/ viernes 17 de mayo de 2019

SSTEEV: nada nuevo

Este miércoles, en el marco del Día del Maestro, el gobernador Cuitláhuac García presentó el Programa de Créditos al Consumo “Va por Veracruz”, una opción de préstamos a través del Seguro Social de los Trabajadores de la Educación del Estado de Veracruz (SSTEEV), con una tasa de interés menor a la que ofrecen las compañías financieras.

Con ello, dijo, se pretende no sólo rescatar a esta institución, que ofrece otros beneficios al magisterio, sino que además se impulsará al sector comercial, resaltando que los empresarios participantes serán cien por ciento veracruzanos, lo que reactivará la economía regional. Según detalló, mediante esta estrategia se contempla que la capacidad crediticia sea de 50 millones de pesos en la primera etapa, y hasta de 104 millones en una segunda fase, con más de 120 mil potenciales clientes.

Al parecer sorprendieron al mandatario estatal “vendiéndole” esta falsa novedad, pues en el SSTEEV ya existen los créditos blandos desde administraciones anteriores, e incluso cuenta con una cadena de farmacias y hasta con tiendas de aparatos electrodomésticos.

El SSTEEV fue creado en 1945 durante el régimen del gobernador Jorge Cerdán pero no recibe recursos del gobierno estatal sino que se sostiene con las cuotas que aportan los más de 80 mil maestros veracruzanos, a los cuales se les descuenta de su sueldo base un 0.5 por ciento (cuota administrativa) y una cuota de 39 pesos destinada a la reserva para el pago de las pólizas de retiro y defunción, ya que en caso de fallecer el trabajador se beneficia a sus deudos. A ello se suman otros ingresos propios por ventas de sus farmacias y tiendas de electrodomésticos, por los arrendamientos de inmuebles y estacionamientos de su propiedad, y por préstamos a corto plazo y por la inversión de sus recursos.

Actualmente el SSTEEV es sostenido con las cuotas de maestros y trabajadores de 34 sindicatos estatales, entre ellos los tres de la Universidad Veracruzana (Fesapauv, Setsuv y Afecuv).

A finales de 2016, a pesar del saqueo de la administración duartista, el SSTEEV, bajo la dirección de Ricardo Olivares Pineda, incrementó en más de cien por ciento su patrimonio, al pasar de 180 a 380 millones de pesos, y sus bienes inmuebles se duplicaron de 10 a 20, dejando finanzas sanas y una reserva técnica de 80 millones de pesos, la cual se vio afectada en el bienio yunista por la inexperiencia de sus directivos y la mala calendarización de los pagos programados de pólizas y otras prestaciones.

Además arrastra el financiamiento de un fondo de beneficios complementarios que se creó en 1995 mediante un estudio actuarial incorrecto, generándole un déficit que rebasaría los 300 millones de pesos.

Este miércoles, en el marco del Día del Maestro, el gobernador Cuitláhuac García presentó el Programa de Créditos al Consumo “Va por Veracruz”, una opción de préstamos a través del Seguro Social de los Trabajadores de la Educación del Estado de Veracruz (SSTEEV), con una tasa de interés menor a la que ofrecen las compañías financieras.

Con ello, dijo, se pretende no sólo rescatar a esta institución, que ofrece otros beneficios al magisterio, sino que además se impulsará al sector comercial, resaltando que los empresarios participantes serán cien por ciento veracruzanos, lo que reactivará la economía regional. Según detalló, mediante esta estrategia se contempla que la capacidad crediticia sea de 50 millones de pesos en la primera etapa, y hasta de 104 millones en una segunda fase, con más de 120 mil potenciales clientes.

Al parecer sorprendieron al mandatario estatal “vendiéndole” esta falsa novedad, pues en el SSTEEV ya existen los créditos blandos desde administraciones anteriores, e incluso cuenta con una cadena de farmacias y hasta con tiendas de aparatos electrodomésticos.

El SSTEEV fue creado en 1945 durante el régimen del gobernador Jorge Cerdán pero no recibe recursos del gobierno estatal sino que se sostiene con las cuotas que aportan los más de 80 mil maestros veracruzanos, a los cuales se les descuenta de su sueldo base un 0.5 por ciento (cuota administrativa) y una cuota de 39 pesos destinada a la reserva para el pago de las pólizas de retiro y defunción, ya que en caso de fallecer el trabajador se beneficia a sus deudos. A ello se suman otros ingresos propios por ventas de sus farmacias y tiendas de electrodomésticos, por los arrendamientos de inmuebles y estacionamientos de su propiedad, y por préstamos a corto plazo y por la inversión de sus recursos.

Actualmente el SSTEEV es sostenido con las cuotas de maestros y trabajadores de 34 sindicatos estatales, entre ellos los tres de la Universidad Veracruzana (Fesapauv, Setsuv y Afecuv).

A finales de 2016, a pesar del saqueo de la administración duartista, el SSTEEV, bajo la dirección de Ricardo Olivares Pineda, incrementó en más de cien por ciento su patrimonio, al pasar de 180 a 380 millones de pesos, y sus bienes inmuebles se duplicaron de 10 a 20, dejando finanzas sanas y una reserva técnica de 80 millones de pesos, la cual se vio afectada en el bienio yunista por la inexperiencia de sus directivos y la mala calendarización de los pagos programados de pólizas y otras prestaciones.

Además arrastra el financiamiento de un fondo de beneficios complementarios que se creó en 1995 mediante un estudio actuarial incorrecto, generándole un déficit que rebasaría los 300 millones de pesos.

lunes 01 de julio de 2019

Zenyazen: no ve ni oye

viernes 28 de junio de 2019

Negociazo en tecnológicos

jueves 27 de junio de 2019

Cuitláhuac: lunes negro

martes 11 de junio de 2019

Veracruz: ¿continuará la 4T?

lunes 10 de junio de 2019

Nassón: sus otras ‘víctimas’

viernes 07 de junio de 2019

Yunes: a rendir cuentas

miércoles 05 de junio de 2019

Infiltrados en Veracruz

miércoles 29 de mayo de 2019

Cazarín veta a Portilla

martes 28 de mayo de 2019

Los afectos de AMLO

lunes 27 de mayo de 2019

Ahued, senador incómodo

Cargar Más