/ lunes 25 de mayo de 2020

Negocios cerrados y continúan llegando recibos de luz altos

Los empresarios se quejan de la situación "ya no sabemos qué hacer ni cuándo va a acabar esto" lamentan

En medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19, negocios de la entidad han tenido que pagar recibos de luz más altos que bimestres anteriores. Con sus locales cerrados o trabajando al mínimo, los empresarios veracruzanos no solamente no han visto reducciones significativas en sus recibos, sino que muchos han tenido que pagar cuotas más altas que en los bimestres en los que la operación de sus empresas era total.

Zapaterías, restaurantes, pastelerías, talleres, antojerías, ningún giro se ha escapado las tarifas que la Comisión Federal de Electricidad ha impuesto durante una temporada en la que la crisis económica amenaza con hacer cerrar muchos de estos negocios.

A pesar de no estar trabajando, el recibo de luz en la zapatería propiedad de Esteban Martínez se incrementó en más del 100%, lo que implicó un duro golpe a la economía del comerciante xalapeño que vio caer en su totalidad sus ingresos debido a la emergencia sanitaria.

Teniendo encima a acreedores, el pago de sus deudas y la renta de los dos locales que ocupa en el centro de Xalapa recibió hace unos días el recibo de luz por más de 4 mil pesos, cuando el bimestre pasado pagó mil 500 pesos. Abrón, ya me llegó el recibo y se elevó de mil 500 a cuatro mil 500 pesos. Estamos cerrados y aún así me llegó. Ya no sabemos qué hacer, lamentó.

Explicó que en su caso “tiene encima” ya el pago de los dos locales de renta, que en total suman más de 40 mil pesos para este mes, además de que ya recibió una requisición del banco en el que le piden liquidar los adeudos. Sin embargo, reconoce que en el caso del crédito que tiene ese pago tendrá que esperar porque el dinero no alcanza, por lo que sólo pagará los intereses en espera de que pueda volver a abrir las puertas de la zapatería.

Problema es de muchos

Anwar Ramos Sánchez, empresario del municipio de Coscomatepec de Bravo, esperaba que este bimestre el servicio de luz eléctrica tuviera una disminución considerable, ya que el “Fandanguito”, restaurante bar de su propiedad, lleva casi dos meses cerrado. No obstante, al llegar el recibo notó que no solo no había disminuido, sino que se incrementó en poco más de 100 pesos a pesar de que los aparatos eléctricos no se utilizaron y las luces se mantuvieron apagadas.

Precisó que en el bimestre previo, en el que la actividad del negocio fue total, pagó mil 698 pesos de energía eléctrica, mientras que este bimestre, con el cierre total de actividades tuvo que derogar mil 803 pesos. Indicó que aunque el aumento no fue mucho, fue sorpresivo porque el consumo de luz fue significativamente menos. “Las luces están apagadas, los equipos están apagados, no se usan los proyectores así que nosotros pensamos que dentro de lo que se consideraba como pérdidas no iban a ser tantas en temas como el de la luz y que incluso ahí se tendía una reducción que ayudaría a compensar lo demás, pero no. Llegó el recibo y no sólo no bajó, sino que aumentó. Eso llamó la atención”, indicó. Ramos Sánchez dijo que al notar esto decidió hacerlo público a través de su cuenta de Facebook y fue ahí cuando descubrió que ese mismo problema lo estaban enfrentando otros negocios en el municipio que permanecían cerrados o que habían disminuido su carga de trabajo ante la falta de clientes.

Foto: Cortesía | Eco Tecnologías de Fortín

La microempresa “Alebrijes” de Larissa Moreno apenas estaba consolidándose en un local establecido cuando la contingencia llegó a Veracruz y obligó a bajar el ritmo de trabajo de la antojeria, incluso a mantener cerrado algunos días. A estas dificultades se sumó una más: el recibo de luz. Y es que el monto del servicio se incrementó considerablemente y de manera inexplicable, ya que aunque Alebrijes sigue operando, trabajan en un horario reducido y solo para llevar o entregar a domicilio. “Me salí de mi trabajo y quise emprender. Ahora sin dinero estable sólo me mantengo de lo que vendemos y ha sido bastante complicado”, cuenta la joven psicóloga.

Explica que el local ubicado en la calle de Tuero Molina, en el puerto de Veracruz, lo ocupa desde enero pasado cuando abrió las puertas el negocio de esquites, elotes, pambazos y aguas de colores. El primer recibo de luz que tuvo el negocio fue de 2 mil 500 pesos trabajando por las tardes de 5 a 10 de la noche con un refri y un microondas.

Sí se nos hizo mucho, pero nos explicaron que como era servicio comercial esas eran las tarifas y lo pagamos”. Sin embargo, este mes el recibo llegó de 3 mil 100 pesos, es decir, 600 pesos más caro que el bimestre anterior a pesar de que por la contingencia decidieron reducir horarios e incluso se han mantenido cerrados algunos domingos.

Cobros son injustos

Alberto Romero vive en la colonia Aguacatal y dice que el último recibo le llegó 300 pesos más caro, en comparación del anterior. Junto con su esposa, se dedican a la venta de repostería y a causa de la cuarentena las ventas disminuyeron desde hace casi dos meses.

Lo anterior trajo como consecuencia que los instrumentos eléctricos para la elaboración de pan los dejaran de usar casi en la totalidad todos los días, sin embargo, en lugar de bajar el recibo subió durante el último bimestre.

Anteriormente estaba acostumbrado a un aproximado de 400 pesos por bimestre y aunque dijo que en apariencia 300 para algunos no puede ser mucho, la realidad es que representa casi el doble y que difícilmente se puede pagar porque se trata de recursos que se necesitan para los gastos esenciales del hogar en esta temporada.

La comerciante Julia Ramos, quien se dedica a la venta de diversos artículos en el Pasaje Revolución, no se encuentra satisfecha con el recibo de luz que le llegó en este bimestre. El último pago que realizó fue de mil 571 pesos y aunque normalmente paga alrededor de 2 mil, pensó que en esta ocasión le llegaría de menos, pues durante los últimos dos meses cerró casi 15 días seguidos a causa de la contingencia sanitaria por coronavirus.

No hay con qué pagar

En el caso de Rosa Luna, vecina de la colonia Ampliación América, su recibo de luz tuvo una disminución durante el último bimestre, aunque no como lo esperaba. En su casa, uno de sus hijos instaló un taller de aluminio y durante el tiempo que lleva la cuarentena los trabajos han disminuido notablemente, al grado de que la herramienta que requiere de energía eléctrica se ha utilizado muy poco.

El recibo anterior le llegó de mil 125 pesos y el actual de mil 71.84, lo que representa apenas una disminución de 53.16 pesos. Dijo que las actividades en el taller de aluminio han bajado.

Foto: Cortesía | Eco Tecnologías de Fortín

En el sur del estado los recibos llegan de $13 mil

En Coatzacoalcos y la región, el alza a los recibos de energía eléctrica son constantes, a pesar de que la mayoría de los negocios se encuentran cerrados por la cuarentena, aseguró Jerónimo Zárate Rodríguez, coordinador regional del Movimiento Nacional de Transporte Multimodal, quien sostuvo que hay recibos de luz por más de 13 mil pesos.

No bajaron para nada a pesar de la inactividad del sector comercial

El cobro excesivo por el servicio de energía eléctrica no es nuevo en aquel municipio, asegura, ya que desde hace algunos años los recibos llegan muy elevados provocando incluso el cierre de negocios.

Uno de los casos más recientes fue el de un hotel que tuvo que bajar sus cortinas de manera definitiva debido a que su propietario no pudo pagar una cuenta que se le hizo excesiva por la falta de recursos.

Sostuvo que es increíble que la Comisión Federal de Electricidad intenté cobrar esas tarifas, cuando por otro lado es visible la gran cantidad de locales cerrados desde el inicio de la cuarentena. Recordó que en la colonia Petrolera, de Coatzacoalcos, no fueron retirados por la CFE medidores de luz a las viviendas. En esa colonia también hay comercios que se encuentran cerrados temporalmente e incluso sí les llegó la misma tarifa de hace dos meses. “La situación es similar en Minatitlán, Cosoleacaque, Nanchital y otros municipios de esa región. Los ingresos económicos se encuentran muy debilitados en Coatzacoalcos, además por la inseguridad, por lo que es necesario que la CFE reflexione y cobre lo justo por el servicio que brinda”, precisó.

Alberto Sánchez López, titular de Resistencia Civil Minatitlán, coincidió en denunciar los abusos en los aumento que les está pegando durísimo a todos en la región. “Tenemos quejas de empresarios y de particulares que tienen que pagar un recibo carísimo y además de lo caro, el mal servicio”, refirió.

Vecinos de la colonia Petrolera se quejan de cobros de CFE | Cortesia de Vecinos

Agregó que hasta ahora uno de los mayores abusos es el caso de un empresario, cuyo consumo bimestral solía estar en el rango de los 4 mil y en esta ocasión su factura asciende a 20 mil pesos. “Eso es inexplicable”.

Con información de Miguel Salazar

En medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19, negocios de la entidad han tenido que pagar recibos de luz más altos que bimestres anteriores. Con sus locales cerrados o trabajando al mínimo, los empresarios veracruzanos no solamente no han visto reducciones significativas en sus recibos, sino que muchos han tenido que pagar cuotas más altas que en los bimestres en los que la operación de sus empresas era total.

Zapaterías, restaurantes, pastelerías, talleres, antojerías, ningún giro se ha escapado las tarifas que la Comisión Federal de Electricidad ha impuesto durante una temporada en la que la crisis económica amenaza con hacer cerrar muchos de estos negocios.

A pesar de no estar trabajando, el recibo de luz en la zapatería propiedad de Esteban Martínez se incrementó en más del 100%, lo que implicó un duro golpe a la economía del comerciante xalapeño que vio caer en su totalidad sus ingresos debido a la emergencia sanitaria.

Teniendo encima a acreedores, el pago de sus deudas y la renta de los dos locales que ocupa en el centro de Xalapa recibió hace unos días el recibo de luz por más de 4 mil pesos, cuando el bimestre pasado pagó mil 500 pesos. Abrón, ya me llegó el recibo y se elevó de mil 500 a cuatro mil 500 pesos. Estamos cerrados y aún así me llegó. Ya no sabemos qué hacer, lamentó.

Explicó que en su caso “tiene encima” ya el pago de los dos locales de renta, que en total suman más de 40 mil pesos para este mes, además de que ya recibió una requisición del banco en el que le piden liquidar los adeudos. Sin embargo, reconoce que en el caso del crédito que tiene ese pago tendrá que esperar porque el dinero no alcanza, por lo que sólo pagará los intereses en espera de que pueda volver a abrir las puertas de la zapatería.

Problema es de muchos

Anwar Ramos Sánchez, empresario del municipio de Coscomatepec de Bravo, esperaba que este bimestre el servicio de luz eléctrica tuviera una disminución considerable, ya que el “Fandanguito”, restaurante bar de su propiedad, lleva casi dos meses cerrado. No obstante, al llegar el recibo notó que no solo no había disminuido, sino que se incrementó en poco más de 100 pesos a pesar de que los aparatos eléctricos no se utilizaron y las luces se mantuvieron apagadas.

Precisó que en el bimestre previo, en el que la actividad del negocio fue total, pagó mil 698 pesos de energía eléctrica, mientras que este bimestre, con el cierre total de actividades tuvo que derogar mil 803 pesos. Indicó que aunque el aumento no fue mucho, fue sorpresivo porque el consumo de luz fue significativamente menos. “Las luces están apagadas, los equipos están apagados, no se usan los proyectores así que nosotros pensamos que dentro de lo que se consideraba como pérdidas no iban a ser tantas en temas como el de la luz y que incluso ahí se tendía una reducción que ayudaría a compensar lo demás, pero no. Llegó el recibo y no sólo no bajó, sino que aumentó. Eso llamó la atención”, indicó. Ramos Sánchez dijo que al notar esto decidió hacerlo público a través de su cuenta de Facebook y fue ahí cuando descubrió que ese mismo problema lo estaban enfrentando otros negocios en el municipio que permanecían cerrados o que habían disminuido su carga de trabajo ante la falta de clientes.

Foto: Cortesía | Eco Tecnologías de Fortín

La microempresa “Alebrijes” de Larissa Moreno apenas estaba consolidándose en un local establecido cuando la contingencia llegó a Veracruz y obligó a bajar el ritmo de trabajo de la antojeria, incluso a mantener cerrado algunos días. A estas dificultades se sumó una más: el recibo de luz. Y es que el monto del servicio se incrementó considerablemente y de manera inexplicable, ya que aunque Alebrijes sigue operando, trabajan en un horario reducido y solo para llevar o entregar a domicilio. “Me salí de mi trabajo y quise emprender. Ahora sin dinero estable sólo me mantengo de lo que vendemos y ha sido bastante complicado”, cuenta la joven psicóloga.

Explica que el local ubicado en la calle de Tuero Molina, en el puerto de Veracruz, lo ocupa desde enero pasado cuando abrió las puertas el negocio de esquites, elotes, pambazos y aguas de colores. El primer recibo de luz que tuvo el negocio fue de 2 mil 500 pesos trabajando por las tardes de 5 a 10 de la noche con un refri y un microondas.

Sí se nos hizo mucho, pero nos explicaron que como era servicio comercial esas eran las tarifas y lo pagamos”. Sin embargo, este mes el recibo llegó de 3 mil 100 pesos, es decir, 600 pesos más caro que el bimestre anterior a pesar de que por la contingencia decidieron reducir horarios e incluso se han mantenido cerrados algunos domingos.

Cobros son injustos

Alberto Romero vive en la colonia Aguacatal y dice que el último recibo le llegó 300 pesos más caro, en comparación del anterior. Junto con su esposa, se dedican a la venta de repostería y a causa de la cuarentena las ventas disminuyeron desde hace casi dos meses.

Lo anterior trajo como consecuencia que los instrumentos eléctricos para la elaboración de pan los dejaran de usar casi en la totalidad todos los días, sin embargo, en lugar de bajar el recibo subió durante el último bimestre.

Anteriormente estaba acostumbrado a un aproximado de 400 pesos por bimestre y aunque dijo que en apariencia 300 para algunos no puede ser mucho, la realidad es que representa casi el doble y que difícilmente se puede pagar porque se trata de recursos que se necesitan para los gastos esenciales del hogar en esta temporada.

La comerciante Julia Ramos, quien se dedica a la venta de diversos artículos en el Pasaje Revolución, no se encuentra satisfecha con el recibo de luz que le llegó en este bimestre. El último pago que realizó fue de mil 571 pesos y aunque normalmente paga alrededor de 2 mil, pensó que en esta ocasión le llegaría de menos, pues durante los últimos dos meses cerró casi 15 días seguidos a causa de la contingencia sanitaria por coronavirus.

No hay con qué pagar

En el caso de Rosa Luna, vecina de la colonia Ampliación América, su recibo de luz tuvo una disminución durante el último bimestre, aunque no como lo esperaba. En su casa, uno de sus hijos instaló un taller de aluminio y durante el tiempo que lleva la cuarentena los trabajos han disminuido notablemente, al grado de que la herramienta que requiere de energía eléctrica se ha utilizado muy poco.

El recibo anterior le llegó de mil 125 pesos y el actual de mil 71.84, lo que representa apenas una disminución de 53.16 pesos. Dijo que las actividades en el taller de aluminio han bajado.

Foto: Cortesía | Eco Tecnologías de Fortín

En el sur del estado los recibos llegan de $13 mil

En Coatzacoalcos y la región, el alza a los recibos de energía eléctrica son constantes, a pesar de que la mayoría de los negocios se encuentran cerrados por la cuarentena, aseguró Jerónimo Zárate Rodríguez, coordinador regional del Movimiento Nacional de Transporte Multimodal, quien sostuvo que hay recibos de luz por más de 13 mil pesos.

No bajaron para nada a pesar de la inactividad del sector comercial

El cobro excesivo por el servicio de energía eléctrica no es nuevo en aquel municipio, asegura, ya que desde hace algunos años los recibos llegan muy elevados provocando incluso el cierre de negocios.

Uno de los casos más recientes fue el de un hotel que tuvo que bajar sus cortinas de manera definitiva debido a que su propietario no pudo pagar una cuenta que se le hizo excesiva por la falta de recursos.

Sostuvo que es increíble que la Comisión Federal de Electricidad intenté cobrar esas tarifas, cuando por otro lado es visible la gran cantidad de locales cerrados desde el inicio de la cuarentena. Recordó que en la colonia Petrolera, de Coatzacoalcos, no fueron retirados por la CFE medidores de luz a las viviendas. En esa colonia también hay comercios que se encuentran cerrados temporalmente e incluso sí les llegó la misma tarifa de hace dos meses. “La situación es similar en Minatitlán, Cosoleacaque, Nanchital y otros municipios de esa región. Los ingresos económicos se encuentran muy debilitados en Coatzacoalcos, además por la inseguridad, por lo que es necesario que la CFE reflexione y cobre lo justo por el servicio que brinda”, precisó.

Alberto Sánchez López, titular de Resistencia Civil Minatitlán, coincidió en denunciar los abusos en los aumento que les está pegando durísimo a todos en la región. “Tenemos quejas de empresarios y de particulares que tienen que pagar un recibo carísimo y además de lo caro, el mal servicio”, refirió.

Vecinos de la colonia Petrolera se quejan de cobros de CFE | Cortesia de Vecinos

Agregó que hasta ahora uno de los mayores abusos es el caso de un empresario, cuyo consumo bimestral solía estar en el rango de los 4 mil y en esta ocasión su factura asciende a 20 mil pesos. “Eso es inexplicable”.

Con información de Miguel Salazar

Local

El PRI en Veracruz pide juicio político contra Ramos Alor

Marlon Ramírez Marín, dio a conocer que solicitará al Congreso local juicio político en contra del titular de la Secretaría de Salud

Local

De seguir la desobediencia ciudadana, se cerrará nuevamente la ciudad: PC

A pesar de haber más de 500 personas contagiadas por este virus, se continúa viendo a la ciudadanía en las calles sin el uso del cubrebocas

Policiaca

[Video] Hallan a hombre muerto en su casa, al parecer por Covid-19

El hallazgo se dio en una casa que se ubicada en avenida 12 y calle 26 de la colonia Toxpan

Local

El PRI en Veracruz pide juicio político contra Ramos Alor

Marlon Ramírez Marín, dio a conocer que solicitará al Congreso local juicio político en contra del titular de la Secretaría de Salud

Sociedad

Se forma depresión tropical "Cinco-E" y llega a costas de Guerrero

En las próximas horas, la Onda Tropical Número 13, asociada con dicha depresión, generará lluvias intensas en áreas de Guerrero, Michoacán y Oaxaca

Mundo

Fiscalía boliviana acusa a Evo Morales de terrorismo y pide su detención

Morales es investigado en el denominado "Caso Audio", una grabación telefónica en la que una voz que se atribuye al expresidente insta a bloquear ciudades

Sociedad

Epidemia de Covid-19 podría alargarse hasta marzo o abril 2021: Gatell

La llegada de la temporada de influenza en el otoño y un probable repunte de contagios por coronavirus podría prolongarla

Policiaca

[Video] Hallan a hombre muerto en su casa, al parecer por Covid-19

El hallazgo se dio en una casa que se ubicada en avenida 12 y calle 26 de la colonia Toxpan

Mundo

Bolsonaro se somete a nuevo test por sospecha de coronavirus

El Presidente de Brasil informó que se hizo una una radiografía del pulmón "y está limpio"