/ lunes 13 de mayo de 2019

Nuevos créditos a municipios y el que lesiona

En las penúltimas décadas el siglo XX los créditos a municipios eran poco requeridos, con el tiempo fueron adquiriendo importancia, la banca comercial y la de desarrollo vio una franja de rentabilidad de alto espectro, pues habría colocaciones importantes con una garantía liquida; que fácilmente lo aprobaban los comités de crédito y para los funcionarios bancarios les representaban bonos valiosos en sus haberes.

Resultaba cómodo para los municipios pedir prestado y a los congresos estatales autorizarlos, que preocuparse por mejorar sus leyes para obtener mayores ingresos a su hacienda pública, ¿por qué molestar a la ciudadanía? Sin embargo, en el tiempo la capacidad de endeudamiento se gastó (dijeran los yucatecos), aparecieron nuevas normas como la Ley de Disciplina Financiera, que lo acotó a su balance presupuestario de recursos propios, con resultados previsibles.

La factura que no quisieron realizar con mejora de sus ingresos propios ahora la pagan indirectamente los ciudadanos con menos erario para satisfacer los servicios públicos; me refiero a seguridad pública, alumbrado, agua y sus servicios colaterales, limpia pública y sus servicios colaterales, panteones, rastro, etcétera.

Las participaciones federales de los municipios (también aplica al Estado) están pignoradas y los que gozan de las utilidades son las entidades financieras, cuyas utilidades son milemillonarias.

Tenga usted la plena seguridad que como ciudadano no le importa, pero como cita un algoritmo mercadotécnico, pero si le importa, ya que falta agua, hay baches innumerables, asaltos, levantones, derechos de piso y una abultada nómina de gasto corriente en entes públicos; lo ve, pero piensa que es problema de la autoridad. Sí lo es, pero su solución le afecta. Ejemplo: La razón del hombre de agruparse fue básicamente para alimentarse, estar seguros, dentro de estos conceptos, importancia tiene el agua, por eso encontramos los principales asientos poblacionales en torno de ríos y mares.

La referencia es que en un municipio existe el problema de escasez del suministro del agua potable porque no hay bombeo; las máquinas están descompuestas por falta de mantenimiento, ahora la autoridad no tiene recursos para repararlas.

Resultado: la población exige solución al gobierno, éste no tiene con qué hacerle frente, le pide al estado y a la Federación y a nadie le importa, sólo repercute a los ciudadanos.

Si no tuviéramos gobierno, todos se cooperarían y seguro superarían esta vicisitud, pero como el gobierno no tiene recursos por la alta nómina y el servicio de la deuda que tiene que atender, le falla al pueblo.

México es uno de los países de la OCDE con la menor recaudación, qué decir de los municipios de Veracruz; sus ingresos están muy por debajo de otros estados, no obstante que cuentan con el impuesto predial y el catastro.

Pero se necesita continuar con el gobierno en marcha y se requiere dinero, pero como no lo tiene por los puntos citados (nómina y servicio de deuda), lo fácil es pedir lo que se puede. ¿Qué es lo que se puede? Se puede pedir anticipo sobre ingresos futuros, afortunadamente acotados a la administración y así pedimos nuestros haberes del Ramo 33, en este caso el FAIS, para el estado el FAISE y para los municipios el FAISEM.

El Congreso acaba de autorizar el 25% de este ingreso, por lo que falta de la administración, pagadero a 2024 para el estado y 2021 para los municipios; para el primero mil 540 millones de pesos y para los segundos, 5 mil 185 millones, contratables en 2019 y 2020.

La implementación se hará bajo los lineamientos emitidos por la hoy secretaría del Bienestar. El FAIS se constituye con el 2.5294% de la RCFP (Recaudación Federal Participable) y forma parte del Ramo 33 Coordinado.

Que de acuerdo con la Ley General de Coordinación en su artículo 33 se deberá beneficiar directamente a la población con pobreza extrema, en localidades con alto nivel de rezago social.

Ahora la banca comercial estará lista para ganarse otra lanita; los funcionarios que logren la colocación recibirán jugosos bonos y quién sabe de qué nivel será la corrupción del otro lado con la 4a. Transformación, habemus dinerus y obra para los marginados.

A claro que este tipo de créditos no es nuevo, hay municipios que en años anteriores lo dispusieron con éxito y beneficio para la sociedad, una de las ventajas es que se puede planear la obra y se obtienen mejores precios de los proveedores y contratistas.

Pero la pregunta es: ¿Qué pasa con los anteriores créditos?, uno en especial que ha lacerado la hacienda pública municipal, me refiero al F998: Pero, ¿qué es?

¡Es el financiamiento bursátil otorgado a los municipios de Veracruz por el gran público inversionista!

Fideicomiso 998 que administra el crédito otorgado en 2008 a los municipios, por la genialidad de Fidel Herrera y del no menos iluminado Javier Duarte que incursionaron como pioneros ante el gran público inversionista e hicieron la gran colocación en la bolsa mexicana por mil 350 millones de pesos.

Como estaba rico Fidel, les donó un peso de los que hubieran aceptado, los endrogó en UDIS.

Del préstamo recibido, a esta fecha lo han pagado con creces totalmente, pero deben más.

Tema del cual hablaré la siguiente semana, verdaderamente es una carga financiera muy grande para 199 municipios que tomaron esta oferta. Y que no saben ni siquiera de qué les descuenta, cuánto deben y por qué reciben remanentes.

En las penúltimas décadas el siglo XX los créditos a municipios eran poco requeridos, con el tiempo fueron adquiriendo importancia, la banca comercial y la de desarrollo vio una franja de rentabilidad de alto espectro, pues habría colocaciones importantes con una garantía liquida; que fácilmente lo aprobaban los comités de crédito y para los funcionarios bancarios les representaban bonos valiosos en sus haberes.

Resultaba cómodo para los municipios pedir prestado y a los congresos estatales autorizarlos, que preocuparse por mejorar sus leyes para obtener mayores ingresos a su hacienda pública, ¿por qué molestar a la ciudadanía? Sin embargo, en el tiempo la capacidad de endeudamiento se gastó (dijeran los yucatecos), aparecieron nuevas normas como la Ley de Disciplina Financiera, que lo acotó a su balance presupuestario de recursos propios, con resultados previsibles.

La factura que no quisieron realizar con mejora de sus ingresos propios ahora la pagan indirectamente los ciudadanos con menos erario para satisfacer los servicios públicos; me refiero a seguridad pública, alumbrado, agua y sus servicios colaterales, limpia pública y sus servicios colaterales, panteones, rastro, etcétera.

Las participaciones federales de los municipios (también aplica al Estado) están pignoradas y los que gozan de las utilidades son las entidades financieras, cuyas utilidades son milemillonarias.

Tenga usted la plena seguridad que como ciudadano no le importa, pero como cita un algoritmo mercadotécnico, pero si le importa, ya que falta agua, hay baches innumerables, asaltos, levantones, derechos de piso y una abultada nómina de gasto corriente en entes públicos; lo ve, pero piensa que es problema de la autoridad. Sí lo es, pero su solución le afecta. Ejemplo: La razón del hombre de agruparse fue básicamente para alimentarse, estar seguros, dentro de estos conceptos, importancia tiene el agua, por eso encontramos los principales asientos poblacionales en torno de ríos y mares.

La referencia es que en un municipio existe el problema de escasez del suministro del agua potable porque no hay bombeo; las máquinas están descompuestas por falta de mantenimiento, ahora la autoridad no tiene recursos para repararlas.

Resultado: la población exige solución al gobierno, éste no tiene con qué hacerle frente, le pide al estado y a la Federación y a nadie le importa, sólo repercute a los ciudadanos.

Si no tuviéramos gobierno, todos se cooperarían y seguro superarían esta vicisitud, pero como el gobierno no tiene recursos por la alta nómina y el servicio de la deuda que tiene que atender, le falla al pueblo.

México es uno de los países de la OCDE con la menor recaudación, qué decir de los municipios de Veracruz; sus ingresos están muy por debajo de otros estados, no obstante que cuentan con el impuesto predial y el catastro.

Pero se necesita continuar con el gobierno en marcha y se requiere dinero, pero como no lo tiene por los puntos citados (nómina y servicio de deuda), lo fácil es pedir lo que se puede. ¿Qué es lo que se puede? Se puede pedir anticipo sobre ingresos futuros, afortunadamente acotados a la administración y así pedimos nuestros haberes del Ramo 33, en este caso el FAIS, para el estado el FAISE y para los municipios el FAISEM.

El Congreso acaba de autorizar el 25% de este ingreso, por lo que falta de la administración, pagadero a 2024 para el estado y 2021 para los municipios; para el primero mil 540 millones de pesos y para los segundos, 5 mil 185 millones, contratables en 2019 y 2020.

La implementación se hará bajo los lineamientos emitidos por la hoy secretaría del Bienestar. El FAIS se constituye con el 2.5294% de la RCFP (Recaudación Federal Participable) y forma parte del Ramo 33 Coordinado.

Que de acuerdo con la Ley General de Coordinación en su artículo 33 se deberá beneficiar directamente a la población con pobreza extrema, en localidades con alto nivel de rezago social.

Ahora la banca comercial estará lista para ganarse otra lanita; los funcionarios que logren la colocación recibirán jugosos bonos y quién sabe de qué nivel será la corrupción del otro lado con la 4a. Transformación, habemus dinerus y obra para los marginados.

A claro que este tipo de créditos no es nuevo, hay municipios que en años anteriores lo dispusieron con éxito y beneficio para la sociedad, una de las ventajas es que se puede planear la obra y se obtienen mejores precios de los proveedores y contratistas.

Pero la pregunta es: ¿Qué pasa con los anteriores créditos?, uno en especial que ha lacerado la hacienda pública municipal, me refiero al F998: Pero, ¿qué es?

¡Es el financiamiento bursátil otorgado a los municipios de Veracruz por el gran público inversionista!

Fideicomiso 998 que administra el crédito otorgado en 2008 a los municipios, por la genialidad de Fidel Herrera y del no menos iluminado Javier Duarte que incursionaron como pioneros ante el gran público inversionista e hicieron la gran colocación en la bolsa mexicana por mil 350 millones de pesos.

Como estaba rico Fidel, les donó un peso de los que hubieran aceptado, los endrogó en UDIS.

Del préstamo recibido, a esta fecha lo han pagado con creces totalmente, pero deben más.

Tema del cual hablaré la siguiente semana, verdaderamente es una carga financiera muy grande para 199 municipios que tomaron esta oferta. Y que no saben ni siquiera de qué les descuenta, cuánto deben y por qué reciben remanentes.

lunes 01 de julio de 2019

Quienes ganan

lunes 10 de junio de 2019

Tambores de cambio

lunes 29 de abril de 2019

Oaxaca, mejor recaudador

lunes 22 de mayo de 2017

Apuntes sobre finanzas

lunes 08 de mayo de 2017

Apuntes sobre finanzas

lunes 17 de abril de 2017

Apuntes sobre finanzas

lunes 10 de abril de 2017

Apuntes sobre finanzas

lunes 03 de abril de 2017

Apuntes sobre finanzas

Cargar Más