/ jueves 7 de marzo de 2019

Museo Tatsugoro, alberga más de 800 ejemplares de bonsái

Antes de fungir como museo era una colección privada; los bonsái que se encuentran tienen desde los 5 hasta 500 años

Fortín de las Flores, Ver.- Ubicado en el fraccionamiento de Fortín de las Flores se encuentra el museo Tatsugoro, que es uno de los museos de árboles bonsái más importantes de Latinoamérica y que alberga aproximadamente 800 ejemplares.

A la entrada se pueden observar varios perros que han sido adoptados de las calles los cuales resguardan el lugar. Además se puede escuchar una melodía instrumental oriental que te transporta a los lugares de donde son originarios los bonsáis.

Los colores rojo, amarillo, morado y rosa resaltan entre el follaje verde de los árboles que a simple vista parecen sencillos, pero que al conocer su historia, procedencia y cuidados, se verá que estos son más que pequeños árboles, son piezas muy importantes de exhibición de un museo natural al aire libre.

Mario Ros Sánchez, propietario del museo Tatsugoro, mencionó que antes de fungir como museo era una colección privada y que luego de leer un libro regalado sobre la historia de estos pequeños ejemplares decidió abrir al público su más preciado resguardo y hoy día son 10 años de exhibición 100% natural.

Cabe aclarar que los bonsái que se encuentran ahí tienen desde los 5 hasta los 500 años de edad.

Ahuehuetes, laureles, hules, olivos, juníperos, olmos chinos, maples, fresnos, piracantos, palo dulce, buganvilias, árboles frutales como limón y frambuesa, eleagnus, pino negro, mejorana y pinos son algunos de los árboles que podremos encontrar en el lugar.

Durante el recorrido por los estrechos pasillos del museo, debes prestar atención al lugar porque además de los ejemplares, podrás ver piezas de piedra como: cabeza olmeca, iguanas, búhos y budas los cuales ponen un ambiente natural y oriental.

Los bonsái tienen una placa con su nombre el cual se les brinda por el follaje, tamaño o precedencia.

Si se camina un poco más allá de los árboles, podemos encontrar un pequeño sitio adaptado como un jardín oriental, y si se guarda silencio se podrá percibir el sonido de la fuente del lugar que llena el estanque de los peces Koi.

El Museo Tatsugoro ha recibido visita de turistas de: Los Cabos, Tijuana, Brasil, Argentina, China, y Europa, entre otros. Miguel Ros dice que todos ellos expresan lo bello del sitio y el exhaustivo cuidado que ponen los trabajadores en cada uno de los bonsái.

El propietario del museo, señaló que los bonsái son de un delicado cuidado, y que todos los días deben de regarse a una distancia que no dañe su pequeño follaje, así como cada 2 o 3 años deben de sacar el árbol de la maceta para cortar la raíz y hacer cambio de sustrato que funge como tierra de los bonsái, que es un material volcánico que los cubre de las plagas.

Uno de los árboles bonsái más representativos del lugar es el Águila Azteca, nombrado de esta forma porque con sus ramas forma la cabeza de dicha ave el cual tiene aproximadamente 500 años y se encuentra debajo de un domo que lo cubre de las inclemencias del clima.

Sin duda alguna el museo del bonsái Tatsugoro es uno de los lugares de la zona más bellos y relajantes, el cual vale la pena visitar y conocer debido a la naturaleza de estos pequeños arboles, ¿Ya lo conoces?.

Fortín de las Flores, Ver.- Ubicado en el fraccionamiento de Fortín de las Flores se encuentra el museo Tatsugoro, que es uno de los museos de árboles bonsái más importantes de Latinoamérica y que alberga aproximadamente 800 ejemplares.

A la entrada se pueden observar varios perros que han sido adoptados de las calles los cuales resguardan el lugar. Además se puede escuchar una melodía instrumental oriental que te transporta a los lugares de donde son originarios los bonsáis.

Los colores rojo, amarillo, morado y rosa resaltan entre el follaje verde de los árboles que a simple vista parecen sencillos, pero que al conocer su historia, procedencia y cuidados, se verá que estos son más que pequeños árboles, son piezas muy importantes de exhibición de un museo natural al aire libre.

Mario Ros Sánchez, propietario del museo Tatsugoro, mencionó que antes de fungir como museo era una colección privada y que luego de leer un libro regalado sobre la historia de estos pequeños ejemplares decidió abrir al público su más preciado resguardo y hoy día son 10 años de exhibición 100% natural.

Cabe aclarar que los bonsái que se encuentran ahí tienen desde los 5 hasta los 500 años de edad.

Ahuehuetes, laureles, hules, olivos, juníperos, olmos chinos, maples, fresnos, piracantos, palo dulce, buganvilias, árboles frutales como limón y frambuesa, eleagnus, pino negro, mejorana y pinos son algunos de los árboles que podremos encontrar en el lugar.

Durante el recorrido por los estrechos pasillos del museo, debes prestar atención al lugar porque además de los ejemplares, podrás ver piezas de piedra como: cabeza olmeca, iguanas, búhos y budas los cuales ponen un ambiente natural y oriental.

Los bonsái tienen una placa con su nombre el cual se les brinda por el follaje, tamaño o precedencia.

Si se camina un poco más allá de los árboles, podemos encontrar un pequeño sitio adaptado como un jardín oriental, y si se guarda silencio se podrá percibir el sonido de la fuente del lugar que llena el estanque de los peces Koi.

El Museo Tatsugoro ha recibido visita de turistas de: Los Cabos, Tijuana, Brasil, Argentina, China, y Europa, entre otros. Miguel Ros dice que todos ellos expresan lo bello del sitio y el exhaustivo cuidado que ponen los trabajadores en cada uno de los bonsái.

El propietario del museo, señaló que los bonsái son de un delicado cuidado, y que todos los días deben de regarse a una distancia que no dañe su pequeño follaje, así como cada 2 o 3 años deben de sacar el árbol de la maceta para cortar la raíz y hacer cambio de sustrato que funge como tierra de los bonsái, que es un material volcánico que los cubre de las plagas.

Uno de los árboles bonsái más representativos del lugar es el Águila Azteca, nombrado de esta forma porque con sus ramas forma la cabeza de dicha ave el cual tiene aproximadamente 500 años y se encuentra debajo de un domo que lo cubre de las inclemencias del clima.

Sin duda alguna el museo del bonsái Tatsugoro es uno de los lugares de la zona más bellos y relajantes, el cual vale la pena visitar y conocer debido a la naturaleza de estos pequeños arboles, ¿Ya lo conoces?.

Policiaca

Capturan a secuestrador; intentó darse a la fuga

Una mujer de entre 25 y 30 años y un taxista, son sus cómplices pero alcanzaron a darse a la fuga

Local

Migrantes han disminuido viajes en tren a raíz de caravanas

Se ha notado una disminución importante en los patios de Coatzacoalcos y Tierra Blanca en donde se concentra el flujo de centroamericanos.

Local

Denuncia alcaldesa violencia de género por parte del síndico

Indicó que todas las acusaciones del síndico sobre presuntos desvíos de recursos y corrupción derivan de que no soporta que una mujer sea la autoridad en el municipio

Policiaca

Capturan presunto secuestrador; intentó "levantar" a dentista

Una mujer de entre 25 y 30 años y un taxista, son sus cómplices pero alcanzaron a darse a la fuga

Local

Denuncia alcaldesa violencia de género por parte del síndico

Indicó que todas las acusaciones del síndico sobre presuntos desvíos de recursos y corrupción derivan de que no soporta que una mujer sea la autoridad en el municipio

Local

Alumnos de la UTCV estudiarán en Francia

Juan Manuel Arzola Castro recibió en sus oficinas a los padres de familia de los 3 afortunados estudiantes, esto con la finalidad de explicarles los protocolos

Local

Sanean con drenaje sanitario colonia Reforma, en Mariano Escobedo

Señaló que así como esta colonia, otras del municipio se han visto beneficiadas con obras que tienen que ver con mejorar la calidad de vida.

Policiaca

Intenta pareja secuestrar a otro taxista

La pareja de hombre y mujer fue señalada en meses anteriores de cometer el mismo tipo de ilícito en agravio de taxistas de Río Blanco

Local

Cabildo aprueba ampliación de auditorio; ciudadanos y ambientalistas alegan ecocidino

Miembros del actual patronato dieron a conocer su postura ante la ampliación del auditorio en el auditorio