacios que no cuentan con las características adecuadas para reproducir las culturas de las mujeres indígenas, con una serie de problemas de otro tipo.

“Los espacios carcelarios por antonomasia son el reflejo de las desigualdades estructurales para la población que cumple una condena, siendo más enfático para las mujeres y más crudo para las mujeres indígenas”, expresó.

Lere más: Lenguas indígenas, barrera para adquirir empleos: activista

Cifras de personas indígenas privadas de su libertad sin un interpreté

La investigadora enfatizó que se presentan casos de mujeres que se encuentran cumpliendo alguna condena y no contaron con la asistencia de un intérprete y de quienes han sufrido en repetidas ocasiones abusos sexuales e intimidaciones durante su detención.

Llamó a no olvidar que al cierre del 2021, 7 mil 055 (3.2 por ciento) personas privadas de la libertad pertenecían a algún pueblo o comunidad indígena y que se reportó que el pueblo náhuatl concentró 16.2 por ciento.

Además, 6 mil 834 (96.9 por ciento) correspondieron al ámbito estatal y 221 (3.1 por ciento) al federal.

En comparación con lo reportado en 2020, mencionó que la cantidad de personas que pertenecían a algún pueblo indígena aumentó 2.4 por ciento en 2021 (Censo Nacional del Sistema Penitenciario Federal y Estatales 2022).

En México, existen 12.5 mil mujeres privadas de la libertad en centros penitenciarios federales y estatales, y ellas representan el 5.4 por ciento de la población total.

La cantidad de personas en encierro que pertenecían a algún pueblo indígena aumentó 2.4 por ciento en 2021 | Foto ilustrativa: René Corrales | Diario de Xalapa

Ahondó que el 53.5 por ciento de ellas se encuentra en centros femeniles, 45.8 por ciento en mixtos y 0.6 por ciento en varoniles. Los delitos más recurrentes por los que se les juzga son participación en secuestros y posesión de narcóticos con fines de comercio y suministro (Inegi, 2021).

Además, el 92.9 por ciento de las mujeres no tenían antecedentes penales, siete de cada diez tenían entre 18 y 39 años de edad y el 73 por ciento trabajaba la semana previa a su detención, principalmente, se dedicaba al comercio y las ventas (37.2 por ciento).

El 2.8 por ciento de ellas son hablantes de lengua indígena; además, siete de cada diez declararon tener al menos 18 años y dependientes económicos.

Persiste una estigmatización generalizada, carencia de condiciones dignas y otras deficiencias para su reinserción social | Foto ilustrativa: René Corrales | Diario de Xalapa

Nota publicada en Diario de Xalapa

Elecciones 2024

OPLE investiga 8 reportes por supuesta violencia política en razón de género durante las campañas

Marisol Alicia Delgadillo Morales, consejera presidente del Ople Veracruz, señala que estos procedimientos están en la etapa de desahogo

Local

La pandemia los dejó disminuídos; más de 5 mil obreros siguen sin trabajo: CTM

Actualmente luchan por recuperar dichas vacantes pues en ese entonces el compromiso de la industria fue un despido temporal

Local

Tras paso de migrantes por Veracruz, las que más sufren son las infancias

Lamentan que a nadie le preocupa la situación, en las agendas de gobierno ni en las candidaturas se habla del tema de la migración: Las Patronas

Deportes

Sporting San Miguelito se trae el título de la copa “Soccer Cup de Puebla”

Los resultados llegaron gracias a Carlos Alberto Illescas Ramos, director técnico del equipo Sporting, y los entrenadores entrenadores René Yosimar, Carlos Manuel Justo Meneses

Deportes

Córdoba F.C. se queda con los puntos en el derby de la ciudad; ganaron el extra en penales

La cancha del estadio Rafael Murillo Vidal registró una sensacional entrada para ver a los dos equipos de la ciudad

Local

Refugio del Pico de Orizaba quedó listo para recibir a más montañistas, te contamos

La familia amante de la naturaleza recolectó basura del interior y exterior del inmueble que utilizan los alpinistas para resguardarse