/ viernes 7 de agosto de 2020

En Veracruz también se prohibiría vender comida chatarra a niños

El municipio de Córdoba cuenta con 15 reportes de escuelas que no cumplen los lineamientos establecidos para la venta de comida y bebidas

Diputados locales consideraron como una posibilidad aplicar una reforma a la ley local en la que se prohíba a menores de edad la venta de bebidas azucaradas y alimentos envasados con alto contenido calórico, tal y como se aprobó en el Congreso de Oaxaca con la modificación a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de aquel estado.

Sin embargo, mencionaron que es un exceso que se pretendan aplicar multas a la persona que decida regalarle un dulce o alimento en alto contenido calórico a un menor de edad.

En la entidad ya se cuenta con una prohibición similar en la Ley que Regula el Funcionamiento de las Cooperativas Escolares en Escuelas de Nivel Básico en el Estado de Veracruz, misma que fue aprobada por el pleno en junio de 2019, y en la que se establece que en las cooperativas escolares no se pueden ofrecer alimentos no nutritivos.

La diputada local del PAN, Montserrat Ortega Ruiz, consideró como excesivo que en la modificación que se realizó a la Ley de Oaxaca se incluyan multas para quien o quienes regalen dulces o alimentos con alto contenido calórico a los menores.

"En la modificación quedan exentos de los padres o tutores. Se me hace un poco excesivo, ya que estamos hablando de que van a aplicar multas a quien en algún momento dado le regale, done un dulce, un helado que tenga un alto contenido calórico", dijo.

Contrario a ello, mencionó que se debería regular que los alimentos tengan etiquetas muy claras, que se especifique cuando un producto tenga un alto contenido calórico, que no exista publicidad engañosa y que cada padre o madre pueda decidir con qué alimenta a su hijo, hija o adolescente.

"Necesitamos ser más estrictos porque definitivamente en México tenemos muy elevados índices de obesidad infantil y enfermedades que tienen que ver con el sobrepeso, desde lo personal considero excesivo que si a alguien le regala un dulce a un menor sea multado, no veo que en la Comisión de la Niñez entremos en este tipo de temas", expresó.

El diputado de Morena, Víctor Vargas Barrientos, indicó que en la entidad se podría aplicar una iniciativa similar, con el fin de regular la alimentación que reciben los menores.

"Leí la iniciativa y me parece excelente, hay que cuidar y regular la alimentación de nuestros niños y niñas", expuso.

Refirió que se tendría que realizar una valoración, ya que en las escuelas se podría restringir la venta de alimentos poco saludables, pero desde casa la responsabilidad caería en los padres o tutores.

El legislador del PRI, Jorge Moreno Salinas, señaló que las iniciativas positivas se deben adoptar, sobre todo cuando se trata de cuidar su salud y evitar la obesidad y la diabetes, las cuales están relacionadas con el consumo de alimentos insanos.

Puntualizó que se trata de un tema que debe ser analizado por las autoridades de salud y educación, quienes deben determinar algunas de las medidas que se pueden aplicar para disminuir o detener el consumo de mencionados tipos de alimentos.

"Es un absurdo que en las escuelas vendan cosas chatarra, deben vender fruta, licuados, otro tipo de productos que sirvan para mejorar la alimentación de los menores", comentó.

En su opinión, sí se podría plantear un iniciativa similar en la entidad, considerando las características regionales y las acciones que de tendrían que aplicar en el caso local, "es algo bueno y que puede prosperar en una iniciativa en el Congreso de Veracruz".

LO QUE DICE LA LEY

De acuerdo con la Ley que Regula el Funcionamiento de las Cooperativas Escolares en Escuelas de Nivel Básico en el Estado de Veracruz, aprobada en junio de 2019 en el Congreso local las cooperativas de las escuelas están impedidas para vender alimentos chatarra.

Conforme a lo establecido en el Capítulo del Expendio de Alimentos y Bebidas en las Cooperativas Escolares se establece que los planteles de educación básica, deben proteger y asegurar el pleno ejercicio de los derechos fundamentales de las niñas y niños a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud y educación.

Asimismo, deben establecer los estándares mínimos generales para la regulación de la venta de alimentos y bebidas en las cooperativas escolares; coadyuvar en la modificación de hábitos de consumo y alimentación de los alumnos de educación básica fomentando una alimentación saludable y correcta; y asegurar la oferta de alimentos saludables que contribuyan al sano desarrollo de los educandos de nivel básico.

De la misma forma tendrán que prohibir la venta de productos con alto contenido calórico y escaso valor nutricional que, por sus ingredientes o procesos de producción, causen daño en la salud, sin importar su nivel de consumo, así como procurar la venta de productos elaborados naturalmente, que provengan preferentemente de productores regionales y que promuevan el consumo de alimentos saludables.

Las cooperativas escolares deberán atender lo siguiente en la oferta de los productos que expendan: Eliminar en la producción de los alimentos que expendan, la utilización de grasas trans, grasas saturadas, y utilizar aceites vegetales como el de cártamo, canola, oliva natural y soya; y disminuir el consumo de azúcares para la preparación de alimentos y bebidas.

Ante ello, se prohíbe la venta de: refrescos y bebidas azucaradas, jugos de frutas con azúcares añadidas, yogurt para beber, bebidas con soya y azúcar, leche entera o evaporada; productos excedidos en sal como las palomitas de maíz con mantequilla, cualquier tipo de alimento que para su preparación requiera ser frito; comida chatarra, alimentos procesados, con alto contenido de grasa, carbohidratos y aquellos alimentos que puedan causar obesidad, diabetes o enfermedades cardiovasculares; y cacahuates, oleaginosas preparadas con harina, aceite o sal ya sean de producción industrial o casera, así como los embutidos, flanes, pastelillos, frutas en almíbar y helados.

LAS ESCUELAS

Conforme al reporte de la plataforma nacional “Mi Escuela Saludable”, correspondiente al ciclo escolar 2018-2019, padres de familia y alumnos reportaron a 249 instituciones educativas, tanto públicas, de Veracruz por vender refrescos y comida chatarra dentro de sus tiendas escolares.

Contrario a ello, sólo dos instituciones obtuvieron reportes positivos respecto a la venta de productos saludables. Siendo éstas, la escuela primaria “José María Morelos y Pavón”, localizada en el municipio de Veracruz, y el instituto preescolar “Luis Donaldo Colosio Murrieta”, en Xalapa.

El reporte indica que en instituciones localizadas en 62 municipios de la entidad persiste la venta de refrescos y comida chatarra, no se cuenta con oferta suficiente de fruta y verdura; además de que se reporta la ausencia de la figura del Comité de Establecimientos de Consumo Escolar, mismo que tiene la atribución de regular la oferta de alimentos y bebidas.

En el documento se establece que los municipios donde se registraron más reportes respecto a las escuelas que incumplen con los lineamientos establecidos para la venta de comida y bebidas fueron: Veracruz con 41, Xalapa con 21, Coatzacoalcos con 20, Orizaba con 15, así como Poza Rica y Córdoba con 12.

Diputados locales consideraron como una posibilidad aplicar una reforma a la ley local en la que se prohíba a menores de edad la venta de bebidas azucaradas y alimentos envasados con alto contenido calórico, tal y como se aprobó en el Congreso de Oaxaca con la modificación a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de aquel estado.

Sin embargo, mencionaron que es un exceso que se pretendan aplicar multas a la persona que decida regalarle un dulce o alimento en alto contenido calórico a un menor de edad.

En la entidad ya se cuenta con una prohibición similar en la Ley que Regula el Funcionamiento de las Cooperativas Escolares en Escuelas de Nivel Básico en el Estado de Veracruz, misma que fue aprobada por el pleno en junio de 2019, y en la que se establece que en las cooperativas escolares no se pueden ofrecer alimentos no nutritivos.

La diputada local del PAN, Montserrat Ortega Ruiz, consideró como excesivo que en la modificación que se realizó a la Ley de Oaxaca se incluyan multas para quien o quienes regalen dulces o alimentos con alto contenido calórico a los menores.

"En la modificación quedan exentos de los padres o tutores. Se me hace un poco excesivo, ya que estamos hablando de que van a aplicar multas a quien en algún momento dado le regale, done un dulce, un helado que tenga un alto contenido calórico", dijo.

Contrario a ello, mencionó que se debería regular que los alimentos tengan etiquetas muy claras, que se especifique cuando un producto tenga un alto contenido calórico, que no exista publicidad engañosa y que cada padre o madre pueda decidir con qué alimenta a su hijo, hija o adolescente.

"Necesitamos ser más estrictos porque definitivamente en México tenemos muy elevados índices de obesidad infantil y enfermedades que tienen que ver con el sobrepeso, desde lo personal considero excesivo que si a alguien le regala un dulce a un menor sea multado, no veo que en la Comisión de la Niñez entremos en este tipo de temas", expresó.

El diputado de Morena, Víctor Vargas Barrientos, indicó que en la entidad se podría aplicar una iniciativa similar, con el fin de regular la alimentación que reciben los menores.

"Leí la iniciativa y me parece excelente, hay que cuidar y regular la alimentación de nuestros niños y niñas", expuso.

Refirió que se tendría que realizar una valoración, ya que en las escuelas se podría restringir la venta de alimentos poco saludables, pero desde casa la responsabilidad caería en los padres o tutores.

El legislador del PRI, Jorge Moreno Salinas, señaló que las iniciativas positivas se deben adoptar, sobre todo cuando se trata de cuidar su salud y evitar la obesidad y la diabetes, las cuales están relacionadas con el consumo de alimentos insanos.

Puntualizó que se trata de un tema que debe ser analizado por las autoridades de salud y educación, quienes deben determinar algunas de las medidas que se pueden aplicar para disminuir o detener el consumo de mencionados tipos de alimentos.

"Es un absurdo que en las escuelas vendan cosas chatarra, deben vender fruta, licuados, otro tipo de productos que sirvan para mejorar la alimentación de los menores", comentó.

En su opinión, sí se podría plantear un iniciativa similar en la entidad, considerando las características regionales y las acciones que de tendrían que aplicar en el caso local, "es algo bueno y que puede prosperar en una iniciativa en el Congreso de Veracruz".

LO QUE DICE LA LEY

De acuerdo con la Ley que Regula el Funcionamiento de las Cooperativas Escolares en Escuelas de Nivel Básico en el Estado de Veracruz, aprobada en junio de 2019 en el Congreso local las cooperativas de las escuelas están impedidas para vender alimentos chatarra.

Conforme a lo establecido en el Capítulo del Expendio de Alimentos y Bebidas en las Cooperativas Escolares se establece que los planteles de educación básica, deben proteger y asegurar el pleno ejercicio de los derechos fundamentales de las niñas y niños a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud y educación.

Asimismo, deben establecer los estándares mínimos generales para la regulación de la venta de alimentos y bebidas en las cooperativas escolares; coadyuvar en la modificación de hábitos de consumo y alimentación de los alumnos de educación básica fomentando una alimentación saludable y correcta; y asegurar la oferta de alimentos saludables que contribuyan al sano desarrollo de los educandos de nivel básico.

De la misma forma tendrán que prohibir la venta de productos con alto contenido calórico y escaso valor nutricional que, por sus ingredientes o procesos de producción, causen daño en la salud, sin importar su nivel de consumo, así como procurar la venta de productos elaborados naturalmente, que provengan preferentemente de productores regionales y que promuevan el consumo de alimentos saludables.

Las cooperativas escolares deberán atender lo siguiente en la oferta de los productos que expendan: Eliminar en la producción de los alimentos que expendan, la utilización de grasas trans, grasas saturadas, y utilizar aceites vegetales como el de cártamo, canola, oliva natural y soya; y disminuir el consumo de azúcares para la preparación de alimentos y bebidas.

Ante ello, se prohíbe la venta de: refrescos y bebidas azucaradas, jugos de frutas con azúcares añadidas, yogurt para beber, bebidas con soya y azúcar, leche entera o evaporada; productos excedidos en sal como las palomitas de maíz con mantequilla, cualquier tipo de alimento que para su preparación requiera ser frito; comida chatarra, alimentos procesados, con alto contenido de grasa, carbohidratos y aquellos alimentos que puedan causar obesidad, diabetes o enfermedades cardiovasculares; y cacahuates, oleaginosas preparadas con harina, aceite o sal ya sean de producción industrial o casera, así como los embutidos, flanes, pastelillos, frutas en almíbar y helados.

LAS ESCUELAS

Conforme al reporte de la plataforma nacional “Mi Escuela Saludable”, correspondiente al ciclo escolar 2018-2019, padres de familia y alumnos reportaron a 249 instituciones educativas, tanto públicas, de Veracruz por vender refrescos y comida chatarra dentro de sus tiendas escolares.

Contrario a ello, sólo dos instituciones obtuvieron reportes positivos respecto a la venta de productos saludables. Siendo éstas, la escuela primaria “José María Morelos y Pavón”, localizada en el municipio de Veracruz, y el instituto preescolar “Luis Donaldo Colosio Murrieta”, en Xalapa.

El reporte indica que en instituciones localizadas en 62 municipios de la entidad persiste la venta de refrescos y comida chatarra, no se cuenta con oferta suficiente de fruta y verdura; además de que se reporta la ausencia de la figura del Comité de Establecimientos de Consumo Escolar, mismo que tiene la atribución de regular la oferta de alimentos y bebidas.

En el documento se establece que los municipios donde se registraron más reportes respecto a las escuelas que incumplen con los lineamientos establecidos para la venta de comida y bebidas fueron: Veracruz con 41, Xalapa con 21, Coatzacoalcos con 20, Orizaba con 15, así como Poza Rica y Córdoba con 12.

Local

No se te olvide ir preparando tus tamales, aquí te decimos como

Te tocó el “muñequito” no tienes que preocuparte y solo debes acudir con una persona que se encargue de preparar tamales para que puedas elegir la opción que más prefieras

Local

Licitará Sefiplan 1200 mdp en obras para zonas de alta marginación

Mil 100 millones de pesos corresponden a los recursos de adelanto que lograron a través de un crédito con cargo al Fondo de Aportaciones para Infraestructura Social

Local

Carecen de agua en Cuautlapan; bloquean carretera Federal

Comentaron que el lunes esperan reunión con el alcalde de la ciudad

Mundo

Papa Francisco se solidariza con Indonesia tras sismo y accidente de Boeing

"Expreso mi solidaridad con la población de Indonesia. Rezo por los muertos, los heridos y aquellos que han perdido sus hogares y trabajos", señaló el papa argentino

Local

No se te olvide ir preparando tus tamales, aquí te decimos cómo

Te tocó el “muñequito” no tienes que preocuparte y solo debes acudir con una persona que se encargue de preparar tamales para que puedas elegir la opción que más prefieras

Local

Licitará Sefiplan 1200 mdp en obras para zonas de alta marginación

Mil 100 millones de pesos corresponden a los recursos de adelanto que lograron a través de un crédito con cargo al Fondo de Aportaciones para Infraestructura Social

Local

Prueba Covid-19, desde 160 hasta 2 mil pesos

Las pruebas ya se realizan en más farmacias y laboratorios de Xalapa y cuestan hasta mil 200 pesos

Sociedad

Mueren 6 mil 740 por coronavirus en una semana

El director de Promoción de la Salud indicó que la letalidad del virus también creció en nuestro país

Sociedad

Alerta por interés del crimen organizado ante vacuna Covid

El plan del Presidente de distribuir las vacunas a los lugares más apartados como programas sociales es un dilema de seguridad